¿Te has subido a un taxi con el taxímetro roto?¿Te han ofrecido ofertas irresistibles? Te damos algunas pistas para que ningún contratiempo estropee tus vacaciones.

Taxi en Nueva York

1. El timo del taxista
Depende del país, pero son muchos los viajeros que se quejan de los taxistas que van sin taxímetro, cuando tienen la obligación de encenderlo. Por eso, os aconsejamos que, antes de emprender el camino, os aseguréis que se enciende el taxímetro. Si vas a viajar a algún país de Sudeste Asiático o Sudamérica, ojea las tarifas más habituales, ya que vas a tener que negociar el precio de la carrera.

Otro de los timos más comunes de los taxistas es que te lleven a otro hotel o restaurante diferente al que tú le indicas. Normalmente los taxistas dicen que ese lugar está cerrado o en obras y se ofrecen a llevarte a otro restaurante o hotel que el conoce. A cambio el taxista recibe una comisión.

2. Timos en el aeropuerto
Es habitual en algunos aeropuertos encontrarse con gente que se ofrece a llevarte la maleta hasta la terminal o la parada del taxi. Declina el ofrecimiento si no quieres darle una propina. En los aeropuertos también suele darse el timo conocido como “Nada por aquí, nada por allá”. Este truco consiste en colocar junto a tus pertenencias una maleta sin fondo y con la ayuda de unas pinzas te sustraen la maleta. La única forma de evitarlo es no perder de vista ni un segundo tus maletas.

3. Cambio de moneda
En los puestos fronterizos de los países asiáticos es frecuente encontrarse con gente que te ofrece cambiar las divisas del país que dejas. Para evitar las comisiones abusivas, siempre es aconsejable llevar encima billetes de dólares pequeños.

Otro de los timos más comunes se suelen dar al cambiar el dinero en la calle. Aunque en muchas ocasiones puede ser la opción más rápida, conviene buscar una casa oficial de cambio de moneda. En la calle puedes acabar con billetes falsos o cantidades erróneas.

También os aconsejamos que, antes de salir de España, echéis un ojo a cuánto está el cambio de moneda. Las casas de cambio de los aeropuertos suelen tener unas comisiones más altas.

4. Restaurantes
Lo hemos metido en esta lista pero el timo de las tentaciones en la mesa no es una estafa exactamente. Es una advertencia para que no te lleves las manos a la cabeza cuando te lleven la cuenta a la mesa. Es habitual en los restaurantes que antes de servirte lo que has pedido te lleven a la mesa unos aperitivos que suelen ser más caros casi que el menú. Así que si no quieres llevarte sorpresas en la cuenta, recházalos amablemente.

5. El timo del alquiler de coches o bicicletas
Si tienes pensado alquilar un coche o una bici, antes de salir por la puerta, haz fotos del vehículo, sobre todo si tiene algún golpe, ya que puede que quieran hacer que les pagues los desperfectos hechos por otro. También os aconsejamos que os leáis detenidamente el contrato ya que pueden añadir tasas, impuestos de circulación o cualquier otra condición.

Timos viajes

6. Carterista y robos
En cada país los carteristas tienen un truco para limpiar la cartera a los turistas. Para evitarlo, lo único que está en tus manos es no dejar que nadie se acerque a ti con cualquier excusa (metro, plazas públicas, tiendas…). !Ojo! En los países asiáticos los carteristas son los monos que quitan con mucha agilidad la cartera a los viajeros y salen disparados hacia la jungla.

7. Mordida o policía falsa
En México muchos viajeros siguen sufriendo la temida mordida cuando deciden alquilar un coche para realizar alguna excursión por su cuenta. Este timo consiste en el pago a la policía de una suma considerable de dinero a cambio de que quiten una multa por haber cometido alguna infracción. En este punto el único consejo que te podemos dar es que negocies la cuantía final a pagar.

En algunos países asiáticos os podéis encontrar también con policías que os piden la documentación y os digan que han encontrado algún problemilla. La única forma de solucionarlo es pagando lo que ellos llaman “una tasa de gastos administrativos”.

8. Trucos y juegos en la calle
En los centros turísticos de las grandes ciudades os podéis encontrar con personas que se ponen en medio de la vía haciendo trucos de magia o cantando, mientras sus compinches limpian los bolsos y bolsillos de los ingenuos viajeros.

9. Descuentos tiendas
En algunos bazares o zocos os podéis encontrar con locales que os quieren llevar a una tienda determinada donde ellos obtienen una comisión. Los vendedores no os dejarán salir sin adquirir ningún objeto.

10. Información errónea
En las zonas fronterizas han proliferado las agencias que tramitan visados, unas veces innecesarios y otras por un precio mucho más alto por el que habitualmente se pueden conseguir. Primero te aconsejamos qué consultes si se necesita visado para entrar y, en segundo lugar, que te informes de cuáles son las tasas oficiales.

No hay comentarios

Dejar comentario