Puentes, torres o edificios urbanos; cuanto más altos mejor. Los amantes de los saltos al vacío buscan los mejores puntos del mundo para nadar en el aire.

 

El puente de las Cataratas Victoria (Frontera entre Zimbabwe y Zambia)

Entre dos países, sobre el río Zambeze y con el sonido de sesenta millones de litros de agua cayendo por minuto; el puente de las Cataratas Victoria es uno de los sitios más fascinantes para el bungee jumping, con una caída libre de 4 segundos, entre una nube de humo blanca y con el arcoíris de fondo. El puente que une Zimbabue con la ciudad de Livingstone en Zambia, tiene 111 metros de altura y fue inaugurado en el año 1905. Otras emociones fuertes por la zona pasan por hacer rafting por el Zambeze o bañarse en la Piscina del diablo (Devil’s pool) en la isla de Livingstone.

Puente de las Cataratas Victoria

Torre de Macao (China)

En pleno centro de la ciudad asiática de los casinos, se levanta la gigantesca Torre de Macao. Tiene una altura de 331 metros si contamos con su antena, aunque es a 233 metros, en la última planta, desde donde los más intrépidos se lanzan en el salto comercial más alto del mundo. Eso sí, con una cuerda elástica especialmente diseñada para esta torre. Cuando se encienden las luces de ‘Las Vegas de Oriente’ se efectúan saltos nocturnos.

Torre de Macao

El puente Royal Gorge (Estados Unidos)

Cerca de la ciudad de Cañón City en el estado de Colorado, se encuentra el Parque Natural de Royal Gorge, también conocido como el Gran Cañón de Arkansas. En este punto, dos gigantescos desfiladeros rocosos envuelven uno de los puentes más altos del mundo. Tirarse en caída libre los 321 metros que lo separan del suelo, es una vertiginosa experiencia hasta para los más atrevidos.

Puente Royal Gorge

Dique Verzasca (Suiza)

La presa del río Verzasca se hizo conocida gracias a la película ‘Golden Eye’ donde Pierce Brosnan, ejerciendo de agente 007, daba un salto bungee tras los créditos iniciales. Salvajes montañas rodean el dique de hormigón de 220 metros que se eleva sobre el río.

Dique Verzasca

The Last Resort (Nepal)

Un complejo de deportes de extremo localizado a tres horas de la capital nepalí y muy próximo al Tibet, se ha convertido en uno de los destinos más demandados para aquellos que buscan unas intrépidas vacaciones. Es el único lugar del país para arrojarse al vacío, concretamente a 160 metros del río Bhote Kosi. Tu salto quedará grabado y podrás llevarte el DVD como prueba de tu valentía.

Río Bothe Kosi

Puente Bloukrans (Sudáfrica)

Aunque no es un puente demasiado alto, con 216 metros es uno de los más elegidos para disfrutar de un chute de adrenalina. Ubicado en medio de ricas reservas naturales en el Parque Nacional Sudafricano de Tsitsikamma, ha batido records Guinness como el del lugar en el que la persona más mayor ha saltado (96 años). Además, celebridades como el príncipe Harry o Jack Osbourne han optado por este punto para dar el salto.

Puente Bloukrans

Puente de la Caille (Francia)

Dos puentes a tan sólo 50 metros de distancia uno del otro, son los culpables de que esta zona de los Alpes franceses atraiga cada año a cientos de aventureros en busca de emociones fuertes. En un bonito entorno lleno de vegetación y acompañado de abruptas montañas; el puente Charles-Albert, monumento histórico, y el Caquot forman la conjunción perfecta.

Puente de la Caille

Extremo Park (Costa Rica)

En la región de Monteverde descubrimos uno de los puntos más altos de Sudamérica para practicar bungee jumping. A 143 metros de altura desde verdes bosques, una especie de tranvía suspendido por varios cables, acoge uno de los saltos más excitantes. Es importante tener en cuenta las condiciones del viento en la inestable plataforma. En el “Parque Extremo”, abierto hace escasos años, también se pueden practicar otras actividades de aventura.

Extremo Park

Puente del río Kawarau (Nueva Zelanda)
El histórico puente suspendido a 43 metros de aguas turquesas desde el que se han lanzado más de 650.000 personas, es considerado como uno de los puntos más escalofriantes para lanzarse. Incluye contacto con el río durante el salto. Construido en el año 1880 a 20 kilómetros de la ciudad neozelandesa de Queenstown, se le conoce como el “Word Home of Bungy Jumping”, ya que aquí se estableció el primer bungee de manera permanente.

Puente del río Kawarau

Playa Navagio (Grecia)
En este caso el protagonista del bungee no es una torre ni un puente sino un acantilado de 200 metros. El entorno es sencillamente espectacular, la dorada arena de la playa, el mar infinito y un barco abandonado.

También en Grecia, en el Canal de Corinto, encontramos un punto idóneo. Se trata de un desfiladero en el que se construyó un puente a una altura de 79 metros. El desfiladero sirve de vínculo entre la parte continental griega y el Peloponeso y las vistas que se divisan desde el puente, no tienen precio.

Playa Navagio

No hay comentarios

Dejar comentario