Nos vamos de rebajas a lo grande; haz la maleta y acompáñanos en nuestro recorrido por los centros comerciales y las tiendas más alucinantes del mundo.

Las tradicionales rebajas post-navideñas ya están aquí y la cita con ellas es casi ineludible en cualquier ciudad, pero Minessota, con su Mall of America (MoA), destaca como lugar de peregrinación para el consumista nato. Aquí, en pleno Medio Oeste, hacemos nuestra primera parada. Este inmenso centro comercial tiene tantas tiendas en su interior que si un comprador quisiera pasar 10 minutos en cada una, tardaría 86 horas en hacer el recorrido completo.

Cabe tomarse un respiro para ir a jugar al golf, montar en las cinco montañas rusas del parque de atracciones Nickelodeon, o incluso casarse en una capilla. Todo ello sin salir de este monstruoso conglomerado de casi 400.000 metros cuadrados. No te pierdas la archiconocida tienda de Lego, donde podrás comprar al peso los famosos bloques de construcción de la marca y dejar salir al niño que hay en ti jugando en sus instalaciones.

Parque Nickelodeon

En Las Vegas te espera el Gran Canal Shoppes, un centro comercial que es considerado uno de los más llamativos y más kitsch del mundo. Recrea fielmente la ciudad de Venecia y te brinda la oportunidad de ir de tienda en tienda montado en góndola, surcando los canales bajo un brillante cielo azul pintado que mantiene la ilusión de estar en “la bella Italia”, para acabar cenando en la terraza de alguno de sus restaurantes, con la luz de las velas reflejándose en el agua….no suena mal, ¿verdad?. La copia de la plaza de San Marcos, con sus constantes espectáculos que la llenan de vida y color, es la guinda de este pastel. Es el entorno ideal para que tires de tarjeta esta temporada de rebajas, alegremente y sin remordimientos porque, como siempre…“lo que pasa en las Vegas se queda en las Vegas”.

Grand Canal Shoppes

Tenemos que darle la razón a Bogart, y confirmar que siempre nos quedará París, porque este recorrido no tendría sentido si no hiciéramos parada en la ciudad de la luz para curiosear en las míticas Galerias Lafayette, emblema del glamour y meca de ‘fashionistas’ de todo el mundo. Bajo su cúpula centenaria, símbolo de la Belle Époque, puedes encontrar las mejores marcas y los productos más selectos, eso sí, no accesibles para todos los bolsillos. Aunque no compres nada, no te irás de vacío: solo por ver el edificio por dentro merece la pena la visita, y abandonar la ciudad sin conocerlo es como saltarse la torre Eiffel o los Campos Elíseos.

Galerias Lafayette

Si lo tuyo son las nuevas tecnologías no tienes que irte muy lejos; bajo la mismísima pirámide de cristal del Louvre, uno de los lugares más fotografiados de la capital francesa, encontrarás la primera y más emblemática tienda Apple de París. No pasará inadvertida, ya que el logo de la manzana se proyecta sobre la pirámide invertida. La marca no podría haber encontrado un enclave mejor para su ‘flagship store’ en la ciudad.

No es un centro comercial, pero por su tamaño y afluencia lo parece. La juguetería Hamley’s en Regent Street (Londres) es todo lo que cualquier niño pudiera soñar, y lo que cualquier adulto con alma de Peter Pan necesita ver al menos una vez en la vida. Sus cinco enormes plantas forman un mundo de fantasía plagado de muñecos, peluches y juguetes, con áreas de juego y demostraciones en las que podrás toquetear todo. En la puerta te reciben sus divertidos empleados, disfrazados de personajes infantiles, y te dan una calurosa bienvenida a este singular “País de Nunca Jamás”.

Para seguir soñando despiertos, nos vamos a Marruecos, concretamente al Morocco Mall de Casablanca, donde la naturaleza juega un papel esencial. Aparte de sus múltiples comodidades y lujos (aparcacoches a la entrada incluido), lo que hace realmente especial a esta gran superficie es que puedes bucear en su gigantesco acuario, rodeado de peces de más de cuarenta especies.

Dubai Mall

Por último, deshacemos el camino de los Reyes Magos y nos dirigimos a Oriente, hasta encontrarnos con la imponente Dubái, porque allí se encuentra el paraíso del lujo: el Dubai Mall, que con sus 1.200 tiendas ostenta el título de centro comercial más grande del planeta. Recibe más visitas al año que la ciudad de Nueva York y las cataratas del Niágara juntas. Entre sus miles de tiendas, plagadas de paneles táctiles, en las te sentirás como Marty McFly en su viaje al futuro, no puedes perderte la zapatería más grande sobre la faz de la tierra, Level Shoe District, con una superficie de más de 8.900 metros cuadrados. Si no encuentras los zapatos de tus sueños aquí, es que no existen. El auténtico lujo del Medio Oriente te espera en el “Zoco del Oro”, en la planta baja, donde se pueden adquirir joyas a muy buen precio, sobre todo en época de rebajas. El brillo de los diamantes traspasa los escaparates de sus 220 joyerías y para rematar, un detalle que colma el vaso de la opulencia: en sus pasillos se encuentran maquinas expendedoras de lingotes de oro.

No hay comentarios

Dejar comentario