Si estáis pensando en hacer alguna escapada de fin de semana, hoy quiero mencionar un destino muy cercano a nuestro país, que no sé si será por esa decadencia que respiran tanto la ciudad como sus elegantes barrios y villas señoriales y que contrasta con calles estrechas y callejones viejos, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Os hablo de la bella Oporto, la segunda ciudad más grande Portugal por detrás de Lisboa y situada al norte de Portugal junto a la desembocadura del río Duero, por lo que en pocas horas de avión o incluso en coche podréis disfrutar de una escapada perfecta y disfrutar de Oporto.
Si os gusta lo que habéis leído hasta ahora continuad haciéndolo mientras nos adentramos en la belleza de sus calles y lugares de interés, eso sí, Oporto tiene bastantes zonas en pendiente, así que escoged un look cómodo para vuestros días en esta ciudad. Una buena opción para recorrer las ciudades mientras hacemos turismo es recurrir a unos vaqueros cómodos, en esta ocasión, dado que estamos en noviembre, una camisa y encima un jersey serán suficientes para recorrer la ciudad, una chaqueta tipo parka o impermeable os vendrá de maravilla para protegeros de la humedad y es que, al estar a orillas del Duero, la humedad es elevada.

oportolook1

Para empezar la ruta por la ciudad acercaros hasta la Plaza de la Libertad, que es por así decirlo el centro de la ciudad, es la plaza más importante de la ciudad y comunica el Oporto antiguo con el moderno. En el centro de esta plaza está la estatua ecuestre del rey Pedro IV, que además está mostrando la Carta Constitucional al pueblo. Esta plaza conduce a la Avenida de los Aliados, repleta de edificios modernistas de principios del siglo XX, entre los que se encuentra el Ayuntamiento. A escasos metros de esta plaza encontraréis la Torre de los Clérigos y la estación de San Bento, pero antes de continuar la ruta y abandonar esta plaza no dejéis de visitar el McDonald’s que se encuentra en la misma, os asombrará y encantará su peculiar decoración modernista, aunque si se os hace la hora de comer en esta plaza en cualquiera de los restaurantes que hay podréis probar la francesinha, un plato típico de Portugal, nada ligero pero espectacular, es un sándwich elaborado con jamón, queso, salchicha fresca, filete de ternera y huevo entre otros ingredientes, ¡no os dejará indiferentes!

Continuando con el recorrido por Oporto, en esta zona podéis visitar la Catedral de la Sé de Oporto, el edificio religioso más importante de la ciudad y situada junto a las murallas que en la antigüedad protegían la ciudad. La catedral y el claustro son visita obligada, ya que la catedral está declarada Monumento Nacional. En el centro de la plaza donde está la catedral hay una columna que se utilizaba para colgar a los criminales.

oportoiglesia

Cerca de la catedral se encuentra el Palacio de la Bolsa, sede de la Asociación Comercial de Oporto. Como otros edificios, el Palacio de la Bolsa se construyó sobre un convento de los franciscanos que se destruyó en un incendio. Este edificio está declarado Monumento Nacional.
En el interior está el Patio de las Naciones, un gran patio central cubierto por una estructura de vidrio que deja pasar luz natural al espacio. El acceso a las plantas superiores se hace a través de una imponente escalera de mármol y granito. Una vez en las plantas superiores, se pueden visitar diferentes salas, aunque sin duda la más importante es la Sala Árabe, más de 300 metros cuadrados de espacio inspirados en la Alhambra. La visita a este palacio es una de las más recomendables de la ciudad.

En esta zona también, están la Iglesia y la Torre de los Clérigos de estilo barroco, también considerados uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. La torre que forma este conjunto es la más alta de Portugal con 76 metros de altura y más de 200 escalones, desde lo alto obtendréis unas maravillosas vistas de la ciudad. Mientras subís fijaros en las 49 campanas que forman un gran carrillón de concierto.
Un edificio por el que seguro que pasaréis varias veces será la estación de San Bento, una antigua estación de trenes construida a principios del siglo IX sobre los restos del antiguo convento de San Bento del Ave María, de ahí su nombre. Por fuera es un señorial edificio, aunque la sorpresa está en su interior, y es que el hall del edificio está cubierto por más de 20.000 azulejos que narran la historia de Portugal.

oportocalle

Antes de pasar a descubrir otra zona de la ciudad, no podéis iros de Oporto sin visitar la Librería Lello e Irmao, está considerada como la librería más bella de Europa, se trata de un edificio de estilo neogótico construido en 1906, pero lo espectacular de la librería no está en su exterior sino en el interior, y es que hay multitud de detalles antiguos, además de estanterías de madera llenas de libros y una impresionante escalera doble de madera labrada en el centro de la librería y una vidriera en el techo que proyecta luz natural sobre esta zona de la librería, dándole un toque mágico al espacio, tan mágico que aquí se han rodado algunas escenas de las películas de Harry Potter, os asegura que vale la pena la visita.
Desde esta parte de la ciudad, podréis acceder a la Rua Santa Catarina, la zona comercial más importante de Oporto, aunque la ciudad no sea un epicentro de tiendas del más alto nivel, en esta calle encontraréis numerosas tiendas artesanales y de las marcas más comerciales, además del centro comercial Vía Catarina Shopping.

oporto-destino

Esta calle peatonal comienza en la Plaza de Batalha donde se encuentra la Iglesia de San Antonio de los Congregados y el Mercado de Bolhao, cerca de la Avenida de los Aliados, donde comprar fruta, verdura, pescado, flores, etc. El mercado cuenta con varias plantas y un patio central en torno al cual se distribuyen los comercios.
Se trata de un edificio de aspecto descuidado, pero también de uno de los más emblemáticos de la ciudad, constituyendo un punto de referencia donde vivir la auténtica Oporto.
Si aprovecháis para hacer algunas compras en esta zona, entonces casi parada obligatoria es acercarse hasta el Café Majestic, un precioso edificio de los años 20 que se convirtió en lugar de reunión de personajes ilustres de la época, además de fuente de inspiración para escritores y artistas, bajo el nombre de Café Élite. Estuvo cerrado más de 15 años, en 1983 el estado lo declaró Patrimonio Cultural y en 1994 de nuevo, abrió sus puertas, siendo lugar de reunión de locales y turistas donde tomar alguno de sus deliciosos dulces.

oporto-majestic-cafe

Otro barrio importante del casco histórico de Oporto es Ribeira, situado como indica su nombre en la ribera del río, donde el colorido de sus fachadas atrae la atención de todo aquel que visita Oporto y que dan a Vila Nova de Gaia, otra zona de la ciudad y en la orilla opuesta del Duero.
En este barrio destacan como monumentos la Casa Museo del poeta Guerra Junqueiro, la Iglesia San Lorenzo de Grilos que comenzó a construirse en el siglo XVI y no se terminó hasta el siglo XVIII. Esta iglesia destaca por su sencillez y por albergar el Museo de Arte Sacra y Arqueología de Oporto, aunque destaca más por el arte sacra que por la arqueología y la Casa do Infante, cuyo nombre se debe a que en este edificio nació Enrique el Navegante, una figura muy importante durante la época de los descubrimientos.

oportociudad

Justo enfrente de la zona de Ribeira, en la otra orilla del río Duero se encuentra la zona de Vila Nova de Gaia, que en realidad no forma parte de Oporto, sino que se trata de otra ciudad, aunque está tan cerca que parece que sea otra zona más. Dado que está a solo cruzar un puente, el de Luis I, vale la pena visitar Gaia por lo bonito y pintorescas de sus calles, además de porque las bodegas de la zona se encuentran en Vila Nova de Gaia. En estas bodegas se envejece desde hace cientos de años el vino fortificado más famoso del mundo, el Oporto. La principal diferencia de este vino con el resto es que se le añade aguardiente para interrumpir la fermentación. Este vino conserva la dulzura original de la uva con un alto nivel de alcohol.

Las opciones para visitar bodegas en esta zona son amplias, aunque como bodegas destaca la Bodega Ramos Pinto, la bodega más famosa, Bodega Sondeman es la bodega más internacional y Bodegas Ferreira que, aunque no es la más famosa ni la más internacional, merece la pena visitar.
Después de visitar las bodegas y antes de que caiga la noche podéis dar un paseo por la orilla del río viendo la puesta de sol o dar un paseo en los “rabelos”, unos barcos de madera que se construyeron en origen para transportar los toneles de vino.
La última zona a visitar de Oporto, es la más alejada del centro histórico y también la más occidental de la ciudad, además de ser una de las zonas más caras de la ciudad, y es que se encuentra en un lugar privilegiado, bañada por el Océano Atlántico la zona conocida como Foz do Douro.

oportoplaya

En esta zona hay varios puntos que merece la pena visitar como la Casa da Música, los Jardines del Palacio de Cristal y la Fundación Serralves, además de algún museo como el Museo do Carro Eléctrico y el Museo Romántico.
La Casa da Música se sitúa en la zona de Boavista en la plaza de Alburquerque llena de jardines y en cuyo centro se encuentra el monumento a la Guerra Peninsular. La Casa da Música es una sala de conciertos que se construyó con la finalidad de incluirla en el proyecto “Oporto 2001: Capital Europea de la Cultura”, aunque su construcción terminó años más tarde. Constituye, en cualquier caso, un icono de la ciudad por ser la sede de la Orquesta Nacional de Oporto y su peculiar forma facetada y que alberga en su interior diversas salas de concierto, así como aulas para talleres, etc. Os recomiendo hacer la visita a este edificio que si por fuera llama la atención su interior no dejar indiferente por la diversidad de materiales escogidos para su construcción, entre los que destaca travertino, vidrio arrugado, metal, incluso rinde homenaje a la cultura portuguesa con una de sus salas recubierta del clásico azulejo azul.

Muy cerca de la Casa da Música se encuentra la Fundación Serralves, una institución cultural europea cuya misión es promover el arte contemporáneo y su entorno, albergando en el interior de este edifico moderno y funcional el museo de Arte Contemporáneo, además de un auditorio y unos impresionantes jardines.
A no mucha distancia están los Jardines del Palacio de Cristal que forman un espacio verde muy agradable y cuyas vistas privilegiadas de la ciudad y la desembocadura del Duero en el Atlántico merecen una visita.
Podéis terminar este recorrido por Oporto sin salir de la zona de Foz dando un paseo agradable por la orilla del río en dirección a Matosinhos, donde hay una playa espectacular por cierto, y veréis el Fuerte de San Juan Bautista construida para proteger la entrada a la ciudad por vía fluvial y dejando el océano a la izquierda el Castillo del Queso, conocida con ese nombre por su pequeña forma redonda, aunque originalmente se llama Fuerte de San Francisco Javier, y que permite disfrutar de una bonitas vista del agua rompiendo contra las rocas.

oportorio

Aunque la zona del centro se puede recorrer sin problema a pie, porque las distancias no son excesivamente largas, para desplazaros hacia la zona de Gaia, Ribeira o Foz el transporte público os servirá d ayuda, claro que otra opción es seguir alguna de las rutas en el bus turístico de la ciudad que además os va contando la historia de cada lugar que visitéis con una agradable música y muy pegadiza.
Si reserváis parte de la jornada a realizar algunas compras, como ya hemos dicho antes Oporto no es cuna de las tiendas de moda, pero si podéis encontrar algunas tiendas como Ltd Edition donde encontrar accesorios de marcas como Marni, Elie Saab, Gianvito Rossi, Michael Kors, Valentino… o Fashion Clinic, tienda multimarca para aquellos que buscan marcas de lujo, ambas están situadas en la zona de Aviz, una de las zonas más prestigiosas de Oporto.
Si por el contrario buscáis productos más propios de la zona en el “Galo Louco” encontraréis artesanía local, arte y gastronomía, todo en un espacio que combina productos antiguos con otros más modernos y de calidad.
Otra tienda especializada en productos gourmet es The Village, donde podrás comprar una cuidada selección de licores, galletas, tés, chocolates, mermeladas, conservas…

Una terminada la visita a la ciudad y las compras hechas, toca una ducha reconstituyente y disfrutar lo noche portuguesa. Si durante hemos elegido looks cómodos, por la noche vamos escoger algo más arreglado, pero igualmente fácil de llevar como un mono estampado con una chaqueta y unos zapatos con algo de tacón, tampoco mucho para que no nos resulte incómodo pasear por sus empinadas y adoquinadas calles.

oportolooknoche

Tanto para comer como para cenar, en Oporto tendréis varias alternativas, eso sí tened en cuenta que es una hora menos que en España y a alrededor de la 13:00h comen y las cenas se dan sobre las 20:00h, pero no os despistéis porque hay locales que a las 21:00h dejan de servir cenas, aunque no todos.
La gastronomía de Oporto se caracteriza por platos en los que el protagonista es el bacalao, otro plato típico son las tripas a moda do Porto, que es como una fabada con callos, muy populares también son las sopas, que sirven incluso en cadenas de comida rápida y cualquier plato con marisco.

Las raciones suelen ser bastante generosas, así que no pidáis demasiados platos y si pedís alguna bebida antes de comer o cenar, tened en cuenta que los aperitivos que os sacarán no están incluidos.
Las mejores zonas para salir a cenar son Ribeira, que es la zona más animada y con mayor número de restaurantes o la parte baja de la ciudad a orillas del Duero donde encontraréis multitud de tabernas donde degustar un plato típico y una buena cazuela de arroz con marisco.

Pero os voy a recomendar un sitio espectacular, el sitio no es muy grande y tampoco es el restaurante más elegante que os podáis encontrar, pero os aseguro que el olor de la comida os atraerá hacia él. Situado en la zona centro de la ciudad, muy cerca de la librería Lello e Irmao, frente a las vías del tranvía en Rua do Carmo, se encuentra A Tasquinha. Aquí podréis tomar platos a base de carne o pescado, pero sin duda uno de los mejores sitios para comer de Oporto, al menos para mí.
¡Espero que hayáis disfrutado de este paseo por Oporto y que os animéis a visitarla!

No hay comentarios

Dejar comentario