Hola!

Bienvenidos a mi rincón dulce en este blog. Si os gusta la repostería, lo más probable es que me conozcáis ya por alguno de mis programas de Canal Cocina, Divinity o por alguno de mis libros. Si no, me presento rápidamente: me llamo Alma Obregón, tengo 31 años y soy una adicta al dulce que se dedica en cuerpo y alma a la repostería.

Pues bien, desde hoy inauguro mi propia sección dulce en esta página. Desde aquí compartiré con vosotros mis recetas favoritas, os hablaré los rincones más apetitosos de las grandes ciudades europeas y haré todo lo posible para que vuestra vida sea cada día un poco más dulce.

Empiezo esta aventura con un post protagonizado por una receta que me vuelve loca… ¿estáis preparados?

¡Vamos allá!

Cada vez se acerca más el invierno, y los días se hacen más cortos y fríos. Por eso, empieza a apetecer encender el horno cada vez más y preparar postres deliciosos y que nos ayuden a entrar en calor con la bajada de temperaturas.

En este caso, os traigo un postre tradicional inglés del que estoy enamorada desde la primera vez que lo probé. Se trata del Sticky Toffee Pudding, o lo que sería lo mismo, el pudding de toffee pegajoso.
Ya sólo su nombre os puede dar una idea aproximada de lo que nos espera al hincar la cuchara en uno de estos maravillosos (y pegajosos) puddings. El sabor es de toffee, suave, y bien bien jugoso. Y la salsa está de morirse de buena.

Por cierto, no os asustéis al ver dátiles como ingrediente. Sé que a mucha gente no le gustan, pero es que este pudding no sabe en absoluto a dátiles. Sabe a un suave caramelo, y lo que realmente hacen los dátiles es aportarles su dulzor y jugosidad.

IMG_8472Para el pudding

225g de dátiles deshuesados
175ml de agua hirviendo
175g de harina
140g de azúcar moreno
1 cucharadita y ¾ de levadura química
1 cucharadita de bicarbonate sódico
2 huevos
85g de mantequilla blanda
2 cucharadas de melaza
100ml de leche

Para la salsa de toffee

175g de azúcar de caña integral (tipo panela)
50g de mantequilla pomada
225ml de nata de montar
1 cucharada de melaza

Cortamos en trozos los dátiles y los colocamos en un bol. Echamos encima el agua hiviendo y lo dejamos reposar 30 minutos, cubiertos. Los troceamos con un tenedor

Engrasamos las flaneras (metálicas o de cerámica) y precalentamos el horno a 180º.

Tamizamos la harina con el bicarbonato y la levadura. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar. Cuando blanquee incorporamos los huevos uno a uno y a continuación la melaza. Añadimos después la harina, alternándola con la leche.

Cuando tengamos una masa homogénea, añadimos los dátiles. Repartimos la masa entre las flaneras y horneamos entre 20 y 25 minutos.

Para preparar la salsa, calentamos la mitad de la nata con el azúcar y la mantequilla. Cuando empiece a hervir, añadimos la melaza y dejamos que hierva en torno a 3 minutos, o hasta que tenga un color toffee intenso. Retiramos del fuego y añadimos el resto de la nata.

Servimos los pudding calientes, dentro de las flaneras, con la salsa encima. También podemos desmoldarlos y servirlos bañados por la salsa.

¡Espero que os haya gustado! Espero vuestros comentarios!

6 Comentarios

  1. Hola Alma! Soy muy seguidora de tus recetas, blogs, programas etc… jejeje
    Me encanta esta receta y me he decidido a probarla en casa, pero tengo una duda:
    ¿Puedo sustituir la melaza por alguna otra cosa o es imprescindible? Es que no la encuentro en el super… Nunca la he usado y no se si es reemplazable por otro ingrediente
    Muchas gracias!!

  2. Hola Alma! Soy muy seguidora de tus recetas, programas etc…
    Me he decidido a hacer esta receta en casa pero tengo una dudita, ¿puedo sustituir la melaza por alguna otra cosa ? Es que no la encuentro en el super y no se si se podría o no cambiar.
    Muchas gracias!!!!

  3. hola!

    La melaza la encuentras en cualquier supermercado bajo el nombre “Miel de caña”, muchas veces también en la sección de productos dietéticos. Si aún así no la encuentras, puedes usar miel o sirope de arce, pero cambiará el sabor.

    Un beso

    Alma

  4. Hola!

    La melaza la encuentras en cualquier supermercado bajo el nombre “Miel de caña”, muchas veces también en la sección de productos dietéticos. Si aún así no la encuentras, puedes usar miel o sirope de arce, pero cambiará el sabor.

    Un beso

    Alma

  5. Tenía unos dátiles desde hace tiempo, no sabía qué hacer con ellos y me decidí a aprovecharlos con esta receta. He de decir varias cosas: no hay que llenar demasiado las flaneras (al hornear suben más de lo que pensaba), no probar el toffee del cazo porque…quema!!!!! Y, es adictivo!!!! (Si me descuido ni dejo para el pudding). El resultado final en cuanto a presencia y sabor es espectacular, como siempre las recetas de Alma nunca fallan. Muchísimas gracias por compartir

Dejar comentario