Existen tiendas donde ser cliente se convierte en algo sublime gracias a una puesta en escena que apela a los sentidos: la filosofía ‘concept store’.

tienda Apple
Tienda Apple

Hoy en día comprar ya no es un simple trueque de dinero por un producto que necesitamos, con el paso del tiempo se ha convertido en toda una práctica o entretenimiento con nombre propio: ‘ir de compras’ (o ir de ‘shopping’). Pero en la sociedad capitalista y sobreestimulada en la que vivimos, donde la publicidad prima sobre todas las cosas y comprar por comprar es ya una forma de vida, el consumidor comienza a cansarse de ser el ratón que todos los gatos quieren atrapar sin recibir demasiado a cambio. Los expertos en marketing han llegado a la conclusión de que para tener al ratón contento hay que ofrecerle una experiencia casi mística en forma de queso. Eso es lo que se conoce como el nuevo ‘concept store’. Una filosofía de mercado plasmada en tiendas a pie de calle y al alcance de todos donde la experiencia de compra se convierte en algo extraordinario que invoca a todos los sentidos.

Por todo el mundo comienzan a crearse tiendas pensadas por y para el cliente, para que disfrute mientras está dentro, no sólo para que consuma. Locales donde el diseño es el punto fuerte: decoraciones cuidadas, tejidos, materiales y colores sorprendentes, formas sugerentes en cada pared, espejo o estantería, maniquíes casi humanos o sillones donde poder descansar mientras piensas qué vas a escoger. Este tipo de espacios son el contrapunto de la estética clónica que ofrecen las franquicias de algunas marcas por todo el mundo. El ‘concept store’ va más allá, es casi el futuro, pero ya está aquí.

Comprende la filosofía ‘concept store’ en toda su esencia en Barcelona

Ya puedes visitar un local basado en esta idea en nuestro país, concretamente en la ciudad condal: ‘Be the store’. Pertenece al grupo Natura Selection y se ubica en la céntrica avenida Diagonal (abre de lunes a sábado). En esta tienda de 400 metros cuadrados destaca la exclusividad, puedes vestir con personalidad sin necesidad de coincidir con la misma prenda que tu amiga, como suele ocurrir muchas veces con otro tipo de compras. Cada objeto y cada prenda están seleccionados uno a uno y son únicos, “adecuados a las necesidades diarias de la sociedad”. La propia tienda se define como “un espacio donde encontrarás cosas para sentir, bailar, vestir, reír… Desde libros, hasta ‘gadgets’, ropa y complementos”.

Y cuando te apetezca hacer un descanso, disfruta de un café, un zumo natural y lo que se te antoje para comer. ¿Lo mejor de todo? Su terraza ajardinada, el lugar más encantador de toda la tienda. Con asientos de mimbre o de hierro, lamparitas, mesas de madera y vegetación en forma de palmeras, un mobiliario ecléctico pero que combina estupendamente entre sí. Desde allí podrás hacerte los mejores ‘selfies’ y contar a tus amigos que estás disfrutando de un té en la tienda más innovadora de Barcelona. Adéntrate en este mundo ‘Be’ porque desde la calle no se aprecia todo lo que dentro se esconde.

Una revolución mundial

Son muchas las ciudades en las que han proliferado este tipo de establecimiento. En París encontramos Colette, inaugurada en 1997, se ha convertido en el paradigma de una concept store de lujo. Nueva York cuenta con Fivestory, un espacio decorado por Ryan Korban en el que encontrar todo tipo de productos. En Milán, paraíso de compradores, se puede visitar Corso Como Milán, una tienda con mini hotel que lleva al extremo el concepto. Londres nos sorprende con diversos ‘concept stores’, entre los que destaca LN-CC, un proyecto de John Skeltonal al que solo se puede acceder con cita previa. Un ambiente único para comprar que se transforma, por la noche, en bar de copas. Berlín cuenta con Andreas Murkudis, una tienda muy especial con objetos de lo más raros y provocadores.

Reinas del ‘concept store’

Nike Store
Tienda de Nike

Las grandes marcas internacionales no han querido dejar pasar la tendencia. ¿Qué mejor para una tienda de deporte que maniquíes en movimiento? Eso piensa Nike. Formas apolíneas que muestran cómo sienta la ropa una vez puesta. Siempre es mejor esta opción que mostrar las prendas colgadas en perchas. Si además le damos al establecimiento una estética con aire de boutique en lugar de parecer la cancha donde se practica, las ganas de comprar aumentan exponencialmente.

Por último, otra de las maestras del ‘concept store’ es la marca Apple. Sus tiendas repartidas a lo largo de los cinco continentes hacen que te sientas como dentro de uno de sus dispositivos. Líneas rectas, simplicidad en formas y colores limpios y claros son definitorios a la hora de decorar sus locales. Siéntate tranquilamente y prueba todos los aparatos para disfrutar de una experiencia real antes de decidirte a realizar tu compra.

Y es que vender hoy día no es tan fácil como parece. Mucho encanto, mucha paciencia y las mejores técnicas para cautivar al cliente son ingredientes imprescindibles para triunfar.

No hay comentarios

Dejar comentario