Un año más, la capital maña celebra las fiestas en honor a su patrona: la Virgen del Pilar. Diez días de festejos con ofrendas, desfiles populares, música y actividades culturales.

“La Virgen del Pilar dice que no quiere ser francesa, que quiere ser capitana de la tropa aragonesa”. Y para celebrarlo todos los maños, a ritmo de jota aragonesa, se unen a la festividad más importante de Zaragoza y de toda la comunidad. La ciudad se engalana con su esperada fiesta grande, con espectáculos por todas partes y un centro neurálgico clave: la Basílica de Nuestra Señora del Pilar. La fecha central de los festejos es el 12 de octubre, pero las celebraciones se extienden durante más de una semana, del sábado 8 al domingo 16. La actriz zaragozana Luisa Gavasa será la encargada de leer el pregón que dará el pistoletazo de salida a la fiestas.

pilar1
Fiestas del Pilar. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza.

La semana más esperada del año
La capital del Ebro y de la Hispanidad bulle en su semana grande. Nueve días de celebración en las que la ciudad hace gala de su fama de acogedora. Durante ese tiempo, Zaragoza triplica su población y organiza más de medio millar de actos culturales y lúdicos para que todos encuentren actividades a su medida. No pueden faltar los habituales certámenes de jota aragonesa, tanto de baile, como de canto (también en versión infantil). Durante los días festivos se expondrán las obras de los participantes en los concursos Off de la Calle (para artistas) y Joaquín Gil Marraco (para fotógrafos).

pilar2
Exhibición de jotas aragonesas. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza.

Las plazas del casco histórico harán las veces de escenario para acoger un gran festival de teatro de calle. Danza, humor, percusión, payasos, mimos y grupos folklóricos se dan cita en las plazas San Felipe y del Pilar. En esta última también se monta un gran escenario para conciertos. El Parking Norte y el Pabellón Príncipe Felipe acogen el resto de las grandes citas musicales durante las fiestas. Este año, Maluma, El Barrio, El gusto es nuestro o Pimpinela serán algunos de los artistas que amenizarán las noches pilaricas. Además del esperado PilaRock, que se celebra en la Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza, el 8 de octubre. Durante seis horas seguidas, el rock se convierte en protagonista con tributos a grupos míticos como AC/DC, Metallica, Leño y Héroes del Silencio.

pilar3
Desfile de cabezudos. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza.

Actividades gratuitas y para todos
Una de las características que mejor define estas fiestas es su particular mezcla de tradición y modernidad. El Ayuntamiento de Zaragoza ha preparado una amplia programación para que todo el mundo participe y nadie se quede en casa. El noventa por ciento de los actos que configuran el programa festivo son gratuitos y tienen como escenario la calle: ferias de artesanía, teatro itinerante, parques infantiles… Nuevos espectáculos de agua, luz y música se funden con otros más tradicionales como la imprescindible Comparsa de Gigantes y Cabezudos. Los más pequeños esperan ansiosos, y también temerosos, la llegada del Tragachicos. Es un tobogán con forma de gigante ‘devoraniños’ vestido con el traje típico de baturro. Durante los días de fiesta, se va desplazando por las plazas de Zaragoza para ‘comerse’ a todos los pequeños.

pilar4
Actos de las Fiestas del Pilar. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza.

Ofrenda floral: el punto álgido de las fiestas
El gran momento de las Fiestas es la Ofrenda de Flores del 12 de octubre. La jornada con mayor fervor popular. Ese día, la Patrona de la Hispanidad sale también a la calle, en concreto a la Plaza del Pilar. Allí la suben a una enorme pirámide metálica en la que los ciudadanos depositan a sus pies millones de flores. El único requisito para participar es ir ataviado con el traje regional. La ofrenda comienza a primera hora de la mañana y dura todo el día. Este 2016, el grupo Africanos Católicos en Aragón abrirá la ofrenda. Ganadores, mediante sorteo, de un total de 648 grupos inscritos, serán los encargados de iniciar el desfile de este momento cumbre de las fiestas.

pilar5
Ofrenda floral a la Virgen. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza.

Los antecedentes de esta costumbre hay que buscarlos en los años cuarenta. Por aquel entonces, el camarín de la virgen se adornaba los días festivos con claveles, rosas y nardos que perfumaban la Santa Capilla. Pero fue en 1958, ocupando la alcaldía Luis Gómez Laguna, cuando el concejal de fiestas Manuel Rodeles introdujo en el programa un acto popular y de participación para todos los ciudadanos. El domingo 12 de octubre de 1958 se desarrolló la primera Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar. Durante las dos horas que duró aquella primera edición desfilaron unas 2.000 personas. Actualmente se calcula que hay una afluencia de 25.000 oferentes a la hora. Durante las ocho que dura el ininterrumpido desfile se depositan entre seis y ocho millones de flores. La imagen mide más de tres metros, incluyendo la altura de corona y manto, y unos siete la estructura entera. Es muy sólida, puesto que está preparada para soportar el cierzo que pueda darse en Zaragoza, y elevada para que pueda verse desde toda la Plaza del Pilar. No tiene pérdida.

No hay comentarios

Dejar comentario