La música y los viajes van de la mano. ¿Quién no lleva un mp3 con canciones seleccionadas cuando parte hacia algún destino? Yo, os aseguro que lo preparo antes que las maletas. Vamos que sin equipaje podría viajar, pero sin Ipod no. Y si vas a Londres, llevar una selección musical debería ser obligatorio. Inglaterra es el país con mayor creatividad musical del mundo. El rock se inventó en EEUU pero se pulió en Inglaterra, y más concretamente en Londres. Los Rolling Stones, los Beatles, Led Zeppelin, Black Sabbath, los Kinks, Radiohead, AC/DC, Iron Maiden, Deep Purple, Queen,…todos son británicos, absolutamente todos. En Londres se han hecho el 90% de los mejores discos de rock de la historia. Aquí se hace música refinada, creativa. En Estados Unidos, se utiliza rock de sal gorda, hard-rock granjero que es apetecible pero nunca rellenará páginas en la historia del rock. Entretienen pero no aportan. Pero los ingleses, cuando hablan de rock son los amos.

londres noche

Thatcher, como las tazas de té o como la Torre de Londres, eso es el rock. Cada rincón de esta ciudad tiene una canción. Sus calles han inspirado a cientos de músicos. Sus habitantes laten al ritmo de 3/4. Esta es una recopilación músical para recorrer Londres. El orden de las canciones no es aleatorio sino que conforma una estructura narrativa musical. En el último post, el 3 de 3 podreis bajaros la recopilación entera y lista para reproducir.

“London, London” de Caetano Veloso.

Hablar de Londres es hablar de la cuna de la democracia y las libertades. Hoy más que nunca, hay que recordar que durante el siglo XVII, en Inglaterra ya se comenzaban a proteger los derechos, se denunciaban las detenciones sin orden judicial (Habeas Corpus) y el filósofo Thomas Hobbes propuso por primera vez que el origen del Estado fuera un pacto entre todos los ciudadanos. ¡En el siglo XVII! Poco después, a John Locke se le ocurrió que la soberanía emanaba el pueblo. Londres estaba a la vanguardia del mundo, y su Houses of Parliament era su bandera.

“London London” es un canto de libertad. Caetano Veloso la compuso en 1971 tras exiliarse por la intolerancia política de la dictadura en su país. El tema está compuesto originalmente en inglés y habla de lo genial que es pasearse por las calles sin sentirse amenazado al mismo tiempo que refleja una saudade por el terruño. Quizá sea una visión demasiado idílica de la ciudad, pero su música contagia y su positividad es digna de ser vivida mientras nos tumbamos en cualquiera de los parques de la ciudad a ver pasar la vida un sábado o domingo soleado. “While in my eyes, go looking for flying saucers in the sky”.

big ben

“Common People”, de Pulp.

A mediados de los 90, los ingleses se creían el ombligo del mundo. Nada extraño, por otra parte. Los ricos eran el único foco de interés de un estilo de vida cada vez más elitista. La situación llegó a tal paroxismo que nació el turismo slumming: millonarios que pasaban sus vacaciones en fondas o tugurios para experimentar sensaciones de pobre y entrar en contacto con la vida de los más necesitados. Con su agudeza intelectual, Pulp compusieron esta magistral visión de una sociedad con una brecha cada vez más grande.

Dicen que la griega en la que está basada la canción es real como la vida misma y que el propio vocalista, Jarvis Cocker, le dió los consejos que tan bien se narran en la canción. ” I want to live like common people, I want to do whatever common people do. I want to sleep with common people, I want to sleep with common people like you. Oh, what else could I do? I said “I’ll see what I can do”.

“Cemeteries of London” de Coldplay.

A principios del siglo XIX, Londres pasó de tener un millón de habitantes a tener 2,3 millones. Este crecimiento provocó la proliferación de cementerios alrededor de las iglesias. Los campos santos comenzaron a extenderse por los suburbios y pronto se convirtieron en espacios para pasear y caminar. Los ricos construyeron mausoleos que se convirtieron en verdaderas joyas arquitectónicas. Hoy día, son dignos de visitar si se va a Londres. El más interesante es el de Highgate. Allí está enterrado Karl Marx, el científico Michael Faraday y la esposa de Charles Dickens. Tiene hasta una avenida egipcia, lo que demuestra el interés victoriano por los descubrimientos del país norteafricano. Otros serían los de Kensal Green, una copia del Pere Lachaise de París; y el de Nunhead que prácticamente es un espacio natural protegido.

La canción de Coldplay en realidad no habla de cementerios, sino que la utilizamos como excusa para comentarlos. Eso sí, detalla una de las épocas más misteriosas de la historia de Londres, la de mediados delo siglo XIX. Sombreros de copa, brujas sobre el Támesis y lluvia constante creaban un ambiente novelesco. La canción está grabada en una iglesia de Barcelona.

londres desde arriba

“Come Back to Camden” de Morrissey

Ir a Camden es descubir los barrios de Londres. Su archiconocido y superpobaldo mercado es sólo la punta del iceberg de un rincón al norte de la ciudad que tiene vida más allá del fin de semana. Aquí los “normales” son los que están fuera de lugar frente a los punks, rockers, góticos, grunges,… Hay terrazas, barcas, tiendas, pubs….Los habitantes de este barrio viven básicamente de su mercado, mucho más transitable los días de semana y forman una comunidad tan variopinta como la propia ciudad. La música en directo triunfa en Camden, en los bares de sus calles actuaron por primera vez Blur o Coldplay. “Bar Fly”. “The Roundhouse” o el “The Dublin Castle” son sólo algunos de los lugares míticos para pasar la noche descubriendo algún grupo de rock.

Esta es una de las canciones más bellas que se han escrito. Porque Morrissey representa todo lo que es Londres: elegancia, cultura, pose, arte, artificiosidad, etc….“Come Back to Camdem” es un asomo de lo inglés de Morrissey, pero sin dejar el sarcasmo. Pese a los brillantes y lacrimosos sintetizadores en clave de cuerdas, la emoción llega del propio cantante que, aunque trate de dejar en claro lo contrario, transmite la añoranza por su tierra natal.

“Mornington Crescent” de Belle & Sebastian.

Mornington Crescent es la zona que existe en todas las ciudades: aquella que es desconocida pero muy interesante. Aparentemente anodina y sin alma, es conocida por su cercanía con Camden Town y por sus locales de música. Pero pocos saben que en este barrio se crió Julie Andrews. A los 5 años se mudó al número 1 de Morning Crescent, un lugar que, en 1940, era sucio y con las vías del tren justo a la puerta de casa. Su vivienda estaba junto al estupendo edificio de art-decó Carreras Factory, hoy Greater London Houses. Durante la segunda guerra mundial, las familias de la zona se refugiaban en la estación de metro de Mornington Crescent durante los bombardeos. Otro famoso vecino de Mornington fue el pintor Walter Sickert. Autor de escenas urbanas, quedó fascinado por los crímenes de Jack el Destripador, tanto que llegó a acusarse a sí mismo de los asesinatos. La estación de metro es famosa en toda Inglaterra ya que protagoniza un legendario programa de la BBC “I’m sorry, I haven’t a clue”. Pero la estación tiene cierto halo misterioso.

El grupo de Glasgow “Belle & Sebastian” utilizó esta estación de Metro para criticar los excesos de la gran ciudad, la manera en que estos nos alejan de la felicidad. A la descripción de un lugar abarrotado de gente suceden en esta pista que cerraba ‘The Life Pursuit’ conclusiones como “la vida no dio sus frutos” o “somos un poco demasiado libres”.

guardia real

“Picadilly Rock” de Bill Haley & His Comets.

Evidente, porque Picadilly no puede faltar , y que mejor que nos lo traiga Bill Haley y sus Cometas. Una placita con muchas luces: esa fue la primera sensación que tuve cuando la vi. Picadilly Circus es el centro de la vida en Londres. Luces de neón imitando a Times Square iluminan la noche juvenil londinense. Cualquier local de ambiente ocioso es posible encontrarlo en sus cercanías. En realidad Picadilly Circus se construyó para que las principales arterias comerciales de la ciudad, Oxford Street y Regent Street estuvieran conectadas. El Picadilly lo toma de una cercana calle con el mismo nombre y el Circus se debe a su forma circular. Los principales atractivos de Picadilly, aparte de ver pasar gente de todo tipo, son la Estatua de Eros, la Tower Record de Virgin, el Criterio Theatre, y el London Pavilion.

Bill Haley fue uno de los inventores del rock’n’roll. Luego llegaron Elvis Presley y Little Richard con sus contoneos sexuales y Haley y sus cometas comenzaron a perder popularidad. Fue entonces cuando visitaron Gran Bretaña y en concreto Londres. En la estación de Waterloo fueron literalmente asaltados por miles de fans lo que los periódicos calificaron como la segunda batalla de Waterloo. Corría el año 1957, nació así la canción Picadilly Rock, un clásico con tintes monarquicos y una energia contenida por la estricta educación británica.

“Portobello Belle” de Dire Straits

El mercadillo de Portobello es posiblemente uno de los mayores mercados de anticuario del mundo. Allí es posible hablar con más de 1500 “dealers” de las antigüedades. Se encuentra en Portobello Road, en el barrio de Notting Hill. En su origen, hace 200 años fue un mercado de fruta fresca; no fue hasta 1960 que empezaron a instalarse los anticuarios que hoy llenan la calle. En la década de los 50, comenzaron a llegar allí los jamaicanos haciendo de la ciudad el germen de lo que hoy es, un lugar multicultural. Portobello es en realidad una ciudad del caribe. Las antigüedades y la ropa vintage han convertido esta zona y su aledaña, Notting Hill es uno de los puntos turísticos más atractivos de Londres.

Dire Straits grabó “Portobello Belle” en 1979. Es una de las mejores composiciones musicales de la historia del rock porque tiene una esquisitez rítmica increible. Perfecta para vagar entre viejos relojes de mesa y chaquetas de pata de gallo.

cabina teléfono

“West End” de Pet Shop Boys

Neil Tennant y Chris Lowe se conocieron en una tienda de artículos electrónicos en King’s Road, en Chelsea, allá por el año 1981. Neil se compró un piano electrónico pero no sabía enchufarlo, así que Chris Lowe que trabajaba allí, le enseñó. Ese enchufe los unió profesionalmente para siempre, a pesar de que a Neil le encanta la música clásica y a Chris el dance. Originalmente pensaban llamarse West End, porque amaban el centro de Londres, pero luego cambiaron a su nombre actual recordando a un amigo de ambos que trabajaba en una tienda de mascotas.

El West End está considerado como el centro del ocio de Londres. Allí se encuentran la mayoría de los teatros y cines de la ciudad de Londres. Pero no todo es cultura en el West End. También es un lugar ideal para el consumismo, gracias a zonas como Oxford Street, New Oxford Street, Covent Garden, Bond Street y Regent Street, todas ellas llenas de tiendas de ropa, zapaterías, mercadillos, etc.

“West End Girls” fue compuesta por Tennant mientras veía una película de gangsters. Justo antes de irse a dormir se le ocurrieron las líneas: “Sometimes you’re better off dead, there’s a gun in your hand and it’s pointing at your head”. La letra está inspirada en el poema“The Waste Land” de T.S. Eliot y se centra principalmente en la lucha de la clase obrera. “West End Girls” es la cancion más oida de “Pet Shop Boys”, y hace unos años fue elegida por la BBC como la mejor canción de la década entre 1984 y 1994.

“London Calling” de The Clash

Es, sin duda, el himno de la capital inglesa. Corría el año 1979 y Londres era una ciudad repleta de parados y adictos a las drogas en los albores de una década que se presentaba gris. The Clash grabó “London Calling” en medio de serios apuros económicos. Joe Strummer y Mick Jones vivían en casa de la abuela de Jones porque no tenían un duro, y allí compusieron el tema. Tomaron el nombre de los avisos de alarma que la BBC hacía a la población en la Segunda Guerra Mundial. ”London Calling” es punk crudo, la llamada de socorro de The Clash desde el corazón de la oscuridad. “Nos daba la sensación de que estábamos en las últimas”, dijo Joe Strummer, “y no había nadie para ayudarnos”.

“London is drowing/ And I live by the river”, es una frase popular. “Bromeábamos con que si el Támesis llegaba a desbordarse, moriríamos todos”, contó Jones, “menos Strummer, que por entonces vivía en un edificio alto”.

Londres consiguió no naufragar y ellos compusieron una canción que ha sido canto de rebeldía para muchos jóvenes del mundo. Lo que no podían predecir The Clash es que después de todo, no les ha ido mal, fue la canción escogida para la campaña publicitaria de las Olimpiadas de Londres 2012.

La lista de canciones y alguna más en Spotify

spotify:user:jralvarogonzalez:playlist:0o4HBj9XKh4whtZnC0lVN5

No hay comentarios

Dejar comentario