Uno de los atractivos turísticos que tiene la provincia de Valladolid es, sin duda, su patrimonio cultural.

En una corta escapada desde Madrid o en una ruta por esta provincia, quizás en un viaje de enoturismo por la Ribera del Duero, tendrás la oportunidad no solo de visitar bodega o ver castillos, sino también muy interesantes iglesias y monasterios.
A este respecto, te voy a sugerir algunas visitas a realizar.

Ermita románica de Urueña
Si aún no lo conoces, te diré que Urueña es un muy bonito pueblo amurallado situado en lo alto de una colina sobre la imponente planicie de Tierra de Campos, el cual se convirtió en la primera Villa del Libro de España.
A los pies del pueblo encuentras la encantadora ermita románica de la Anunciada, una curiosa muestra de estilo lombardo catalán.
Con sus orígenes en el siglo XI, su arquitectura muestra una gran sobriedad tanto exterior como interior, donde destaca su gran bóveda y el cimborrio octogonal sobre el crucero.
En tu ruta por Valladolid, si vas a Urueña, seguro que una de las imágenes que quedará impresa en tu memoria será la ermita con el pueblo amurallado en lo alto de la colina.

Iglesia mozárabe de Wamba
A partir de lo que ya conozco, puedo afirmar que una de las joyas arquitectónicas de la provincia de Valladolid es, sin duda, la iglesia mozárabe de Wamba, pequeña localidad situada muy cerca de la capital.
La parte más antigua de la iglesia es del siglo X, pero de entrada quiero destacarte su bonita portada románica del siglo XII, con arcos de herradura que no se sabe si realmente son mozárabes o visigodos.

En su interior te encuentras una cabecera que te recordará a la de las iglesias prerrománicas, con el característico iconostasis.
Como curiosidad, en una estancia del desaparecido claustro podrás ver un impresionante y muy tétrico osario en el que se estima hay calaveras de más de 1.500 personas, las cuales se remontan a entre los siglos XIV y XVII.

wamba

Iglesia mozárabe de San Cebrián de Mazote
Ahora bien, si realmente buscas ver una iglesia mozárabe, debes ir a San Cebrián de Mazote.
Considerado como el principal templo de este estilo arquitectónico en España, tiene sus orígenes en una iglesia visigoda del siglo VII sobre la que en el siglo X se montó la estructura mozárabe.
Realmente es en su interior donde podrás este estilo sobre todo en las arquerías de herradura que separan la nave central de las laterales.

La cabecera también muestra un gran arco de herradura y toda la decoración interior es muy sobria, una vez que en una de las restauraciones se eliminaron todos los añadidos barrocos.

sancebrian

Colegiata de Villagarcía de Campos
¿Sabías que en la provincia de Valladolid se encuentra el monasterio que tiene el sobrenombre del pequeño Escorial?
Se trata de la Colegiata de San Luis en el pueblo de Villagarcía de Campos, a unos 60 kilómetros de la capital.
De estilo renacentista herreriano (el arquitecto del monasterio de El Escorial participó en el proyecto), se terminó de construir en 1580.

Con una muy austera fachada típica de las iglesias franciscanas, congregación que en la actualidad regenta la colegiata, cuando visites su interior encontrarás rincones de una gran riqueza artística, destacando la Capilla del Relicario.
Te adelanto que seguro te impresionará ver una iglesia en miniatura con las paredes cubiertas de esculturas y pequeños relicarios, muchos de ellos conservando reliquias de santos.

Capilla de los Benavente en Olmedo
Finalmente, si buscas ver un rincón con una gran riqueza artística, en tu ruta por Valladolid no debes de dejar de ir a la Capilla de los Benavente, la cual se encuentra en la iglesia de Santa María, en el pueblo de Olmedo.
Este rincón es una de las capillas de la citada iglesia, la cual fue descrita por Eugenio D´Ors como la Capilla Sixtina del arte castellano.

benavente

La Capilla de los Benavente se empezó a construir en 1544 con el propósito de albergar sepulcros, y ahora en tu visita podrá ver una muy suntuosa decoración de esculturas en yeso que cubren sus paredes, con grandes escenas del Génesis y el Juicio Final.
Realmente te llevará tiempo ver en detalle cada una de dichas escenas, a las que accederás por una enorme y también muy artística reja.

No hay comentarios

Dejar comentario