Del 19 de septiembre al 4 de octubre se celebra la Fiesta de la Cerveza más popular de Alemania y la más grande del mundo

Fiesta de la cerveza Munich

Oktoberfest tuvo lugar por primera vez en 1810. Se celebraba la boda del entonces príncipe heredero Luis I con Teresa de Sajonia. Con ese motivo, la corte invitó a los ciudadanos a una carrera de caballos en la aldea de Sendling. Se repartieron bocadillos y litros y litros de cervezas. Desde entonces las praderas fueron llamadas, en honor a la novia, Theresinwiese. Cada año los muniqueses celebraban el aniversario de la boda yendo a Wies’n, como hoy se llama el lugar y la fiesta. Los puestos donde se vende la cerveza son innumerables; hay música, gente alegre, tiovivos y norias.

Como en años anteriores, Munich espera reunir entre seis y siete millones de visitantes de todo el mundo dispuestos a pasar unos días inolvidables rodeados de gente alegre vestida con los trajes típicos, tiovivos, norias, música popular e innumerables puestos en los que las salchichas comparten protagonismo con la cerveza que se vende por litro y cuyo precio ronda los 7.50€.

¡Anótate en tu libreta estas fechas!

Sábado 19 de septiembre: Oktoberfest arranca a las 11 de la mañana con la llegada de los anfitriones a sus respectivas carpas tras recorrer la ciudad de Múnich. Una hora después de que concluya el desfile en la carpa Schottenhamel el alcalde de la ciudad sabre el primer barril de cerveza al grito de ‘O’ zapft is!’. A continuación el alcalde ofrece la primera jarra de cerveza al Presidente del Estado de Baviera.

 

Comienza la fiesta de la cerveza

Domingo 20 de septiembre: Este segundo días los locales desfilan engalanados con sus trajes tradicionales por Múnich. Los hombres asisten ataviados con unos pantalones de piel y las mujeres con un vestido adornado con un delantal y coloridos bordados. La comitiva desfila entre el palacio Maximilianeum y el recinto del festival de Oktoberfest.

Lunes 21 de septiembre: A las 9 de la mañana la Comuna de Múnich invita a los niños a realizar el tour de Oktoberfest. Este mismo día los ancianos pueden disfrutar de un almuerzo especial en las grandes carpas a las 12 del mediodía.

Martes 22 de septiembre: El día de la familia se conmemora por todo lo alto ya que la cerveza,la comida y las atracciones son mucho más barata.

Jueves 24 de septiembre: Este día se celebra la misa tradicional en la carpa Hippodrom.

Domingo 27 de septiembre: Las bandas tradicionales suban a los escenarios, situados a los pies de la estatua de Baviera, para deleitar a los asistentes al Oktoberfest

Martes 29 de septiembre: Otro día dedicado a las familias y por lo tanto más descuentos.

Jueves 1 de Octubre: Los feriantes se reúnen en la carpa Hippodrom.

Domingo 4 de octubre: Despedida y cierre a las 23:30 h. de la Fiesta de la Cerveza.

8 consejos para disfrutar de Oktoberfest

  1. Si tienes pensado ir este año a la Oktoberfest debes saber que sólo se sirve bebida a quienes están sentados. Así que deberás ir pronto para coger sitio en alguna de las carpas.
  2. Para evitar las largas colas que se forman en las carpas, os recomendamos que reservéis mesa directamente con ellas, aunque también podrás entrar sin reservan, eso sí, tras esperar un ratito. El nombre de las carpas son: Carpa Fischer-Vroni, Carpa Augustiner-Festhalle, Carpa Löwenbräu-Festhalle, Carpa Armbrustschützenzelt, Carpa Hippodrom, Carpa Hofbräu Festzelt, Carpa Schottenhamel-Festhalle.
  3. Recuerda que esta fiesta se celebra en Alemania y, por lo tanto, si no llegas a la hora exacta que te han dado la reserva la pierdes. En Alemania la puntualidad se respeta más que en nuestro país.
  4. No te levantes de tu mesa sin dejar alguien a cargo de que la cuide. Si dejáis la mesa sola, cuando volváis os la encontraréis ocupada y deberéis esperar de nuevo vuestro turno.
  5. Los camareros están acostumbrados a que les den propina, alrededor del 10%. No te olvides de esta costumbre si queréis que los camareros os hagan caso.
  6. Ven preferiblemente con euros en los bolsillos, porque en muchas carpas no aceptan el pago con tarjeta.
  7. Las jarras de cerveza no te las puedes llevar de recuerdo. Si os pillan, os pueden poner una multa. Si quieres una jarra de recuerdo, puedes comprarla en los puestos de souvenirs y guarda el ticket hasta la salida de las carpas.
  8. Ya que vas a viajar hasta Múnich, alarga unos días tu viaje y disfruta de esta ciudad alemana.

Fiesta de la cerveza alemana

Munich, la Capital del Sur

Munich es, para el turista, la auténtica Alemania, pues todos los tópicos se encuentran aquí, desde las salchichas hasta los hombres con pantalón corto de cuero. Es la ciudad con más turismo de todo el país, orgullosa de conservar sus tradiciones, sus fiestas populares, su moda y la vida animada de sus calles, jardines, mercados y cervecerías.

Munich es la capital de Baviera y la tercera ciudad en cuanto a población de Alemania, detrás de Berlín y Hamburgo. Goza de una vida cultural muy variada, no en vano sus museos, teatros, salas de conciertos, su universidad y las Academias de Arte y Música se encuentran entre los primeros en categoría e importancia del país. Estamos en la capital del barroco y el rococó y como contraste también en un importante centro de industria del automóvil, del ferrocarril y de la química, pero sobre todo de editoriales y fabricación de cerveza.
Hoy en día, el barrio de Schwabing vuelve a estar habitado principalmente por estudiantes, por lo que disfruta de un animado ambiente nocturno y cuenta con discotecas, bares y restaurantes. Con el buen tiempo, los artistas continúan viniendo aquí para vender artesanía o pinturas y para tocar música. Además, la Universidad está al lado, por lo que también se mezclan las librerías, los cafés y los pequeños teatros con ambiente juvenil.

Las cervezas de Oktoberfest

Cada año, durante este festival, se suelen beber más de 6 millones de litros de cerveza de las seis marcas tradicionales que se elaboran en Munich: Augustiner, Paulaner, Hofbräu, Spaten-Franziskaner, Hacker Pschorr y Lowenbrau. La cerveza más vendida es la Márzen, un poco más fuerte que el resto. Otras de la más demandada son la Augustiner Helles, más fuerte y dulce, la Augustiner Weissbier y la Edelstoff que aún hoy en el siglo XXI se sirven en barriles de madera tradicionales.

La Paulaner es otra de las cervezas que vas a encontrar en la Oktoberfest. Menos fuerte que el resto de cervezas, su sabor y característico color ámbar oscuro la han convertido en una de las cervezas más consumidas en Munich.

No hay comentarios

Dejar comentario