Más de dos horas os va a llevar elaborar este pastel típico inglés que se prepara con carne de ternera picada y puré de patatas.

pastel de carne ingles

Ingredientes para 6 personas

  • 1 kg de carne picada de ternera
  • 2 cebollas medianas
  • 2 zanahorias
  • 3 tallos de apio
  • 2 hojas de laurel
  • 1 lata de tomate triturado
  • 1 copa de vino tinto
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de hierbas provenzales
  • 2 tallos de romero fresco
  • 2 o 3 tiras de bacon
  • 4 cucharaditas de salsa worcester
  • 290 ml de caldo de verduras
  • 700g de patatas
  • 55ml de leche
  • 75g de mantequilla
  • 1 yema de huevo
  • 200g de queso gruyère
  • Sal / Pimienta / Nuez moscada / Aceite de oliva

 

Cocinando pastel de carne

Preparación del plato:

  1. Comenzamos preparando las verduras del sofrito. Debemos pelar y picar las cebollas, las zanahorias y el apio muy finos.
  2. A continuación ponemos estas verduras a sofreír en una olla grande con un poco de aceite de oliva y con las 2 hojas de laurel.
  3. Mientras tanto en una sartén debemos ir friendo la carne picada con un poco de aceite. Debe quedar bien tostada.
  4. En el momento que las verduras estén rehogadas se añade la harina y el tomate triturado. Lo mezclamos todo bien y pasados unos 5 minutos añadimos el bacon. Cuando le demos un un par de vueltas ya añadimos la carne picada. Volvemos a mezclar todos los ingredientes y vertemos el vino tinto.
  5. Cuando el alcohol se haya absorbido echamos las hierbas provenzales, el romero y la salsa worcester. Removemos todo bien y añadimos el caldo de verduras. En unos 45 minutos se habrá absorbido el caldo.
  6. Por otro lado debemos ir pelando las patatas, y una vez que las hayamos cortado en trozos, las metemos en una olla con agua y sal. Mientras se cuecen saca la mantequilla y la leche para que estén a temperatura ambiente.
  7. Cuando las patatas estén cocidas, se sacan de la olla y dejamos que se enfríen durante unos 10 minutos. Mientras tanto podemos ir poniendo el horno a precalentar a 200ºC.
  8. El siguiente paso consiste en echar la mantequilla, la leche, la mitad del queso gruyère rallado, la pimienta y la nuez moscada y machacarlo todo con un tenedor y con mucha energía. También se puede machacar los ingredientes con un chino o un masher (utensilio inglés para machacar). Se debe ir añadiendo leche hasta que el puré quede espeso pero sin grumos. Finalmente hay que añadirle yema de huevo.
  9. Vertemos esta mezcla de carne y salsa en una fuente de horno y se deja que se enfríe unos 10 minutos para que al echar el puré encima no se mezclen las dos capas. A continuación colocamos el puré de patatas por encima de la carne.
  10. Por último debemos colocar el pastek en el horno para que el puré se gratine. El tiempo recomendado son unos 40 minutos, hasta que quede doradito y crujiente.

 

desayuno típico

Guía para comer en Reino Unido

La gastronomía de Reino Unido es muy variada y frecuentemente desconocida por el resto de los europeos. La cocina típica inglesa tiene su base en la carne, productos de granja, verduras y pescado. Para la hora de comida la mayoría de los restaurantes ingleses ofrecen pescados, mariscos o carne de vaca o cordero, preparada ligeramente frita o asada. Los campos fértiles del suroeste de Londres proveen a la ciudad de una amplia variedad de vegetales, que generalmente se sirven solamente hervidos. En cuanto a postres, Kent, el jardín de Inglaterra, produce frutas conocidas internacionalmente como las ciruelas de Victoria, las manzanas o las peras.  Además, se puede disfrutar de una rica y variada repostería y bollería.

El desayuno es uno de los mejores del mundo. Suele estar compuesto por un zumo, cereales, frutos secos, porridge en Escocia, huevos fritos o revueltos con bacon, salchichas, champiñones y tomates (en Escocia, además, arenques ahumados). Para finalizar tostadas con mermelada y todo ello acompañado de una taza de té bien cargada.

Para almorzar el Steak and Kidney Pie, otro pastel con distintos tipos de carne de vaca y riñones. Para beber, cerveza o sidra; y como postres, Apple Pie, tarta de manzana caliente, Summer Puding, bayas con nata, o Custard, natillas.
La hora del té es, en realidad, la hora de merendar: para ello nada mejor que bollitos o pastas, las galletas short-bread de mantequilla o las oatcakes de avena.

No hay que dejar de probar las especialidades de cada región: pasties de Cornualles, empanadas de carne y verdura, Roast Beef and Yorkshire Pudding (considerado como el plato nacional), mejillones avinagrados, tarta de anguila, lomo de cerdo asado con salsa de manzana, cordero en salsa de menta y sopa de ostras. En Escocia, destacan el Haggis, morcilla preparada con avena, el cordero que se sirve con verduras y legumbres o el salmón en cualquiera de sus variedades. También sus quesos, como el Cheddar, y la bebida típica escocesa, el whisky de malta. En Gales, los platos de pescado, como el Sewin, trucha asalmonada, son típicos y deliciosos.

Existen varios platos que pueden ser considerados como típicos de la cocina londinense. El roast beef, bañado en “gravy”, una salsa preparada con el propio jugo de la carne, acompañado de verduras y patatas asadas. Tarta de anguila, con limón, perejil, cebollas, acompañado de puré de patatas. Un plato muy solicitado es el lomo de cerdo asado con salsa de manzanas.

 

No hay comentarios

Dejar comentario