Es el bollo por excelencia en la Oktoberfest. Estos lacitos salados de origen alemán no hay que confundirlos con los pretzels, más duros y crujientes.

Brezel aleman

Ingredientes para 15 Brezels

 

1 yema de huevo

500 g de harina

1 sobre de levadura seca

200 ml de agua tibia

2 cucharadas de azúcar

2 cucharadas de sal gruesa

20 g de mantequilla

150 ml de leche tibia

 

 

Brezel Receta

Preparación del plato:

 

  1. Primero elaboramos una masa con todos los ingredientes (harina, levadura, agua, azúcar, sal, mantequilla y leche), excepto el huevo y la dejamos reposar durante 30 minutos aproximadamente o hasta que haya doblado su volumen.
  2. Una vez ha reposado, amasamos de nuevo y cortamos la masa en 15 porciones iguales. Con cada porción hacemos un rollo de unos 25 cm de largo.
  3. A continuación formamos los brezel. Debemos darle forma de U, girar dos veces sus puntas, pasar sus puntas por el interior del círculo y, por último, pintar los bretzel con la yema de un huevo.
  4. Esparcimos granos de sal gruesa sobre cada uno de los brezel.
  5. Finalmente, debemos colocar los brezel en una bandeja de horno en la que previamente le hemos puesto una capa de mantequilla. Lo metemos en el horno (previamente precalentado a 230 ºC) a una temperatura de 200 ºC hasta que queden dorados.

 

No hay comentarios

Dejar comentario