La temporada de nieve 2013-2014 en Andorra da el pistoletazo de salida el sábado 30 de Noviembre, con buenas previsiones para los amantes del esquí.

Si echamos la vista atrás, nos acordaremos que el otoño comenzó con un tiempo bastante anodino y con unas temperaturas excesivamente altas que no nos hacían ser muy optimistas de cara al comienzo de la temporada de esquí.

Estaciones de Andorra

Sin embargo, según pasaban los primeros días de noviembre los patrones atmosféricos cambiaron por completo y hacía mediados del mes las primeras nevadas llegaban a las inmediaciones de Andorra. Esta nieve cayó con abundancia y en pocas horas se acumularon más de 50 centímetros en la estación de Grandvalira o hasta 70 cm en Arcalís, sector perteneciente a la estación de esquí de Vallnord.

Además las bajas temperaturas, en ocasiones inferiores a los -10ºC, han permitido a los cañones fabricar nieve sin apenas descanso.

Todo este cúmulo de circunstancias han provocado que los operarios de Grandvalira y Vallnord hayan tenido que trabajar a destajo para preparar lo más rápido posible el comienzo de la temporada. A día de hoy, está confirmado que el sábado día 30 dará comienzo de forma oficial la temporada de esquí en ambas estaciones, y con unas condiciones que serán prácticamente inmejorables.

En Vallnord habrá más de 60km esquiables, todos ellos de nieve polvo, que harán disfrutar tanto a esquiadores principiantes como a los esquiadores más experimentados. El sábado, día de la apertura, se espera la llegada de algunas nevadas débiles que servirán para aumentar los espesores que actualmente ya son superiores a los 70 cm en cualquier cota. Sin embargo, de cara a domingo el tiempo se estabilizará por completo y la jornada será ideal para disfrutar del esquí.

El viento será otro factor a tener en cuenta en este inicio de temporada. Sobre todo el sábado soplará de componente noroeste y lo hará con alguna racha de intensidad moderada. Dentro de Vallnord, las pistas situadas en el sector de Arcalís, son las que más protegidas están a este tipo de vientos y sin duda las más recomendables para que tu experiencia sea 100% satisfactoria.

vallnord

Grandvalira también cuenta con unas condiciones inmejorables para estar aún en el mes de noviembre. Son 160 los kilómetros esquiables a día de hoy, con unos espesores que oscilan entre los 80 y los 170 cm, todos ellos de nieve polvo. El sábado, día de la apertura, también se espera que se produzcan algunas nevadas débiles, pero de cara al domingo la inestabilidad irá decreciendo y las condiciones meteorológicas serán ideales para disfrutar del esquí.

Como siempre en alta montaña, hay que estar muy atentos a las previsiones de viento. El sábado se espera que sople en las inmediaciones de Grandvalira de componente noroeste y con algunas rachas de intensidad moderada. No obstante, dependiendo de la orografía y de las pistas que elijamos para realizar nuestros descensos, este viento puede pasar casi por desapercibido. Por lo tanto, recomendamos a todos nuestros lectores elegir el sector Grau Roig para que su experiencia durante este fin de semana sea totalmente satisfactoria.

No hay comentarios

Dejar comentario