Aterrizar en París es adentrarte en una ciudad única que rebosa pasión, emociones, diversión y un aire de romanticismo y de bohemia difícilmente igualable. Ya sea a los pies de la magnífica Torre Eiffel o en lo alto de Montmartre, ya te encuentres caminando por los Campos Elíseos o maravillándote con los tesoros del Louvre, París te seducirá a cada paso y hará que te preguntes por qué no habías programado antes un viaje a Disneyland París y a todos sus lugares únicos. Es más, también te preguntarás por qué no reservaste más días para tus vacaciones allí. París tiene tanto que ofrecer que es complicado abarcarlo todo, por eso es interesante planificar bien el viaje, a poder ser con expertos como Viajes Carrefour.

Sigue leyendo y te daremos los mejores consejos para disfrutar al máximo de este maravilloso destino, así como de los mejores hoteles en París.

Cómo organizar bien tu viaje a París

Disneyland París es uno de los parques más importantes y visitados de Europa. Se fundó en 1992 y desde entonces no ha parado de crecer y de recibir turistas de todo el mundo. Situado a tan solo 32 kilómetros de París, es un lugar excelente para visitarlo durante tu estancia en la capital francesa, así como también para quedarse allí varios días en sus formidables hoteles como el Disneyland Hotel, el Disney’s Hotel New York o el Disney´s Hotel Newport. Todos ellos tienen una decoración magnífica y una ambientación increíble, así como animaciones y visitas de personajes Disney.

Para llegar hasta allí se puede alquilar un coche, contratar alguno de los buses programados u optar por coger el tren RER desde París, que es la opción más frecuente y económica. Además, la entrada al parque es la última parada, con lo cual es imposible perderse. Otra opción muy recomendable es ir con el bus lanzadera Magical Shuttle que parte desde los principales aeropuertos de París.

Menos aglomeraciones en temporada baja

Este parque de atracciones se puede visitar durante todo el año, pero es en los meses de primavera y verano cuando suele contar con más afluencia, entre otras razones porque es cuando se puede disfrutar del mejor clima y de las atracciones acuáticas. Por otra parte, los meses que van de enero a mayo, así como de septiembre a diciembre, suelen ser cuando el parque se puede visitar con mayor tranquilidad. Es decir, sin tantas aglomeraciones, sin tener que hacer largas colas para subir a las atracciones y con mayor libertad y comodidad para elegir entre sus restaurantes y hoteles. Eso sí, algunos espectáculos están limitados o no se ofrecen en ciertas fechas. Por otra parte, si es posible, elegir fechas entre semana también hará que no encontréis tanta gente.

Otra fecha muy recomendable para conseguir un avión a París y a Eurodisney es Navidad. Los franceses, en general, viven con gran entusiasmo e implicación estas fechas y tanto la capital del país como su principal parque se vuelcan en la decoración, en el ambiente, en los espectáculos… Una Navidad en París y en Eurodisney será, sencillamente, inolvidable para toda la familia, especialmente para los más pequeños que podrán sentir a sus ídolos de fantasía de cerca y vivir en otro mundo durante unas horas.

Alójate en sus hoteles

Alojarse en uno de los hoteles que existen en el parque tiene muchas ventajas, desde ahorrar en el precio con descuentos por entradas y alojamiento, hasta perder también menos tiempo en desplazarse hasta allí. Además, si consigues madrugar, algo que a veces viajando con varios niños es difícil, podrás acceder al parque dos horas antes que el resto de visitantes y disfrutar así de muchas atracciones con menos gente.

Por otra parte, en Disneyland París existen cuestiones importantes como las entradas Fastpassque están disponibles para ciertas atracciones y que te permiten acceder a ellas sin pasar por la larga cola general. El funcionamiento es el siguiente: hay máquinas donde introduces tu entrada al parque y te dicen a qué hora puedes entrar con Fastpass a cierta atracción. Así que luego solo lo tendrás que tener en cuenta para estar allí en ese momento.

Otra cuestión interesante es que Eurodisney permite comprar las entradas con anticipación y con fecha abierta. Son algo más caras que las tradicionales, pero te dan más libertad en caso de que surja algún imprevisto en tu trabajo o en tu familia que os impida viajar en las fechas que, en principio, pensabais.

Disfruta al máximo durante tu estancia en Disneyland París

Una vez que te encuentres en Eurodisney verás cómo te cambia la mirada y también la de todos los que te acompañan, sobre todo la de los más pequeños. Esta será una experiencia que recordarán para siempre y por eso es importante que te esfuerces en que todo el mundo disfrute al máximo.

Afortunadamente, hay variedad de formas de divertirse en sus cuatro zonas temáticas: Fantasyland, Adventureland, Frontierland y Discoveryland. La primera es, tal vez, la más conocida y atrayente. Es la dedicada a los más pequeños y ahí está el Castillo de la Bella Durmiente, icono de este parque, así como todo tipo de atracciones y diversiones para ellos. En Adventureland, en cambio, se encuentran las montañas rusas más atrevidas y las referencias más aventureras como el Tren de Indiana Jones o el Galeón Pirata. Mientras que en Discoveryland llama la atención la Space Mountain.

Lleva disfraces para tus hijos

Un buen consejo para que tus niños disfruten todavía más es llevar un disfraz de algún personaje Disney para que se lo pasen todavía mejor. De hecho, si te atreves puedes ponerte uno tú también. En el parque hay servicio de alquiler de carros para bebés, aunque también puedes llevar el tuyo propio. Y recuerda: tan importante como intentar ver lo máximo posible es también tomarse los tiempos de descanso necesarios. Tú y los tuyos lo agradeceréis y así la jornada o jornadas en Eurodisney transcurrirán sin problemas.

No puedes perderte tampoco la mejor gastronomía de varios lugares del mundo que se encuentra en Disney Village, donde, además, podrás encontrar todo tipo de tiendas para llevarte el mejor recuerdo de esta aventura sin igual.

No hay comentarios

Dejar comentario