Os proponemos una serie de remedios como beber abundante agua para reducir el impacto del jet lag, también llamado “síndrome del cambio de franjas horarias”

Descansar avión

 

El Jet Lag es un síndrome que se origina al cruzar distintas franjas horarias y que provoca una alteración del ciclo sueño-vigilia. Entre otros síntomas, el turista puede experimentar cefalea, cansancio, sueño durante el día, trastornos de la capacidad mental y en la memoria, actividad física reducida, problemas digestivos, cambios en el estado de ánimo y apatía. Pasar de una franja a otra afecta al conocido como ritmo circadiano, un ciclo de actividad de 24 horas programado para vivir el día y la noche. Viajar hacia el oeste suaviza los efectos del Jet Lag, que aumentan en los desplazamientos hacia el este.

 

  1. Dormir antes y durante el vuelo, en cambio, a lo largo del vuelo descansa durante breves períodos de tiempo. Unos días antes de partir hacia tu destino, intenta irte a la cama unas horas antes si viajas hacia el este; si vuelas hacia el oeste alarga el día unas horas más.
  2. Beber agua y zumos e ingerir comida ligeras como frutas y verduras y rica en proteínas. Limita el consumo de cafeína y alcohol y durante y después del vuelo come alimentos bajos en grasas.
  3. Viste prendas ligeras.
  4. Nada más subir al avión cambia el reloj con la hora de destino para comenzar a ajustar psicológicamente a la nueva zona zona horaria.

cambiar reloj

 

5. Una vez en el destino, te sugerimos que realices paseos por espacios abiertos y exponerse a la luz natural, ya que el sol ayuda a reprogramar nuestro reloj corporal y permite que nos adaptemos con mayor rapidez al nuevo horario.

 

¿Cuánto tiempo necesito para recuperarme?

Normalmente vas a necesitar un día por cada zona horaria que cruces para restablecer el ritmo circadiano en viajes realizados del oeste al este. En cambio si el vuelo se coge para ir hacia el oeste se precisa un día por cada zona y media de zona horaria cruzada.

No hay comentarios

Dejar comentario