Hace cinco mil años, el hombre ya se deslizaba por la nieve en unos rudimentarios esquís, desde entonces, el equipo de los esquiadores ha evolucionado para que el juego y el deporte en los paisajes nevados se fusionen y sea una fiesta para todos.

Sin embargo, es indudable que lo que no ha cambiado es la mirada ilusionada de cualquiera de los amantes del esquí, un deporte en el que las emociones se viven intensamente. Las estaciones de esquí que comentamos a continuación son algunas de las más conocidas y visitadas por los viajeros Carrefour, por aquellos que buscan desafíos en entornos paradisíacos y altitudes de vértigo.

Esquiar

Vail

Con más de trescientos días soleados al año, la estación de Vail, ubicada en las Montañas Rocosas del Estado de Colorado, tiene la temporada de esquí más larga de Colorado: comienza en noviembre y finaliza siete meses después, en mayo. El dominio esquiable de Vail se divide en dos partes: las pistas de  Born Free, Simba y Game Creek Bowl, próximas a la población de Vail, cuentan con excelentes descensos entre árboles; y al sur, en los famosos Back Bowls, se encuentra una zona abierta y sin vegetación, sin pistas preparadas ni balizadas, sólo apta para expertos. Pero en general, las pistas son de todos los niveles y están unidas entre sí a través de remontes de alta velocidad.

Val Gardena

Esta estación italiana posee 175 kilómetros de pistas y 98 kilómetros de recorridos fuera de pista, pero todo el  dominio ‘Dolomiti Superski’ tiene 450 pistas que abarcan más de 1.220 kilómetros repartidos en 12 áreas. El esquí alpino en los Dolomitas reporta impagables satisfacciones. La mayoría de las pistas tienen vistas únicas y un descenso que traspasa la exigencia del terreno, con regueras estrechas y huecos escarpados. Pero los Dolomitas también ofrecen inolvidables experiencias para los amantes del esquí de fondo, como el famoso recorrido del Sella, una ruta circular de 26 kilómetros alrededor del poderoso macizo del Sella.

EsquiadorSan Antón am Arlberg

Este paraíso nevado del Tirol Austriaco es un punto de referencia para excursionistas y escaladores de todo el mundo. Las cumbres de Valluga, Schindlerspitze y el Kapall son accesibles desde el centro de San Antón mediante el funicular Kandahaar, el telesilla Zampen o el telecabina Galzig y dan acceso a una amplia meseta elevada con más de 180 kilómetros de recorridos fuera de pista además de la extensa zona esquiable.

Mérivel

Ubicada en la región de Tarentaise y más concretamente en el Valle “des Allues”, la estación de esquí Mérivel se encuentra en el centro de ‘Los 3 Valles’, uno de los dominios de esquí más grandes del Mundo, con más de 600 kilómetros de pistas. Esta estación cuenta con espectaculares descensos como el que parte de la cumbre del Mont Vallon, pistas verdes donde iniciar el contacto con la nieve en el sector de Rond Point, y dos impresionantes parques de nieve que satisfacen a los más exigentes freestylers.

Zermatt

La “estación” más meridional de Suiza se encuentra a los pies del impresionante pico Matterhorn (Monte Cervino), posiblemente una de las montañas más bellas y fotografiadas del mundo,  y rodeada de 38 cuatromiles que protegen este curioso enclave de los vientos. Este magnífico complejo invernal se localiza en el sur de Suiza, en la región de Valais, a una altitud de 1.620 metros. Zermatt es un pueblo de alta montaña que ha conservado su encanto alpino con casas de madera y ausencia de coches en sus calles. Forma junto con las estaciones italianas de Cervinia y Valtournenche el magnífico dominio internacional denominado ‘Matterhorm Ski Paradise’.

1 Comentario

  1. Sin duda si eres esquiador ir a Vail es una pasada, para mi que estuve el año pasado fue el viaje de mi vida. Estuve con mi mujer y unos amigos y pasamos unas Navidades inolvidables.

Dejar comentario