Siempre es buena época para viajar, pero con la llegada del buen tiempo apetece aún más hacer las maletas y disfrutar de un pequeño viaje.

Francia

1. Provenza Francesa y París (Francia)

En la región de Vaucluse, al sureste de Francia, se encuentra el parque Luberon, una extensión natural que merece la pena recorrer mientras que la primavera florece en sus campos.

París también nos sorprende en primavera. La vida transcurre entre pastelerías, mercadillos, tiendas de moda, museos y restaurantes. Este ambiente agradable e intimista hace que resulte embriagador perderse por sus callejuelas e investigar todos los lugares llenos de atractivo que embellecen y definen a la capital francesa.

2. La Valetta (Malta)

La Valetta se viste estos días de fiesta y ofrece diversión, tradiciones y buen tiempo. La música, la luz y el color no faltarán en la capital de la isla los días 25, 26 y 30 de abril, en un espectáculo gratuito en el que participan más de 30 empresas pirotécnicas del mundo: festival internacional de fuegos artificiales.

3. Córdoba

El renacer de la primavera da sentido a las Cruces de Mayo, una fiesta muy popular en Córdoba. El 30 de abril comienza el tradicional concurso de cruces y hasta el 4 de mayo es posible realizar una ruta por 23 casas con patios bellamente decorados.

 

Cáceres

4. Valle del Jerte, Cáceres

Cada año por estas fechas, el Valle del Jerte se prepara para la floración de los cerezos, un espectáculo natural de gran belleza. Las laderas del valle se cubren de blanco creando un paisaje maravilloso y único. La mejor manera de disfrutar de este acontecimiento es hacer un recorrido por la sierra, que pasa por localidades como Casas del Castañar o Barrado.

5. Florencia (Italia)

Durante estos meses Florencia es más bella aún si cabe ya que esta zona de la Toscana italiana está salpicada de bellos olivos, cipreses y amapolas que florecen en esta época. Florencia custodia un magnífico legado cultural que abarca aproximadamente un 10% del patrimonio artístico mundial.

 

6. Sognefjorden (Noruega)

Aunque las hordas de turistas llegan a los fiordos noruegos en verano atraídos por la espectacularidad del paisaje, ahora es cuando se puede disfrutar de todo su esplendor. Con la subida de las temperaturas los campos de hielo que cubren el fiordo se derrite y comienzan a brotar increíbles flores salvajes.

 

7. Algarve (Portugal)

Aunque el Algarve es de esos lugares que se pueden visitar en cualquier época del año, quienes conocen este rincón portugués saben que la mejor época para disfrutar de sus recónditas playas y apacibles pueblos es la primavera.

 

Londres

8. Londres (Reino Unido)

Las calles de la capital británica ofrecen multitud de posibilidades a los millones de viajeros que cada año la visitan. Asistir al tradicional cambio de guardia del Palacio de Buckingham con sus característicos rituales o poder atravesar el paso de cebra que en su día cruzaron los Beatles son algunas de las cosas que hacen de Londres una ciudad única.  Además, solo en la ciudad del Támesis se pueden contemplar importantes piezas de la historia de la humanidad, así como grandes obras de los pintores más famosos de manera gratuita.

9 . Granada

Si se visita Granada durante el mes de abril asistir a una de las celebraciones más tradicionales de Andalucía, la Semana Santa, que en Granada se caracteriza por su sobriedad. De los actos religiosos que tienen lugar durante la festividad merece la pena destacar dos procesiones: la del Cristo de los Gitanos, celebrada el Miércoles Santo, y la de Nuestra Señora de las Angustias, que se festeja en el interior del recinto de la Alhambra.

Ámsterdam (Holanda)

La ciudad goza de una intensa vida cultural y un ambiente de los más cosmopolitas de Europa con la llegada de la primavera. La llamada cariñosamente A’dam  merece la pena recorrerla a pie, caminando despacio, admirando todos y cada uno de sus rincones, muchos de los que, sin duda alguna, fotografiarás.

 

No hay comentarios

Dejar comentario