Los restaurantes más conocidos de Madrid se unen para celebrar la “Ruta del Cocido” saborea tu paladar desde 25€ por persona.

cocido madrileño

Si llegas a Madrid con ganas de degustar una gastronomía única y diferente, te marcharás con un imborrable sabor de boca. Hay quien asegura que lo mejor que tiene la Comunidad es su rica y variada gastronomía … y más desde que los chefs decidieron unir la comida castiza con las últimas tendencias en gastronomía. En Madrid están presentes prácticamente todas las cocinas regionales e infinidad de aportaciones que han llegado a lo largo de los años de más allá de nuestras fronteras.

Cuatro exquisitos cocidos para dar la bienvenida al frío. Del 13 de febrero al 31 de marzo se celebra en los restaurantes más conocidos de la Comunidad de Madrid la “Ruta del cocido madrileño”

Realizado a base de garbanzos, verduras, carne y tocino, el cocido madrileño se sirve en tres platos: primero la sopa, después los garbanzos con las verduras y por último las carnes. El plato típico de Madrid se sirve en tres vuelcos; primero se saborea la sopa con fideos, a continuación se toman los garbanzos y verduras y, se acaba con la carne troceada, las chacinas, el tocino y los huesos de caña.

Numerosos restaurantes en Madrid ofrecen el cocido en sus cartas y menús, pero hay algunos que están especializados en este plato como Malacatín o Lhardy.

Taberna típica madrileña

Taberna la Bola
Bola, 5
Precio: 25-35€
Cómo llegar: Metro línea 2 en Santo Domingo
Desde 1870, este restaurante ofrece cocido madrileño en puchero de barro individual cocinado al carbón. También pueden saborearse otros platos de la cocina castellana tradicional como los callos, la sopa castellana o el cordero asado. Entre sus postres destacan los buñuelos de manzana con mermelada y helado. Hoy, sus bancos de madera y la decoración al estilo de la época aportan una elegancia muy peculiar.

Malacatín
Ruda, 5
Precio: 25-35€
Cómo llegar: Metro línea 5 en La Latina
El cocido y los callos, tienen un gran devoto en Malacatín, donde toda la decoración nos recuerda a lo más auténtico de la capital. También son interesantes su bonito con pisto y su bacalao con tomate, así como la carta de tapas que proponen para comer en la barra. Carteles de corridas y fotos antiquísimas acompañan el sabor de estos guisos tan castizos.

Lhardy
Carrera de San Jerónimo, 8
Precio: 35-45€
Cómo llegar: Metro Líneas 1, 2 y 3 Puerta de Sol
Es todo un emblema de calidad avalado por más de 150 años de existencia. Alta cocina internacional con castizos ejemplos como el cocido madrileño.

Viridiana
Juan de Mena, 14
Precio: 40-50€
Cómo llegar: Metro Línea 2 Retiro
Exquisita cocina con la garantía de un gran chef, que pone todo su arte y su experiencia en platos como el cocido madrileño, el foie de oca sobre pan de vainilla al Pedro Ximénez o los deliciosos huevos de corral con boletus y trufa negra laminada, y el goloso helado de yogurt griego al P.X.

Elaboración de cocido

Pero si prefieres preparar tu propio cocido madrileño, esta es la receta:
Ingredientes

  • 420 gr. de garbanzos
  • 420 gr. de morcillo
  • ¼ kg. de pollo
  • 125 gr. de chorizo
  • 2 zanahorias
  • Punta y hueso de jamón
  • 160 gr. de tocino
  • 1 morcilla
  • 1 cebolla
  • 1 repollo
  • 1 diente de ajo
  • 2 patatas

Preparación del plato:
1. Lo primero que hay que hacer es poner los garbanzos en un cuenco con agua toda la noche del día anterior a preparar este plato, para que se ablanden con un poco de sal.
2. Cuando estén listos, los colamos y escurrimos bien, dejándolos a un lado para cuando los necesitemos.
3. Ponemos una olla grande al fuego con bastante agua, unos dos litros. Ahora lavamos los siguientes ingredientes y luego los agregamos a la olla: el tocino, la punta de jamón y sus huesos, y por último el morcillo. Ponemos a media potencia y esperamos a que empiece a hervir. Se formará espuma en el agua, así que con ayuda de una espumadera la quitamos.
4. Una vez retirada la espuma, agregamos los garbanzos. Reducimos la potencia a fuego bajo y dejamos que se haga todo por unas dos horas más o menos.
5. En una olla aparte ponemos el repollo bien picadito, utilizando un poco del caldo que se está haciendo en el cocido, junto con el chorizo y la morcilla. Dejarlo cocer.
6. Cuando el cocido de la olla principal lleve alrededor de una, pelamos y lavamos las patatas, que troceamos y agregamos. Las zanahorias las pelamos y limpiamos también con agua, para agregarlas enteras. Por último echar el pollo. Si vemos que nos vamos quedando sin agua, tenemos que agregar más, pero para no estropear el plato tenéis que agregarla caliente.
7. Pasado el tiempo de cocción de los garbanzos, el caldo lo echamos en una cacerola aparte, donde podemos usarlo para hacer fideos o arroz. Repartimos todo lo que tenemos de la segunda olla, así como los garbanzos que hemos cocido, en los distintos platos. Luego cubrimos con el caldo y, en el caso de que hayamos hecho fideos o arroz también lo ponemos.
8. Ahora solo falta ocuparnos del ajo, que lo pelamos, picamos y servimos con el repollo.
9. Lo que es el pollo, las patatas y la zanahoria se puede colocar en una bandeja y que cada comensal se ponga lo que desee en el plato.

Si quieres ir a Madrid a descubrir la ruta del cocido por ti mismo, mira nuestras ofertas de viaje.

No hay comentarios

Dejar comentario