Una de mis festividades favoritas del mes de marzo es la de San Patricio, santo patrón de Irlanda. Desde que puedo recordar he soñado con vivirla alguna vez en Dublín, donde lo celebran durante casi toda una semana con un gran festival y desfiles en los que la gente marcha vestida de verde.

Como hasta ahora no he tenido esa oportunidad, siempre intento preparar algún postre vinculado con la misma, y soñar con que algún día seré yo la que recorra las calles de Dublín (o de algún pueblecito irlandés) vestida totalmente de verde.

alma-cupcakes

Este año, cómo no, prepararé unos cupcakes de cerveza negra con chocolate. Es una de las recetas más populares para festejar el día de San Patricio ya que la cerveza Guinness, una de las mejores para preparar estos cupcakes, es ya casi un símbolo nacional irlandés.

Te recomiendo prepararlos con un buen cacao amargo (no vale una bebida soluble al cacao ni cacao para hacer a la taza, tiene que ser cacao puro sin azúcar añadido) y servirlos acompañados de un buen vaso de Guinness. ¡Verás que no sobra ni uno!

Cupcakes de cerveza negra y chocolate

125 ml de cerveza negra (tipo Guinness)
125 g de mantequilla sin sal
40 g de cacao en polvo sin azúcar
100 g de azúcar moreno
100 g de azúcar blanco
1 huevo
½ cucharadita de extracto de vainilla
60 ml de leche
1 cucharadita de zumo de limón
140 g de harina
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1/4 de cucharadita de levadura

Crema de queso

300g de azúcar glacé seda
125g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
125g de queso tipo Philadelphia
Precalentamos el horno a 180 °C (160 °C si tiene ventilador). Preparamos las cápsulas de cupcakes en la bandeja.

Mezclamos la leche con el zumo de limón y dejamos reposar entre 5 y 10 minutos.

Calentamos la mantequilla en un cazo junto con la cerveza. Cuando se funda la mantequilla, retiramos del fuego e incorporamos el azúcar. Batimos bien y añadimos los huevos y mezclamos de nuevo. Añadimos la leche y reservamos. Por otro lado tamizamos juntos la harina, la levadura, el cacao y el bicarbonato. Añadimos los ingredientes líquidos a los secos , batiendo hasta que todos los ingredientes estén incorporados.

alma

Repartimos 1 cucharada de masa en cada cápsula (yo uso la cuchara de helado de 49 mm de diámetro). Nunca hemos de llenarlas más de 2/3. Horneamos 20-22 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salgan unas poquitas migas (muy poquitas) pegadas. Dejamos templar en el molde y luego sobre una rejilla.

alma-cup

Para preparar la crema batimos a máxima velocidad, con la batidora de varillas, la mantequilla pomada con el azúcar glacé seda bien tamizado. Finalmente incorporamos el queso y batimos.

No hay comentarios

Dejar comentario