Os contamos todos los descuidos en los que solemos incurrir durante la preparación del   viaje y en destino para intentar evitar sorpresas de última hora.

Documentación

  1. Elegir el vuelo más económico. Normalmente los chollos aterrizan en los aeropuertos más alejados de los centros urbanos, con apenas conexiones de transporte público y hay que coger un taxi para llegar al hotel.
  2. Ojear la documentación en el último momento. Al menos dos meses antes de viajar, debemos revisar la documentación que nos van a pedir en la entrada al país. También es aconsejable viajar con una copia del pasaporte.
  3. No consultar el tamaño y peso del equipaje permitido. Constantemente las compañías aéreas modifican las normas sobre las medidas y peso del equipaje de mano y el equipaje facturado. Léelas con atención porque si sobrepasan el peso y las medidas permitidas, las maletas serán facturas con un coste adicional.
  4. Olvidar pedir a nuestra compañía telefónica las tarifas roaming. Fuera de España, hay que hablar por el teléfono móvil lo justo ya que las tarifas son muy elevadas. Tampoco debemos olvidar desactivar en el móvil la itinerancia de datos y la conexión 3G.

Equipaje de mano

5. Llevar los líquidos metidos en el neceser en el equipaje de mano. Los líquidos deben ir en envases individuales de capacidad no superior a 100 ml metidos en una bolsa de plástico transparente con sistema de apertura/cierre.  Si optamos por meter el champú o gel en el equipaje facturado nos debemos cerciorar que lo hemos cerrado correctamente.

6. Comprar souvenirs el primer día. No empieces las compras nada más llegar a tu destino. Puede que encuentres el mismo objeto a mejor precio.

7. Pagar en efectivo. A la hora de viajar las tarjetas deben ser la primera opción de pago. En las tiendas se debe pagar con tarjeta de crédito y os recomendamos sacar dinero con las tarjetas de débito. Siempre es conveniente llevar algo de dinero en efectivo y cambiarlo en las entidades financieras.

8. Viajar únicamente con la documentación en el ordenador o móvil. Es muy arriesgado llevar las reservas o la guía únicamente en tus aparatos eléctricos porque pueden no funcionar en tu destino

9. Cambiar el dinero en el aeropuerto. Normalmente las oficinas de cambio de los aeropuertos tienen comisiones más altas que las entidades financieras. Lo importante es no volver a España con efectivo porque tendrías que volver a cambiarlo y pagar otra comisión.

10. No contratar el seguro de viaje completo. Cuando salimos fuera de la Unión Europa deberíamos llevar consigo un seguro de viaje ya que cualquier asistencia sanitaria en el extranjero es carísima.

No hay comentarios

Dejar comentario