Estos deliciosos saquitos de pasta se cocina al vapor y en la mayoría de países asiáticos se prepara con carne de cerdo, langostinos y verduras.

plato oriental

Ingredientes para 20 piezas:
20 unidades de pasta wonton
200 g. de cerdo picado
200 g. de langostinos picados
2 setas shitake seso y hidratadas
5 g. de cebolletas (la parte verde)
1 cucharadita de jengibre rallado
un poco de zanahoria para decorar
1/2 cucharada de maizena
1 cucharada de salsa de ostras
1/2 cucharada de salsa de soja ligera
1 pizca de pimienta blanca
1/2 cucharadita de aceite de sésamo
1/2 cucharadita de sal

Para la salsa:
2 cucharadas de salsa de soja ligera
2 cucharadas de vinagre de arroz
2 cucharadas de azúcar blanca
1/2 cucharada de salsa de soja oscura

preparación Dim Sum

Preparación del plato:

  • En un bol se echan los langostinos, la mitad de la maizena y la sal. Se remueve en la misma dirección hasta conseguir una pasta pegajosa, se tapa y se reserva.
  • En otro bol más grande, se añade el cerdo, el resto de la maizena y la sal y se remueve.
  • Se agrega la salsa de soja ligera, la salsa de ostras, el azúcar, la pimienta blanca y se bate durante unos 5 minutos.
  • Se añadimos los langostinos, las setas shitake, la cebolleta, el jengibre y el aceite de sésamo. Durante otros 10 minutos se remueve hasta conseguir una masa pegajosa, se tapa y se mete en la nevera durante 1 hora.
  • Se corta la pasta wonton en círculos o simplemente las 4 esquinas para no perder tanta pasta.
  • Con la ayuda de un cuchillo, se pone unos 25 g. del relleno en el centro de la pasta wonton y se va cerrando la mano formando un saquito abierto, se decora con la zanahoria y se repite el proceso hasta terminar todas las piezas.
  • En un cestillo de bambú o en cualquier recipiente para cocina al vapor, se coloca papel de horno perforado en la base y los saquitos encima.
  • Se cocina al vapor de 8 a 10 minutos a fuego medio y listo.

Para la salsa:

  1. En una sartén o una olla pequeña a fuego medio añadimos la salsa de soja ligera, la salsa de soja oscura, el vinagre y el azúcar.
  2. Se remueve bien y cuando empiece a hervir, se apaga el fuego, se deja enfriar y ya está lista para acompañar el Dim-Sum.

Lo mejor de la gastronomía china
La gastronomía china es mucho más de lo que estamos acostumbrados a degustar en los múltiples restaurantes chinos. Su geografía, rica historia, cultura y la abundancia de sus riquezas naturales le hacen poseedora de la más abundante y variada cocina.
Antiguamente existían platos que estaban destinados exclusivamente al emperador y su corte, se trata de los Platos Imperiales. Más tarde esta cocina se desarrolla con la cocina Lu, platos del Tíbet y bocadillos musulmanes; a los que se añade posteriormente la cocina occidental y los platos de Huaiyang. Se caracteriza por su meticulosa selección y por no utilizar cualquier ingrediente. Se distinguen el Pato de Beijing y la cabra de patas negras, cara manchada y castrada. Es una cocina de temporada, en primavera los rollitos; en verano, los camarones cristalinos y en otoño, la carne de cabra. Para limpiar el organismo los chinos acostumbran la comida vegetariana a base de verduras, frutas, requesón de soja, aceite vegetal, alverjas, maíz, espigas de bambú, judías, setas y otros tipos de hongos.

Las bebidas tradiciones siguen estando de moda
A la hora de comer se disponen tres vasos en la mesa, uno grande para la cerveza o el agua; uno mediano para el vino blanco o tinto; y uno pequeño para el licor, siendo el más popular de China el mao-tai que se fabrica en Guizhou a base de sorgo. El Wang chao es la bebida tradicional que se bebe antes de una comida típica a base de sopa de aleta de tiburón, ganso en salsa de soja, sopa de nido de golondrina, platos de pollo y fideos especiales. El hecho de que la cocina china utilice productos extraños a la mentalidad occidental, se debe a que a lo largo de su historia ha sufrido grandes hambrunas. La superpoblación también ha influido en los cambios culinarios. Así, se introducen todo tipo de animales como serpientes, perros, holoturias y vegetales muy nutritivos como las algas y el bambú.

restaurantes locales

Los mejores restaurantes de la capital
A Fun Ti
Cuenta por las noches con espectáculos de danzas y músicas de la minoría uigur casi a diario y frecuentemente puede escucharse como música de fondo un repertorio flamenco.
A veces resulta un poco ruidoso, por lo que no es muy apropiado para quienes buscan una cena tranquila. Es imprescindible reservar mesa, sobre todo durante los fines de semana.
Dirección: Distrito Dongcheng, Chaoyangmen Neidajie, 188
Cómo llegar: Chaoyangmen línea 2
www.afunti.com.cn/
Horario: De 10:30 a 23:00h
Precio: 60CNY

Quanjude Roast Duck Restaurant
Es el más tradicional de los restaurantes de pato laqueado de Pekín, por el que han pasado numerosas personalidades de China y del extranjero.
La marca Quanjude se remonta a 1864 y en la actualidad cuenta con nueve restaurantes propios y 61 en régimen de franquicia, de los cuales cinco se encuentran en el extranjero.
Dirección: Chaoyang, Jinsong South Road
Cómo llegar: Autobús 34, 122, 434
www.quanjude.com.cn
Precio: 120/200CNY

Vineyard
Vineyard es un acogedor restaurante situado en una vivienda tradicional con patio.
El menú ofrece platos sencillos, como pastas, bocadillos y ensaladas, además de algunas carnes y pescados, con una excelente relación calidad precio. Puede ser algo difícil de encontrar, aunque internarse en los hutong forma parte de la diversión.
La ruta más sencilla es partir de la salida suroccidental de la parada de metro de Yonghegong (Templo de los Lamas, Línea 2), seguir hacia el sur por la calle Yonghegong Dajie y girar en la primera calle a la derecha. El restaurante se sitúa a mano derecha.
Dirección: Distrito Dongcheng, Wudaoying Hutong, 31
Cómo llegar: Yonghegong Lama Temple línea 2 y 5
www.vineyardcafe.cn/
Horario: De 11:00 a 23:00h
Precio: 40CNY

No hay comentarios

Dejar comentario