Sopas, pescados, asados de carne, pasta… Prepara tu paladar para recorrer el mundo a través de las recetas navideñas más tradicionales en las diferentes partes del mundo.

Nos lo muestran las películas americanas todos los años: el plato navideño por excelencia es el pavo relleno. Tanto que lo comen también en el Día de Acción de Gracias. Por supuesto, acompañado de salsas, guarniciones y tarta típica de calabaza. Algunos hogares de España se han vuelto ‘yankis’ y también lo preparan. Aún así, en el territorio patrio sigue ganando el cordero al horno con patatas, así como la buena sopa de pescado o marisco. Pero, ¿quieres conocer los menús del resto del mundo? Toma nota en tu recetario.

Reino Unido. Con hueco para el postre

Los ingleses, como los americanos, tienen entre sus recetas los asados. Pero en esta época destaca su postre, el ‘christmas pudding’, un bollo con frutas y frutos secos. Se realiza con trece ingredientes, el mismo número que sumaban Jesús y sus discípulos; se introduce alguna moneda que de suerte a quien la encuentre, y todos deben colaboran en su preparación girando la masa en sentido contrario a las agujas del reloj. Para ‘mojarlo’, té, ron o brandy.

Portugal. Bacalao a ritmo de fado

¿Tenías alguna duda sobre cuál iba a ser, también en Navidad, el plato estrella del país luso? Nuestros vecinos son expertos en cocinar el bacalao en su punto de sal y de cocción, que las lascas caigan solas pero sin desmoronarse. Parece fácil, pero es un arte, porque no es bacalao, es ‘bacalhau’. Y en Portugal sabe distinto.

El bacalao es el plato estrella de la Navidad en Portugal
El bacalao es el plato estrella de la Navidad en Portugal

México. Sopa de maíz navideña

En el país de los mariachis, durante la Navidad se toma una sopa llamada ‘pozole’. El caldo se elabora a base de granos de maíz al que se le agregan verduras y carne de pollo o cerdo. Existen variedades según la zona, como el pozole blanco de Guerrero o el rojo de Sinaloa, Nayarit, Guanajuato y Jalisco.

Italia. Toca pasta pero con cuchara

Después de enseñar al mundo a comer sus pizzas con los dedos, los italianos no sueltan la cuchara en todas las navidades. Terminan el año con el típico (y nada ligero) plato de lentejas, pero antes, en Nochebuena y Navidad, toman una sopa de pasta: ‘cappelletti in brodo’. El caldo es el resultado de cocer pollo capón, mientras que la pasta, de elaboración casera, son tortellini rellenos de pollo y ricota. De postre, el ya internacional ‘panettone’, un bollo tipo similar al brioche, relleno de pasas y frutas confitadas.

‘Cappelletti in brodo’, sopa de tortellini de Italia.
‘Cappelletti in brodo’, sopa de tortellini de Italia.

Grecia. Receta ancestral

Los griegos son muy tradicionales en lo que a fiestas se refiere y, si son navideñas, todavía más. Siguen al pie de la letra la receta de carne de cerdo cocinada con apio más antigua que se conoce. No falta en su mesa el pan típico de navidad, elaborado a base de harina de trigo, sésamo, nueces y especias.

Polonia. Sopa roja

Si tenías pensado ponerte un vestido blanco es mejor que no cenes en una mesa navideña polaca. El motivo es que uno de sus platos más clásicos se elabora con remolacha: sopa roja ‘barszcz’. Suele acompañarse de ‘pierogi’, una pasta en forma de empanadilla con diferentes rellenos. Y este es solo uno de los doce platos –en honor a los doce apóstoles– que se sirven en las mesas de Nochebuena polacas.

Sopa roja ‘Barszcz con pierogi ‘, típica de Polonia.
Sopa roja ‘Barszcz con pierogi ‘, típica de Polonia.

Australia. Barbacoas en la playa

¿Estás harto de pasar frío en Navidad? Pues viaja a Australia, donde es verano. Sídney es un lugar ideal para disfrutar de las navidades, sobre todo en playas como Bondi Beach. En el país de la barbacoa, y todos los parques están plagados de ellas. Puedes cocinar carne o pescado rodeado de amigos y familia en la playa tomando el sol: todo un planazo navideño.

Argentina. El país del asado

También los argentinos son unos forofos de las barbacoas, llamadas en este lugar del mundo, asados. Las familias se reúnen en torno a la mesa con carnes como cerdo, ternera y cordero. Para ellos, unas ricas brochetas, chorizos, milanesas y costillas son la mejor manera de celebrar las fiestas navideñas.

Hungría. Sopa de pescado

Como en España, los húngaros también celebran la navidad con su tradicional sopa de pescado: ‘halászlé’. Los peces que se utilizan son autóctonos, por lo tanto de río, y en concreto suele ser con carpa. La sopa tiene un característico color rojizo debido al uso del pimentón.

‘Halászlé’, sopa de Hungría que también se toma en Navidad.
‘Halászlé’, sopa de Hungría que también se toma en Navidad.

Francia. Un poco de todo lo mejor

Los franceses son los mandamás del mundo culinario. Sin embargo, durante las fechas navideñas no tienen un menú especialmente tradicional. Lo que nunca falta son sus exquisiteces clásicas como las ostras, el salmón ahumado, asados de pato, oca, pollo o cerdo, ‘foie gras’ y, por supuesto, una copa de champán.

Filipinas. Cerdo ‘crunchy’

También en Filipinas se celebra la Navidad. Y además lo hace por todo lo alto. Comenzando dos meses antes a decorar las casas. En la mesa, su menú navideño es el ‘lechón Kawali’, panceta frita en aceite muy crujiente con guarnición y salsa.

No hay comentarios

Dejar comentario