Este delicioso plato tailandés es una variedad de curry rojo que se prepara con pasta de curry panaeng, carne de cerdo y leche de coco.

Comida Tailandesa

Ingredientes para 2 personas:
– 250 g. de cerdo cortado en trozos finos
– 1 taza de leche de coco
– 4 hojas de lima Kaffir sin el nervio central y cortadas en tiras muy finas
– 1 diente de ajo picado
– 2 cucharadas de salsa de pescado
– 1 cucharada de azúcar de palma (o azúcar moreno)
– Una pizca de sal
– Aceite vegetal

Preparación del plato:

1.Echamos en la sartén un chorrito de aceite vegetal para freír un poco los ajos.
2.Añadimos a la sartén la pasta de curry con un chorrito de leche de coco para conseguir que la pasta se separe perfectamente.
3. En el momento que la leche de coco se haya reducido un poco, se echa a la sartén el cerdo y removemos todo muy bien.
4. Mientras se sigue moviendo la carne, se debe añadir una pizca de sal, el azúcar y la salsa de pescado.
5. Se añade la leche de coco, se vuelve a remover todos los ingredientes y se deja que hierva durante unos minutos.
6. Finalmente se añade las hojas de lima kaffir y removemos todo de nuevo.

Te contamos qué debes pedir y dónde encontrar los productos típicos tailandeses
Para los tailandeses la comida más importante del día es la cena, de ahí que sea muy abundante. En ella se concentran en cantidad, variedad y sabor los mejores platos tailandeses. Una comida tradicional consiste en una sopa, un plato de curry con condimentos (o en su lugar una ensalada con especias), pescado con verduras con salsas para mojarlos, a veces incluyen un poco de arroz y suelen acabar con dulces o frutas (mangos, papaya, melón, etc.). Debe haber armonía en los sabores (mezcla de especiado, dulce y amargo) y texturas, tanto en cada plato individual como en el conjunto de los platos. Además, debe de ser igualmente satisfactorio a la vista, al olfato y al paladar.

Comida tailandesa

Prueba el khao mangal, un pollo cocido al vapor acompañado con arroz hervido en caldo de gallina y leche de coco salseado; el ped dang, asado con arroz al que se añade jengibre; y el sukijakithai, una especialidad thai a base de diversas clases de carne y pescado, rebozado en huevo y acompañado de verduras y pasta hecha con harina de arroz. Todos los ingredientes se preparan y cocinan en una cazuela a la vista de los comensales. Si prefieres algo más picante, te recomendamos el neuayum, una mezcla condimentada de carne picada con ensalada. Es habitual que se acompañe de pad thai, fideos fritos con brotes de semillas.
Para terminar, nada mejor que un buen postre. Prueba el kluay buat chii, plátano en leche de coco, el sangka yaa (natillas de coco), o el maw kaeng, natillas preparadas a base de huevo. Y si aún te queda con ganas de más comida, puedes concluir con una buena fruta.

Bebidas típicas
El zumos de frutas es la bebida más común y se puede degustar en los cientos de puestos que encontrará en cualquier parte. La rica variedad de frutas que ofrece la tierra hace que exista un interminable número de sabores para elegir. No dejes de probar el zumo de mango, coco verde, guanábana, guayaba o papaya. En Tailandia, los zumos se suelen tomar con un poco de sal. Uno de los favoritos entre los habitantes del país es el zumo de caña de azúcar, un refrescante acompañamiento para platos picantes de curry o arroz. Otra posibilidad es el zumo de jugo de palmera.

El café típico de Tailandia es el café molido, cultivado de forma local sobre todo en las zonas montañosas del norte y del sur. Sólo se filtra momentos antes de servirse. Aunque su sabor no es comparable con el de otros países cafeteros, es muy superior al instantáneo. La manera habitual de tomar el café es mezclado con azúcar y leche condensada, y en los restaurantes es muy frecuente pedir café helado.

El licor de arroz es una de las bebidas favoritas y más asequibles, ya que su precio es asequible y su índice de alcohol es más alto. Posee un sabor fuerte y dulce que se asemeja al ron. El licor hecho de arroz viscoso, por su parte, tiene un sabor puro, dulce, aromático y fuerte. Últimamente se han puesto de moda los licores de hierbas. Se obtienen remojando el licor blanco en diferentes hierbas, raíces, semillas, frutas y cortezas, y a algunos de ellos se le atribuyen propiedades curativas.

Comida callejera
Si eres de esos viajeros a los que les pirran los puestos de comida callejera, estás de enhorabuena. Bangkok cuenta con numerosos puestos donde disfrutar de sabrosos platos por menos de un euro cada uno. Uno de los preferidos por los tailandeses es el que se encuentra en el mercado de Or Tor Kor, en la estación de metro de Kamphaeng Phet, donde a diario preparan una gran variedad de pescado, carne y verdura que aderezan con curris, su gran especialidad. La otra zona que aglutina los mejores puestos es Chinatown. En Nai Mong Hoi Nang Tort debes pedir la tortilla de ostras, un plato preparado con huevis revueltos crujientes con salda de ostras, cebollinos, salsa de pimientos chile y pimienta blanca. El otro gran puesto de Chinatown, Raan Kao Dtom Plaeng Naam, ofrece a los comensales que invaden las mesas tocino de cerdo crujiente con brécol y pato ahumado, calamares y vieiras.

No hay comentarios

Dejar comentario