El Monte Hua se encuentra en la provincia de Shanxi, China, a 120 kilómetros de Xian. Es una de las cinco montañas sagradas del taoísmo.

Montaña Hua Shan

Según la mitología china, estas cinco grandes montañas fueron creadas del cuerpo de Pan Gu, primer ser vivo y creador del universo.

Hua-Shan alberga diferentes templos taoístas y está formada por cinco picos que conforman una flor de loto, considerada sagrada por la cultura oriental. Con 2.154 metros, el Pico Sur (Nan Feng) es el más alto de todos.
Debido a su inaccesibilidad, Hua-Shan se transformó en el lugar de peregrinación de aquellos que buscaban la inmortalidad, lo que no deja de ser una ironía, ya que algunos perdieron la vida en el camino.

La particularidad de esta espectacular montaña radica precisamente en su ascensión, puesto que cuenta con los senderos más complicados y de difícil acceso del mundo. Una sucesión de caminos estrechos y escarpados y subidas con pendientes prácticamente verticales, hacen que la subida hasta la cima sea una arriesgada aventura. Se necesita valor solo para atreverse a intentarlo.

A los pies de Hua-Shan y con una única vía de acceso, la parte baja de la montaña tiene una inclinación moderada, por lo que los primeros pasos serán sencillos, pero no te confíes. Poco a poco, los escalones se convierten en peldaños estrechísimos excavados en la propia piedra.  Para subir hay que utilizar pies y manos, prácticamente escalando y ayudarse también de cadenas clavadas a la roca.

La parte más extrema del recorrido supone un auténtico reto para los amantes del trekking, incluidos los más expertos. Contén la respiración, porque la pasarela de Changong Zhanda tiene curvas complicadas, que tendrás que recorrer en sus 4 metros de largo y 30 centímetros de ancho. Unos estrechos tablones de madera incrustados en la roca son los que te separarán del abismo absoluto. En esta parte tan extrema es necesario alquilar un arnés de seguridad.

Ascenso a la garganta

Otro tramo conocido por su peligrosidad es el “Dragón Negro”. Un paso esculpido al filo de la roca de piedra negra y que también cuenta con escasos centímetros de anchura.
Atravesar la Garganta de los Cien Escalones y sus peldaños que ascienden por un desfiladero de 90 grados, hará que tu adrenalina se dispare. Mejor no darse la vuelta.

Hua-Shan es una de las atracciones turísticas más importantes y más de 1 millón de personas la visitan. Por esa razón, son necesarias 46 personas para mantener limpia la montaña. Los trabajadores, suspendidos con cuerdas, recogen al año 180 toneladas de residuos arrojados por los turistas.

DEBERIAS SABER…
La mejor temporada para ascender la montaña es de abril a octubre, siempre que no llueva.
Mejor abstenerse los días de fiesta en el país, debido a que son muchos los que acuden a visitarla haciendo que el camino resulte más peligroso.
Por el camino hay puestos de comida y bebida. Cuanto más altos estén situados, más caros serán los precios.
Si tu intención es pasar allí la noche puedes hospedarte en un albergue. La entrada que da acceso a la montaña cuesta 180 yuanes (unos 22€).

No hay comentarios

Dejar comentario