Antigüedades y piezas de coleccionismo; ropa y muebles; libros y discos o materiales eléctricos son algunos de los objetos que pueden encontrarse en estos mercados.

Los más diversos objetos que pueda imaginar, tanto nuevos como usados, se dan cita en los mercados callejeros que se instalan en las grandes ciudades europeas todos los días de la semana.

Nuestras mejores propuestas:

Rastro – Madrid

rastro de madrid

Se instala en el centro de la ciudad desde hace más de 400 años, es un lugar histórico de compras donde los anticuarios venden sus tesoros o donde se pueden encontrar todo tipo de antigüedades, objetos de artesanía y muebles, además de realizar subastas de obras de arte. Este lugar es el Rastro, cuyo eje central es la cuesta de la Ribera de Curtidores. Todos los domingos, desde las 9 de la mañana hasta las 15 h., el Rastro de Madrid se convierte en el corazón de la ciudad.

Mercat dels Encants – Barcelona

La Feria de Bellcaire o Encantes Viejos, como también se conoce este mercado barcelonés, el más antiguo de Europa (siglo XIV), permite comprar y vender productos casi históricos e imposibles de encontrar en otros canales. Pero dos horas antes de la gran afluencia, a las 7h, comienza la subasta pública de las mercancías que más tarde se pondrán a la venta “al por menor”. Y es, precisamente, en el campo de subastas donde se empieza a gestar el encanto de Los Encantes. Hoy en día el mercado está situado en la Plaça de les Glòries.

Gran Bazar y Bazar de las Especias – Estambul

gran bazar estambul

Mercados callejeros como el Gran Bazar y el Bazar Egipcio de Estambul, abiertos de lunes a sábado, de 9 a 19 h, son habituales en Turquía. En los bazares turcos hay que regatear para conseguir un buen precio. El Gran Bazar, que ocupa un total de 35 hectáreas, unas ochenta calles, cuenta con más de 4.500 tiendas en las que trabajan más de 15.000 trabajadores. Además de las tiendas, el Gran Bazar dispone una mezquita, doce capillas o mescid, un pozo y seis fuentes. Siendo así no es de extrañar que de él se diga que es una ciudad fundada para el comercio. Se abrió por primera vez en el siglo XV. En sus puestos, por supuesto, encontrará excelente ropa de cuero, alfombras manufacturas en seda, algodón o lana, cerámicas, joyas, especias y una gran variedad de piedras preciosas.

El mercado de Mısır Çarşısı (situado en Yaglikcilar Caddesy), también recibe el nombre de Mercado Egipcio por ser el lugar donde se vendían las especies traídas de Egipto durante la época otomana, se encuentra en el muelle de Eminönü, justo enfrente del Puente de Gálata. En el bazar de las especies hay noventa y siete tiendas. Fue construido en el año 1660 para poder financiar el Külliye de la Mezquita Nueva. En el mercado se pueden comprar docenas de especias y todo tipo de hierbas en pequeños paquetes preparados o en grandes sacos, por gramos.

Porta Portese – Roma

Es el mercado de baratijas más grande y concurrido de Roma y en él se puede encontrar de todo: ropa, libros, antigüedades, etc. Situado en Porta Portese y las calles adyacentes, sus precios son muy económicos, aunque si lo desea, puede regatear para conseguir una ganga mayor. Únicamente está abierto los domingos, de 7 a 13 h.

Marché aux Puces de St-Ouen – París

mercado de las pulgas paris

Se encuentra en el barrio de Montmartre, en París, es el mayor mercadillo de Europa, con alrededor de 2.500 puestos en los que se incluyen antigüedades y joyas de época. Está abierto desde finales del siglo XIX sábados, domingos y lunes, de 10 a 17h.

No hay comentarios

Dejar comentario