Escápate al Caribe 10 días y disfruta de unas vacaciones diferentes durante estas fiestas. En la isla de Bob Marley despiden el año en bañador y a ritmo de ‘reggae’. 

“Don’t worry, be happy”. Era el mantra de una de las canciones más famosas del rastafari por excelencia: Bob Marley. Jamaica era su hogar, por eso los ritmos ‘reggae’ y su voz inmortal son la banda sonora que acompañará tu viaje. Como evoca la letra de su canción, visitarla es volver con el chip cambiado, en modo ‘open mind’. Y si es huyendo el frío invierno europeo, mejor. Su clima tropical garantiza una media de unos 27 grados. Esta Navidad relájate en chanclas recorriendo Jamaica durante diez días. En estas fechas –y hasta abril– es temporada alta y estación seca, sin riesgo de tormentas. Las perfectas navidades caribeñas.

Tradicionales bailes Jamaicanos. Andrew Park / Shutterstock.com
Tradicionales bailes Jamaicanos.
Andrew Park / Shutterstock.com

Día 1 y 2: Kingston

El principal aeropuerto de la isla, el Norman Manley de Kingston, tiene conexiones directas con muchos países, pero no con España. Tendrás que hacer, al menos, una escala para llegar hasta la tierra de Bob Marley. Una vez allí, lo mejor es comenzar tu primer día de estancia en la isla caribeña visitando la capital. Es el mejor lugar para tomar un primer contacto, y también para ir de compras. No te pierdas la sinagoga, el Museo de Arte Nacional ni el dedicado a Bob Marley, su estrella más ilustre y a quien le debe su fama mundial. También merece la pena acercarse a King’s House, la residencia del gobernador, aunque solo sea para visitarla por fuera, ya que por dentro está prohibido.

Días 3 y 4: Ocho Ríos

Disfruta de un par de días en Ocho Ríos, una de las regiones más importantes de la isla. Durante el primer día tendrás tiempo de conocer la ciudad y disfrutar de sus playas. En la segunda jornada puedes hacer una excursión al selvático parque natural Cranbrook Flower Forest y a Dunn’s River Falls, las cataratas más famosas de Jamaica. Por último, dedica un viaje a la venerada tumba de Bob Marley en Nine Mile, su ciudad natal.

Ocho Ríos, Jamaica.
Ocho Ríos, Jamaica.

Día 5: Discovery Bay, Silver Sands Public Beach y Falmouth

Es el día de rendir homenaje a la historia de Jamaica. Por un lado en Discovery Bay, el puerto natural donde se cree que algún día atracó Cristóbal Colón. Columbus Park es un museo al aire libre donde se muestran artefactos precolombinos y coloniales. Pasa un rato descansando al sol en la playa pública Silver Sands para luego visitar Falmouth. Es el puerto más importante de la isla, donde antes se exportaba azúcar y ahora se reciben enormes cruceros. Dirígete a Outameni Experience para conocer las tradiciones de los ancestros jamaicanos a través de sus bailes y representaciones.

Calle en Falmouth. jiawangkun / Shutterstock.com
Calle en Falmouth.
jiawangkun / Shutterstock.com

Día 6: Montego Bay

Es el principal destino turístico de quienes acuden a la isla por sus playas, por eso esta zona es conocida como el ‘resort’ de Jamaica. Allí mismo se encuentra el Aeropuerto Internacional Sir Donald Sangster, el más grande de la isla. No te vayas sin visitar el Parque Natural Green Grotto Caves, unas enigmáticas cuevas subterráneas para los amantes de la espeleología, la naturaleza y la historia. Y finaliza el día de forma mágica en la laguna Luminosa, famosa por sus aguas fluorescentes.

Día 7: Bloody Bay y Negril

Aguas turquesas y arena fina y blanca es lo que encontrarás en la playa de Bloody Bay. Después pon rumbo a Negril. Pasea por esta ciudad, conoce su faro y descubre sus acantilados, desde los que los intrépidos bañistas se lanzan al mar. Completa la visita con las playas de Seven Mile Beach y, por si no has tenido suficiente agua, disfruta en el parque acuático y de aventuras Kool Runnings.

Día 8: YS Falls y  Spanish Town

Disfruta de una mañana acuática en YS Falls. Una cascada de siete niveles, una piscina natural que brota de manantiales subterráneos, baños en el río y paseos en plena selva. Por la tarde visita Spanish Town. Fundada por el español Francisco de Garay, fue la capital de Jamaica hasta que en el siglo XIX los británicos la trasladaran a la actual Kingston.

Turistas ascendiendo por las Dunns River Falls.
Turistas ascendiendo por las Dunns River Falls.

Día 9: Port Antonio y Blue Mountain

La primera parada del día es Port Antonio, región famosa por sus piscinas naturales. Por mucho que te cueste abandonarlas es momento de hacer un poco de senderismo. El lugar elegido es la montaña Blue Mountain Peak, a una media hora por carretera de San Antonio. Unos once kilómetros de ‘trekking’ entre vegetación de un verde vibrante gracias al paso de la estación de las lluvias.

Día 10: Port Royal, Lime Cay y Hellshire Beach

El primer destino del día es Port Royal, la isla de los piratas jamaicanos. Fue sede del gobierno británico que protegía a los piratas a cambio de que estos acabaran con los navíos españoles y franceses. Desde allí una pequeña excursión hasta Lime Cay, la isla deshabitada y una de las playas vírgenes más espectaculares por su arena blanca. Si aún te queda algo de tiempo, sigue reposando al sol, esta vez en Hellshire Beach. Memoriza esta ‘postal’ para que el viaje de vuelta a casa sea más llevadero.

No hay comentarios

Dejar comentario