Conviértete en paparazzi improvisado durante la 69ª edición del Festival Internacional de Cannes y descubre una de las joyas de la Riviera Francesa.

¿Dónde se celebra el Festival de Cannes este año? Es la pregunta que seguramente nunca debió hacer la cantante Christina Aguilera, pero las malas lenguas no tardaron en difundirla para la posteridad. Cannes es esa joya de la Costa Azul francesa que cada año recibe a las estrellas del celuloide y se convierte por unos días en la meca del cine (con permiso de Hollywood). El Festival de Cine de Cannes, que este año se celebra entre el 11 y el 22 de mayo, se remonta a la década de los 30 y surgió como resultado de rencillas políticas. En 1938, Europa contaba ya con la Mostra de Venecia y aquel año destacaba una cinta sobre las demás: ‘La gran ilusión’, de Jean Renoir. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial se acercaba y Venecia favorecía a las películas italianas y alemanas, por lo que la controvertida obra del francés volvió a casa con las manos vacías. Esto provocó que el país galo decidiera crear su propio festival internacional y ahí surgió uno de los principales acontecimientos cinematográficos.

Siete décadas de anécdotas

“El Festival es una tierra de nadie apolítica, un microcosmos de lo que sería el mundo si los hombres pudieran relacionarse entre sí directamente y hablar el mismo idioma”. Fueron las palabras del poeta y cineasta francés, Jean Cocteau, en la línea de mantener la política al margen del evento. Algo que no pudo conseguirse en 1968 en pleno ‘Mayo francés’ cuando los estudiantes de La Sorbona y otras universidades parisinas se echaron a la calle comenzando revueltas por el país que llegaron hasta Cannes. El festival fue boicoteado y tuvo que suspenderse cuando invitados como Roman Polanski, que participaba como jurado, se unieron a las protestas. La ciudad más glamorosa del mundo, paradigma de la moda y el saber estar, ha visto empañado su brillo en alguna ocasión. La más recordada fue en 2007 cuando el actor Sacha Baron Cohen se paseó con un minúsculo y fluorescente bañador para promocionar su película ‘Borat’.

Estatua de bronce de un ángel portando la Palma de Oro. Grisha Bruev : Shutterstock.com
Estatua de bronce de un ángel portando la Palma de Oro. Grisha Bruev : Shutterstock.com

Este año, y por tercera vez en su historia, Woody Allen será el encargado de abrir el festival. Con ‘Café Society’ en esta ocasión, una historia de amor y cine en el Hollywood de los años 30, protagonizada por Kristen Stewart, Jesse Eisenberg, Blake Lively y Steve Carell.

La ruta de las estrellas

Dos semanas recibe a las estrellas mundiales y doce meses dura su estela. Por eso no importa que visites la ciudad fuera de la fecha del festival porque igualmente puedes hacer un recorrido a través de los sitios más emblemáticos como el Palacio de Festivales y Congresos donde tiene lugar. Pero si hay una seña de identidad de Cannes es el Bulevar de la Croisette (‘Promenade de la Croisette’), dos kilómetros de paseo a orillas del mar Mediterráneo con palmeras y coches de lujo como el descapotable en el que lo transitaron Sophia Loren, Alain Delon y Romy Schneider en 1962. Alberga las boutiques, restaurantes y hoteles más lujosos: Le Majestic, Martinez, el Grand Hotel Cannes o el famoso Carlton, que este año sopla 103 velas.

Hotel Carlton, Cannes. andersphoto : Shutterstock.com
Hotel Carlton, Cannes. andersphoto : Shutterstock.com

Un siglo en el que ha sido el hogar de paso de las estrellas más míticas. Se inauguró cuando veraneaban allí los miembros de las aristocracias rusa e inglesa, las celebridades de aquellos tiempos. Con la llegada del festival y de la edad de oro del cine en los años 50 comenzó a hospedar a actores y hasta se convirtió en escenario de la película de Hitchcock ‘Atrapa a un ladrón’ (1954), protagonizada por Cary Grant y Grace Kelly. Fue precisamente allí donde la princesa del cine se convirtió en real al conocer allí mismo a Rainiero de Mónaco.

Panorámica del Bulevar de la Croisette. nito : Shutterstock.com
Panorámica del Bulevar de la Croisette. nito : Shutterstock.com

La costa del séptimo arte

La Croisette también es el nombre de su playa más famosa, en la que Claudia Cardinale se paseó con un manso guepardo para el estreno de ‘Il Gattopardo’ en 1963 ante la mirada de su compañero de reparto Burt Lancaster. O donde Brigitte Bardot eclipsó a los presentes tomando el sol en bikini en 1953, comenzando así una revolución en la que las mujeres colgaron su bañador para ponerse ese verano el ‘dos piezas’. Más atrevida fue Simone Silva, una actriz de El Cairo que se quedó en ‘top less’ (aunque tapándose con las manos) durante una sesión fotográfica con un sorprendido Robert Mitchum. Los fotógrafos acabaron a golpes para conseguir la mejor instantánea. Este incidente ocurrió en una playa de una isla Lérins, muy cerca de Cannes, y le sirvió para ser elegida anecdóticamente Miss Festival 1954.

La perla de la Riviera Francesa

La capital francesa del lujo llama al dinero. Por eso uno de los casinos más famosos de todo el planeta se encuentra en Cannes. El es Palm Beach y sus acaudalados clientes sólo atracan sus yates para jugar unas horas a la ruleta o al ‘blackjack’. También puedes dejar tu dinero en sus tiendas de lujo de la Croisette o, ya más asequible, en las de la  Rue d’Antibes y Rue Meynadier, y en los mercados al aire libre en el casco antiguo, el barrio de Le Suquet.

Rue d’Antibes. Cannes. Giancarlo Liguori : Shutterstock.com
Rue d’Antibes. Cannes. Giancarlo Liguori : Shutterstock.com

Aquí puedes optar por alternativas más espirituales como visitar la Catedral de Notre Dame de Bon Voyage y la iglesia Notre Dame de l’Espérance, o sus fortificaciones medievales.

Le Suquet, casco antiguo de Cannes.
Le Suquet, casco antiguo de Cannes.

Y si quieres navegar, dirígete en un ferry hasta la Isla Santa Margarita donde estuvo preso el ‘Hombre de la máscara de hierro’, que inspiró obras y películas como la protagonizada por Leonardo DiCaprio. La ciudad que reposa a orillas del Golfo de Napoule ofrece mucho que ver pero siempre con los focos y los fotogramas como telón de fondo.

No hay comentarios

Dejar comentario