Malta se posiciona cada año con más fuerza como destino ideal para despedidas de solter@s y que es uno de los lugares preferidos para la gente joven. Pero ¿qué la hace atractiva a este tipo de público? Su patrimonio, sus playas, su relativa facilidad de acceso y la tranquilidad de sus calles….Sí, todo eso es correcto pero lo que pone la guinda al pastel son sus precios. Así que tras contar varias y repetidas veces a amigos y familiares la reciente visita a Malta, caigo en la cuenta de que siempre acabamos hablando de los precios en el pequeño país maltés. Y es que, con la que está cayendo, últimamente no queda más remedio que mirar dónde y cómo gastar hasta el último céntimo.

Por eso vamos a detallaros los precios en Malta, sabiendo que el transporte, el alojamiento y la gastronomía son las 3 cosas en las que más solemos gastar durante nuestras vacaciones.

Transporte

Lo primero es llegar al país. Viendo los vuelos que llegan a Malta a través del aeropuerto de Luqa, encontramos varias compañías de Low Cost para los que busquen viajar con la opción más económica. Para los que no quieran pasar por las férreas y muchas veces abusivas condiciones de las compañías de Bajo Coste existen alternativas como Iberia, Lufthansa o la nacional Air Malta.
Planificando con tiempo el viaje encontraremos vuelos con precios que rondan los 50 o 60 € i/v en compañías como Vueling o Ryanair.

Una vez en tierra hay varias opciones para desplazarse de un punto a otro de la isla. Hay varias opciones:

Autobús público: Es la opción más económica. Malta posee una magnífica red de transporte público, todo el sistema de autobuses está centralizado en Valletta en donde encontramos un gran intercambiador, por lo que es probable que tengas que ir hasta aquí para poder hacer algún transbordo. En cuanto a los precios son bastante asequibles ofrecen billetes para todo el día por 2,60 € y un abono semanal por 12 €.

Taxis:  También es una buena opción, sobre todo si lo compartes con varias personas. Los precios son concertados por el gobierno maltés. El traslado desde el aeropuerto al hotel sale por algo menos de 20 €.

Coches:  Aunque existen muchas empresas de alquiler de coche y los precios son bastante asequibles (unos 20 € al día por un coche pequeño) puede que esta opción sea la menos aconsejada o por lo menos sólo apta para los más valientes.  Malta tiene uno de los mayores indices de siniestralidad de la Unión Europea, el tráfico es un poco caótico con límites de velocidad de 40 y 64 km/h que pocas veces se cumplen. A todo esto habría que sumar que la conducción es por por la izquierda y que en algunas zonas el estado de las carreteras es más que memorable.

Coches de caballos: Más que un medio de transporte podría decirse que es uno de los atractivos turísticos de Malta. Se puede concertar el precio antes de subirse a uno de estos coches que nos harán una visita por los rincones más emblemático.

malta-carro2

Barcas tradicionales: Al igual que los coches de caballos más que un medio de transporte es uno de los atractivos turísticos de las islas. Malta dispone de unas barcas muy típicas y coloridas que pasean al turista por la costa Maltesa. La brisa del mar y el poder ver los innumerables monumentos de la costa bien merecen el paseo que ofrecen estas barcas.

malta-barca

Alojamiento

En Malta existen multitud de hoteles aptos para todos los bolsillos. Opciones tan diferentes como los turistas que cada año visitan la isla. Desde los más modestos hoteles que cuestan menos de 20 € por persona y noche hasta los más lujosos con spa sólo para clientes con bolsillo generoso.

Durante nuestra estancia tuvimos la oportunidad de conocer el Palace, un gran hotel de 5* situado en Sliema muy cerca de la capital, en una zona tranquila pero con terrazas para comer o tomar copas a tan sólo 2 o 3 minutos andando. Si tu economía te lo permite no lo dudes este es tu hotel.

Pero hay otros hoteles de calidad parecida, como el Gillieru Harbour, de 4 estrellas y en primera linea de playa, en el que se puede disfrutar de alojamiento por 60 € al día

Gastronomía

El cruce de culturas de Malta y la tradición pesquera del pequeño país mediterráneo deja huella en su gastronomía. Por suerte, la influencia de la cercana Italia predomina sobre la cocina sajona. Como opción económica es recomendable visitar las “Pastizzerias” y las “Bakeries”. Se trata de pequeños locales donde comprar pizza y por 5 o 6 € tendréis una buena comida para llevar.
En carne, lo típico de Malta es el conejo, el pescado fresco (no dejéis de probar el carpaccio de atún) y la pasta fresca que encontraréis en casi todos los restaurantes. Un menú puede oscilar entre los  10 y 20 € por persona, pero es conveniente mirar los precios antes de entrar para evitar las sorpresas.

malta-vista

Por supuesto,  no toda la oferta gastronómica de Malta acaba aquí, también hay restaurantes para los más sibaritas. Lugares como The Ville en Sant Julian, donde además de una gran cocina, las vistas también dejan con la boca abierta al viajero. Eso sí, una cena en este restaurante puede salir por unos 50 € por persona.

Salir por la Noche

Multitud de terrazas esperan al visitante para tomarse un respiro y descansar junto a un helado o una refrescante Cisk, la típica cerveza de Malta, a precios bastantes asequibles.  Para conseguir momentos de tranquilidad y relax al abrigo de la brisa del mar, el mejor lugar es el paseo marítimo de Sliema, donde además se organizan numerosos comercios y siempre cuenta con animados restaurantes y terrazas.

malta-ambiente

Para ir de fiesta la mejor opción será la zona de Sant Julian, más en concreto el Paceville donde hay multitud de bares y discotecas con un buen ambiente gracias al gran número de jóvenes que escogen Malta para aprender inglés. Los precios de las copas en esta zona rondan los 2 o 3 €, algo muy inferior a lo que estamos acostumbrados en España.

No hay comentarios

Dejar comentario