Si piensas en uno de esos viajes imposibles de olvidar, ¿cuál es el que te viene primero a la mente? Muchos responderán que, sin duda, el viaje al sureste asiático, pues suele dejar una huella imborrable en aquellos que lo visitan. Pero ¿cuánto sabes de este lugar del planeta?

Para empezar, se trata de una región formada por 11 países situados al sur de China y al este de la India, y es una de las más pobladas del mundo. Aunque existen puntos comunes en todos los países, el sureste asiático es una amalgama de culturas y pueblos que conforman un peculiar conjunto. Por ello, en tu viaje podrás descubrir un gran número de estilos de vida diferentes, con todo lo que ello conlleva: cultura, gastronomía, arquitectura, costumbres… La pintoresca combinación de estos elementos hace tan especial a esta región de Asia.

Para disfrutar al máximo de la experiencia, te damos algunos consejos a la hora de preparar tus rutas. Especialmente por temas de salud, suele ser una de esas zonas que pueden inspirar cierto temor a algunas personas, pero como verás a continuación, no hay nada de que preocuparte si tomas las precauciones adecuadas. Lo más importante a la hora de preparar tu viaje es, sin duda, la información. Y un dato importante a tener para que tu viaje al sureste asiático sea inolvidable es el tema de las vacunas.

¿Qué vacunas tienes que ponerte para viajar al sureste asiático?

Lo primero que tienes que saber de cara a tu viaje al sureste asiático es que ninguna vacuna es obligatoria si llegas desde España, pero sí hay recomendaciones.

En la mayoría de los destinos, se recomiendan las vacunas contra la hepatitis B, el tétanos o la difteria. Otras vacunas recomendadas son contra la hepatitis A, la fiebre tifoidea, la rabia y, en según qué países y dependiendo de la temporada en la que vayas a viajar, contra la encefalitis japonesa. Si comienzas el viaje desde un país en el que existe fiebre amarilla, también deberás vacunarte contra ella.

Si no has recibido las vacunas antes de comenzar el viaje y cambias de opinión una vez en el destino, ¡no te preocupes! Es posible hacerlo en la mayoría de países, acudiendo a un hospital o centro de salud, o incluso en las ciudades, en los “Travel Vaccination Centre”. En estos centros de vacunación, además de recibir la vacuna, podemos acudir en busca de información y asesoramiento sobre las distintas enfermedades y cómo protegernos frente a ellas.

Aun así, nuestro consejo es que lo mejor es planificarlo todo con respecto a las vacunas en tu de origen, recurriendo a nuestro centro de salud más cercano y consultando la página web del Ministerio de Sanidad para conocer las recomendaciones actualizadas en materia de vacunación y enfermedades en los diferentes países a los que quieras viajar.

Además, hay que tener en cuenta que la malaria y el dengue son dos enfermedades muy comunes en el sureste asiático, y pueden llegar a ser muy peligrosas. Si bien no existe una vacuna para prevenirlas, en el caso de la malaria hay una forma de inmunización a través de un medicamento oral que se administra de forma general dos semanas antes de llegar al lugar de destino. En el caso del dengue, la principal forma de evitarlo es protegerse de la picadura del mosquito que lo transmite, el Aedes Aegypti.

Lo más importante para prevenir estas dos enfermedades es evitar la picadura de los mosquitos que las transmiten, especialmente por la noche. ¿Quieres conocer una serie de pautas para protegerte? Lo primero será usar camisetas de manga larga y pantalones largos que te cubran la mayor parte de la piel, especialmente en época de lluvias, cuando la humedad es mayor y las picaduras de estos mosquitos más frecuentes.

Además, a la hora de dormir puedes usar una tela mosquitera para la cama, muy frecuente en la región. La encontrarás en la mayoría de los hoteles. Además, es importante el uso de repelentes antimosquitos en forma de tabletas, sprays para aplicar en la piel y aparatos que los repelen de las habitaciones.

Otros consejos para tu viaje al sureste asiático

Otro de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de preparar tu viaje al sureste asiático es la posibilidad de contratar un seguro de viajes. Este tipo de seguros ofrece cobertura sanitaria que incluye los gastos médicos en destino de todo tipo, ya sean consultas médicas, el ingreso en hospitales por enfermedad o accidente e incluso asistencia dental. Por norma general, estos seguros se contratan en el lugar de origen, y pueden tener distinta duración según las necesidades de cada viajero. Así, existen seguros de una semana, meses, o que ofrecen incluso cobertura anual.

No dejes que un simple contratiempo, como podría ser una diarrea o una leve indisposición, puede arruinar tus vacaciones. Para evitarlo, es fundamental pensar muy en serio en la posibilidad de necesitar asistencia médica en tú destino. Si bien las grandes ciudades del sureste asiático cuentan con hospitales y centros médicos, y la visita al doctor por un pequeño problema es en general económica en estos países, cabe la posibilidad de que te encuentres en poblaciones de pequeño tamaño o lugares más remotos, donde es más difícil encontrar asistencia médica.

Además, en estos lugares más apartados, aunque seguro que disfrutas de una aventura de lo más exótica, la asistencia sanitaria suele ser más deficiente, y es posible que la mayoría de personas que nos pueden atender no hablen inglés. Pero no te preocupes, tu seguro médico te puede prestar asistencia personalizada en este tipo de casos.

En cuanto al aspecto económico, has de tener en cuenta que el desembolso que realizamos previamente en materia de prevención puede ser infinitamente rentable con respecto a una posible factura médica surgida por algún problema en el país de destino. Como ejemplo, una consulta puede ser económica, pero un ingreso hospitalario puede suponer un gran gasto, un imprevisto que un seguro de viajes puede cubrir sin mayor inconveniente.

Con estos consejos seguro que disfrutas mucho más de viaje a una de las zonas más exóticas del planeta. ¿A qué esperas?

No hay comentarios

Dejar comentario