Madrid es una ciudad que en los últimos años se ha puesto de moda desde el punto de vista turístico.

El impulso que supusieron los intentos de conseguir la nominación como ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos trajo consigo un embellecimiento del centro histórico, de forma que se ha convertido en una ciudad muy atractiva para los visitantes.

De hecho, Madrid suele ser una sorpresa muy agradable para quienes la visitan por primera vez, pues combina su espíritu de ciudad acogedora con un gran ambiente cultural y de ocio, pues si por algo destaca la capital es por su oferta de grandes museos y de espectáculos.

De cara a planificar tu viaje, aquí tienes una propuesta de rincones que no debes perderte, así como de actividades de ocio que puedes hacer.

Del tiempo que dispongas para tu estancia en Madrid y de tus preferencias personales dependerá que visites unos u otros, teniendo en cuenta que se trata rincones imprescindibles y otros menos conocidos pero que bien merece la pena descubrir.

Rincones que no debes perderte

Te propongo iniciar tu visita de Madrid en la Puerta del Sol, rincón emblemático de la capital donde verás rincones bien conocidos, como la estatua del Oso y el Madroño o el edificio de la antigua Casa de Correos, con el reloj más famoso de España por protagonizar las campanadas de Fin de Año.

Visitar Madrid

Frente a este edificio te puedes hacer una foto ante la placa del “Kilómetro 0”, punto kilométrico desde donde parten las carreteras radiales en nuestro país.

Desde ahí tu paseo lo debes dirigir hacia la plaza Mayor, una de las más bonitas de España, donde se concentra un gran ambiente turístico sobre todo en sus terrazas, y lugar habitual para grandes eventos en Madrid.

Eventos Madrid

Fíjate en la fachada del principal de sus edificios, la Casa de la Panadería, decorada con coloridos frescos, y además en el centro de la plaza verás la Estatua Ecuestre de Felípe III.

Si sales por al Arco de Cuchilleros llegarás a la Cava Baja, muy turística zona de bares de tapas y restaurantes tradicionales.

Por ese lado de la plaza Mayor también podrás acceder al Mercado de San Miguel, otro de los puntos más turísticos de la capital, donde en un edificio de arquitectura metálica que acaba de cumplir un siglo se combinan los puestos de tapas con los más tradicionales de alimentos perecederos.

Muy cerca tienes otro de los rincones más bonitos y carismáticos de Madrid, la plaza de Oriente.

La imagen de esta preciosa plaza ajardinada está presidida por edificios como el Teatro Real y, sobre todo, el palacio Real, que te aseguro bien merece una visita.

Palacio Real, Madrid

Efectivamente, desde mi punto de vista se trata de uno de los grandes palacios europeos en el que es más interesante visitar su interior, pues dado que se sigue utilizando para ceremonias oficiales, sus principales salas mantienen el ambiente y la decoración de un edificio que está “vivo”.

Te será útil saber que el Palacio Real de Madrid solo está cerrado en jornada completa los días 1 de enero y 25 de diciembre, y todo el público lo puede visitar gratis de lunes a jueves si entras de 16 a 18 horas, desde octubre a marzo, y de 18 a 20 horas, desde abril a septiembre.

Además de visitar las salas oficiales, no debes dejar de entrar en la Real Armería, estancia que muestra una de las colecciones de armaduras medievales más importantes del mundo.

Frente al Palacio Real tienes la Catedral de la Almudena, edificio que te puede sorprender que fuera construido durante el siglo pasado, y no fuera consagrado hasta el año 1993.

Con una muy controvertida arquitectura, te gustará o no, pero vale la pena acceder a su interior para ver su muy moderna decoración y, si tienes tiempo, apuntarte a la visita del museo, la cual te permite acceder a una de las torres desde donde tendrás unas espléndidas vistas del oeste de Madrid, con el Palacio Real en primer plano.

Y si te gustan los edificios eclesiásticos, te puedes acercar a ver la Basílica de San Francisco el Grande, un edificio neoclásico construido en la época de Isabel II durante el siglo XIX, el cual se cubre con una majestuosa cúpula de 33 metros de diámetros, la cuarta más grande de las iglesias cristianas.

Desde el Palacio Real, en dirección opuesta, llegas a la plaza de España, otra de las imágenes icónicas de Madrid con sus dos rascacielos. Posiblemente no sepas que uno de ellos, la Torre de España, durante la década de los 60 fue el rascacielos más alto de Europa.

Ahora ésta plaza, en cuyo centro se levanta el Monumento a Cervantes, se encuentra en un proceso de recuperación con la instalación de dos nuevos hoteles de lujo que, sin duda, la van a dar renovada vida.

No dejes de fijarte en los dos bonitos edificios que dan hacia la calle Bailén, la Casa Gallardo, una de las mejores muestras de arquitectura modernista en Madrid, y el edificio de la antigua Compañía Asturiana de Minas, con sus dos torres y su llamativa fachada de color rojo.

Frente a la citada Casa Gallardo tienes el parque donde se encuentra el Templo de Debod, un verdadero monumento funerario egipcio que dicho país regaló a España en 1970 por la colaboración en la salvaguarda de su patrimonio durante la construcción de la Presa de Asuán.

En este lugar es donde posiblemente tengas las mejores vistas del atardecer en Madrid , con una gran panorámica de la Casa de Campo con la Sierra de Guadarrama al fondo.

Retomando tu paseo turístico por Madrid, llega el momento de recorrer toda la Gran Vía, la gran avenida donde se suceden las grandes salas de espectáculoa en cuyas carteleras se presentan los más afamados musicales y obras teatrales.

Y en la Gran Vía también encontrarás grandes establecimientos comerciales, desde marcas de moda hasta las más populares y muy concurridas low cost.

Ya bajando hacia la calle de Alcalá, junto en la esquina con la Gran Vía, encuentras el edificio Metrópolis, a reseñar por su bonita arquitectura que le ha llevado a convertirse en otra de las imágenes icono de la capital.

Justo enfrente tienes la oportunidad de subir a, posiblemente, la terraza más famosa de Madrid, la del edificio de Bellas Artes, desde donde puedes disfrutar de unas preciosas panorámicas de esta zona de la capital.

En tu paseo llegarás a la plaza de Cibeles con su muy famosa fuente, frente a la que se encuentra el majestuoso edificio del antiguo Palacio de Comunicaciones, que tras su remodelación para albergar la sede del ayuntamiento de la ciudad, ha pasado a ser conocido como el palacio de Cibeles.

Puedes visitar su interior, el cual alberga un centro de exposiciones, y también puedes subir a un mirador para ver una buena panorámica de la plaza y sus alrededores.

Subiendo por la calle Alcalá te encuentras con la famosa puerta construida en 1778, en la época de Carlos III, en estilo neoclásico.

La Puerta de Alcalá, junto con la Fuente de Cibeles, quizás sean las imágenes más identificativas de Madrid.

Tu visita de Madrid estará incompleta si no te adentras en un paseo por el parque del Retiro. Un rincón imprescindible es el Estanque en el que se encuentra el monumento a Alfonso XII, uno de los lugares más paseados en las mañanas de los domingos madrileños.

Pero, desde mi punto de vista, el rincón más bonito del parque del Retiro es el Palacio de Cristal, de finales del siglo XIX, y uno de los mejores ejemplos de arquitectura metálica en España, el cual se ve resaltado por su bonita escena paisajística junto a un lago.

Museos imprescindibles en Madrid

Aunque no seas aficionado a los museos, si hay algo que caracteriza a Madrid y sitúa a la ciudad en el top de interés turístico en el mundo es el museo del Prado, así como otras pinacotecas.

No puedes planificar tu visita de turismo sin darte un paseo por el Prado y al menos ver las obras maestras de artistas como Velázquez, Goya, Rubens o los primitivos flamencos. Dicha visita sí que será a la medida de tus gustos pues a la misma puedes dedicar todas las horas que quieras.

El Museo del Prado se encuentra en una de las avenidas más bonitas de la capital, el paseo del Prado, donde encuentras atractivos rincones como la plaza de Neptuno, así como otros museos.

A destacar el Thyssen-Bornemisza, con una impresionante colección de pinturas de todas las épocas, y donde vale la pena consultar la exposición temporal que presenta, siempre muy interesantes, entre las que destacan las muestras de artistas impresionista.

Quizás el arte moderno y contemporáneo no sea de tu preferencia, pero te señalo que en el museo Reina Sofía, junto a la plaza de Atocha, tienes la oportunidad única de ver la impresionante obra del Guernica de Picasso, en el marco de una gran colección de pinturas de artistas como Dalí, Miró o el propio Picasso.

Barrios para disfrutar del ocio

Tu visita eminentemente turística por el Madrid más monumental debes de combinarla con un paseo por los barrios más populares que se extienden por el centro de la ciudad.

Pero, ¿qué vas a encontrar en estos barrios?

De entrada te aconsejo como un imprescindible que desde la Puerta del Sol te acerques a la Plaza de Santa Ana, una de las más bonitas de la ciudad y eje del denominado Barrio de las Letras.

En dicha plaza presidida por el histórico edificio del Teatro Español tienes un muy agradable rincón para pasar un buen rato disfrutando de una de sus siempre muy concurridas terrazas.

En dicho barrio encuentras muchos restaurantes y bares de tapas, y por la noche se convierte en uno de los más destacados lugares de Madrid para ir de copas, sobre todo por la calle de las Huertas y sus alrededores.

A espaldas de la Gran Vía encuentras otros barrios muy populares de Madrid. Por un lado Malasaña, con sus establecimientos alternativos y locales de copas, el cual en su tiempo fuera el punto de encuentro de la “movida madrileña”.

Por otro lado, la plaza de Chueca y sus alrededores, barrio que tras la llegada de la comunidad gay se recuperó de la degradación que sufrió durante la Transición. Desde entonces alberga muchos establecimientos de moda, así como restaurantes y bares de copas. Y a destacar uno de los sus rincones más emblemáticos en la actualidad, el Mercado de San Antón, recuperado en 2011 siguiendo exitosas experiencias gastronómicas como la del antes citado Mercado de San Miguel o el famoso Mercado de la Boquería en Barcelona.

Y, por supuesto, si quieres pasear por la zona más chic de Madrid, el Barrio de Salamanca te espera. En el entorno de las calles Goya, Serrano y José Ortega y Gasset se encuentra la “Milla de Oro” de la capital, con tiendas de las más lujosas marcas  de moda y joyerías, y con los restaurantes más de moda.

Rincones a descubrir

Para finalizar esta serie de propuestas para tu viaje de turismo a Madrid, te voy a sugerir cuatro rincones menos conocidos a descubrir.

Aparte de los ya citados, Madrid ofrece una amplia oferta museos que puedes visitar, pero mi preferido, sin duda, es el Museo Sorolla. Situado en la antigua casa del ilustre artista valenciano, en tu visita de este museo disfrutarás de un encantador rincón en pleno centro de la ciudad, con jardín andaluz incluido, y cuyo interior puedes ver una gran colección de sus obras.

En tu paseo por el Barrio Chueca tienes la oportunidad de ver el mejor exponente de la arquitectura modernista en Madrid, el Palacio Longoria, sede actual de la Sociedad General de Autores. Su fachada es una verdadera joya.

Si buscas ver panorámicas de Madrid, vale la pena que te acerques al Faro de Moncloa, frente al parque del Oeste, una moderna torre que se levantó en 1992 y que se ha convertido en un mirador al que puedes subir en ascensor, desde el que tienes las mejores vistas de la zona oeste de Madrid y de la Sierra de Guadarrama.

El parque más conocido y visitado de Madrid es el del Retiro, pero, en mi opinión, los jardines más bonitos son los del Capricho, un jardín artístico muy poco conocido entre los propios madrileños. Situado junto al parque de Juan Carlos I, en el Campo de las Naciones, en los Jardines el Capricho encuentras un jardín de estilo francés y otro de estilo inglés que los Duques de Osuna construyeron junto a su palacete residencial. Una verdadera joya a descubrir.

Resúmen
Agencias de Viajes
Categoría
Agencias de Viajes
Proveedor
Viajes Carrefour,
Viaje a:
Mini guía viaje Madrid
Descripción
Madrid es una ciudad que en los últimos años se ha puesto de moda desde el punto de vista turístico. El impulso que supusieron los intentos de conseguir la nominación como ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos trajo consigo un embellecimiento del centro histórico, de forma que se ha convertido en una ciudad muy atractiva para los visitantes. De hecho, Madrid suele ser una sorpresa muy agradable para quienes la visitan por primera vez, pues combina su espíritu de ciudad acogedora con un gran ambiente cultural y de ocio, pues si por algo destaca la capital es por su oferta de grandes museos y de espectáculos.

2 Comentarios

  1. Quiero agradecer la publicacion de esta pequeña (gran) sintesis, ya estuvimos con mi esposa dos veces en Madrid y todo lo que propones es digno de visitar, solo te sugiero si es posible la publicacion de un mapa con los sitios destacados
    Un gran saludo desde Uruguay, emocionandome al leer tu guia.

  2. Muchas gracias por tu comentario Gabriel!!, a buena cuenta tendremos tu sugerencia para la próxima “pequeña (gran) sintesis”. 😉

    Gracias de nuevo.

Dejar comentario