Olvídate del mojito. Atrévete a arriesgar y elige una de estas creaciones, elaboradas por los mejores ‘barmans’ del mundo. Llevan creatividad y mucho hielo.

“Ingredientes de primera calidad, un buen hielo, un contenedor que resalte el contenido y mucho amor”. Son las claves para hacer un buen cóctel según los ‘barmans’ de Dry Martini Barcelona. Y saben de lo que hablan. Han aprendido del mejor, Javier de las Muelas, reconocido maestro de la coctelería a nivel mundial y propietario de Dry Martini. Esta coctelería en El Ensanche de Barcelona lleva siete años en la lista de World’s 50 Best Bars, el ranking que recoge los mejores bares del mundo. Abrió sus puertas hace más de tres décadas, fundada por Pere Carbonell y, en un principio, solo servía Dry Martinis. Poco a poco, empezaron a introducir nuevas recetas hasta llegar a las más de 100 elaboraciones, “una manera de rendir homenaje al Rey Dry Martini”, según Javier de las Muelas. Breakfast Martini, Flame of Love y Luis Buñuel son algunos de sus nombres, aunque el que más se pide en su barra sigue siendo el clásico. Le sigue de cerca Jim-Let Fox-Trot, uno de sus ‘signature cocktail’. Para probarlos, acude al número 162 de la Calle Aribau y toma asiento en uno de sus sillones de piel. Además de su establecimiento insignia, en la Ciudad Condal cuentan con siete locales más, entre ellos, Speakeasy, un restaurante clandestino que recupera el espíritu de la Ley Seca en el almacén del Dry Martini. Los que quieran emular al maestro pueden probar suerte en The Academy. Ofrecen talleres y masterclasses en una gran barra de siete metros y es el lugar perfecto para iniciarse en el arte de la mixología.

Dry Martini Barcelona
Dry Martini Barcelona

Javier de las Muelas no solo prepara los mejores cócteles en Barcelona, sino que ha exportado su filosofía por todo el planeta. Cuenta con locales en Europa, América y Asia. Puedes disfrutar de sus ‘dry martinis’ en la exótica Bali, en el hotel Four Seasons de Singapur, o en Elixir Hookah Lounge en Boston, donde puedes probarlos también en formato ‘shisha’. En España cuenta con presencia en Madrid, San Sebastián, Palma de Mallorca, Córdoba, el Valle de Arán y la Costa Brava.

Un Manhattan (o dos) en Manhattan

A pesar de su nombre, la puerta de Employees only (solo empleados) está siempre abierta para los amantes del ‘craft cocktail’. Abrieron en 2004 y fueron uno de los primeros bares neoyorquinos en apostar por estos cócteles “artesanos”, preparados con arte y con mimo delante del cliente. Los camareros adoran su trabajo y prueba de ello es que todos tienen tatuado el logo del bar. Su Manhattan, como el resto de sus cócteles, es un reflejo de este ambiente familiar. Está en el 510 de Hudson Street, junto a Christopher Street Station.

Por delante está The Dead Rabbit Grocery & Grog, el mejor bar de la Gran Manzana según The World’s 50 Best Bars. Se trata de un bar americano, con cierto aire a pub irlandés. Una parte del menú está basada en elaboraciones de mitad del siglo XIX, con las que Jack McGarry, co-fundador de The Dead Rabbit estuvo experimentando hasta dar con las mezclas perfectas, que pueden disfrutarse en su planta de arriba, The Parlor. Jack McGarry fue el barman más joven en obtener el premio International Bartender of the Year, que entrega Tales of Cocktail. Conoció a su socio Sean Muldoon en otro bar ganador, The Merchant, en Belfast.

Sean Muldoon y Jack McGarry, fundadores de The Dead Rabbit Grocery & Grog
Sean Muldoon y Jack McGarry, fundadores de The Dead Rabbit Grocery & Grog

En The Bennett también cuentan con dos experimentados ‘barmans’ tras la barra. El equipo de Dear Irving y Raines Law Room abrió esta coctelería en noviembre de 2015 en pleno Tribeca. La idea era crear un espacio “elegante pero informal” con un menú de cócteles y aperitivos. En su carta pueden encontrarse grandes éxitos de Dear Irving y Raines Law Room, como Hero of Little Venice, y creaciones originales como su cóctel estrella, The Bennett, que combina ginebra, lima y un toque de angostura.

Strawberry Letter de The Bennett
Strawberry Letter de The Bennett

Y si te quedas con ganas de más, visita Clover’s Club, en Brooklyn. Allí, Leyenda toma inspiración de Latinoamérica para crear sabores como Tia Mia, una variación del Mai Tai o Palo Negro, con tequila, ron y Palo Cortado de Jerez. Al mando están Julie Reiner e Ivy Mix, Bartender of the Year en América en el año 2015. Para acompañar los tragos, un menú de lo más hispano: croquetas de jamón y queso, arepas de gambas y tequila, ceviche y tacos.

Tia Mia de Leyenda
Tia Mia de Leyenda

Y el ganador es…

Artesian, en Londres. Es el cuarto año consecutivo que este bar en el hotel Langham se hace con el Oscar de la mixología. 330 expertos internacionales coinciden en señalar a Alex Kratena y a Simone Caporale como los responsables del éxito del local. Abrió sus puertas en 2007 y desde entonces no han parado de cosechar éxitos. Combinan clásicos, como Negroni o Langham Martini, con propuestas innovadoras. Su carta, titulada Surrealismo, lleva a la copa el arte de genios como Dalí. Está inspirada en ‘Las Cenas de Gala’, una colección de litografías elaboradas por el artista español en colaboración con los cocineros del restaurante Maxim’s. El resultado son cócteles como ‘El encantador de serpientes’ o ‘La muerte del hispter’. Piden que esperes lo inesperado y que te dejes llevar por las sensaciones. Nosotros solo te damos un consejo: que los disfrutes. ¡Salud!

Artesian, en Londres. The Langham, London
Artesian, en Londres. The Langham /London

No hay comentarios

Dejar comentario