El origen de este delicioso y crujiente postre elaborado con merengue, nata y frutos rojos frescos se lo disputan dos países: Australia y Nueva Zelanda.

postre australiano

Ingredientes para 6 personas:

3 claras de huevo

1 pizca de sal

1 taza de azúcar

1 cucharada de maicena

1 cucharada de jugo de limón

1/4 taza de crema de leche

1/2 taza de azúcar impalpable

1/2 kilo de fresas o frambuesas

 

postre pavlova

Preparación del postre:

  1. Precalentar el horno a 150°C y a continuación cubrir una bandeja para hornear con papel vegetal.
  2. En el papel vegetal, se debe dibujar un círculo de aproximadamente 23 centímetros de diámetro. Para hacerlo se puede utilizar el contorno de una olla o bandeja que encuentre en tu cocina con ese diámetro.
  3. A continuación coge un recipiente grande y dentro de éste bate las tres claras de huevo hasta llegar a punto nieve. Poco a poco hay que ir agregando 3/4 de taza de azúcar sin dejar de batir.
  4. Mezcla el restante del azúcar con la maicena en el merengue y, en pequeñas cantidades coloca gradualmente el jugo de limón.
  5. Con una espátula, se debe esparcir el merengue dentro del círculo que habíamos dibujado anteriormente en el papel vegetal. Este círculo de merengue debería tener un centímetro de espesor.
  6. Posteriormente, hay que colocar el resto de la mezcla en una manga y con ésta hay que realizar círculos alrededor del círculo que se ha hecho en el paso anterior.
  7. Después, se debe introducir la mezcla en el horno a 150°C durante una hora y dejar la mezcla reposar en el interior otros 30 minutos.
  8. Cuando el merengue esté frío, debería quedar crujiente por fuera y cremoso por dentro.
  9. Finalmente se debe mezclar en un recipiente grande la crema de leche y media taza de azúcar y batir hasta que la mezcla esté espesa. Decora el postre con las frutas.

No hay comentarios

Dejar comentario