Acampar con glamour es posible. El ‘glamping’ es una tendencia que atrae a cualquier tipo de viajero. Este término es la forma abreviada para referirse al ‘glamorous camping’, una opción turística que ya va ganando adeptos en todo el mundo. En realidad el ‘glamping’ se popularizó cuando la actriz Scarlett Johansson se casó con su primer marido, Ryan Reynolds, y celebró su luna de miel en un rincón aislado del mundo: Clayoquot Wilderness Resort, en Vancouver Island, Canadá, al que sólo se puede llegar en barco o hidroavión. Sus tiendas mezclan el estilo ‘vintage’ con la modernidad, pero aquí lo que prima es el contacto con el entorno.

foto3
Glamping Canonici di San Marco

La idea pasa por alejar el concepto de “aventura en la jungla” del mundo del camping, caracterizado por la molesta presencia de insectos, la cercanía de animales peligrosos, las tormentas, las incomodidades de la tienda como dormir prácticamente en el suelo o la comida preparada. Lo que propone el ‘glamping’ es acampar, sí, pero con ventajas evidentes. Es decir, disfrutar de la naturaleza pero sin escatimar en lujos y sin perder ese puntito aventurero que te incita a querer sentirte como Robinson Crusoe. En definitiva, que esta tendencia ha llegado para demostrar que acampar en plena naturaleza no está reñido con una gran dosis de sofisticación.

Sabemos que te estarás preguntando lo inevitable… ¿mayor lujo se traduce en mayor precio? La respuesta rápida sería que sí, pero lo cierto es que hay ‘glamping’ para todos los gustos y bolsillos, aunque los que realmente dan la sensación de glamour tienen precios que rozan lo prohibitivo. Aun así, poder acampar en medio del desierto con chimenea, jacuzzi privado y cama de lujo con dosel, bien lo vale.

foto1
Camp Kerala

¿Dónde puedes ir de ‘glamping’?

Las opciones son de lo más diversas, pero deja que te recomendemos algún lugar imperdible. Y es que por mucho glamour que tenga esta nueva tendencia de acampada, el enclave donde se sitúan sigue siendo una parte fundamental.

Empezamos por Canonici di San Marco, este está considerado como el primer ‘glamping’ de Italia. Se encuentra en Mirano, en la romántica Venecia, y demuestra que la comodidad y el lujo no están reñidos con ser respetuosos con la naturaleza. Ellos siguen fielmente un modelo de turismo ecológico que utiliza eco-estructuras (estructuras con cero impacto ambiental) perfectamente integradas y respetuosas con el medio ambiente. Te costará creer que estás en el corazón de la naturaleza en cuanto entres en cualquiera de sus cuatro ‘lodges’, dos de ellas suites, Bagolaro y Bambú. Las cuatro presentan características diferentes, pero todas están decoradas en base a un estilo lujoso y refinado.

foto4
Lanzarote Retreats

Otra opción es Lanzarote Retreats, que se presenta como un auténtico refugio con casas de campo y villas de lujo donde pasar unas vacaciones insuperables. En Lanzarote y a tan solo 300 metros de la playa de Arrieta encontrarás 17 alojamientos ecológicos adaptables a un turismo de pareja, grupal o con niños que cuenta además con un lujo añadido: las vistas al mar y a la montaña. Esta opción es también ideal para los más aventureros porque disponen de un gran catálogo de actividades, como senderismo o piragüismo. Arrieta se muestra además como un punto de partida ideal para desplazarse menos de 50 kilómetros y conocer el Parque del Timanfaya.

Por su parte, Cabañas en los árboles (Zuhaitz-etxeak) propone un concepto de ‘glamping’ por todo lo alto: dormir en cabañas colgadas a 17 metros de altura (las más altas de Europa). Con los pájaros como vecinos de habitación, en este entramado de ramas del sur de Vizcaya hay alojamientos para todos los gustos: desde los que no quieren renunciar al agua corriente y la electricidad a los que prefieren una estancia iluminada con velas. Las cabañas, pensadas y diseñadas para una escapada en pareja, se completan con los carros cíngaros, también de madera pero con un carácter más familiar por su forma y colorido alegres. Y para dejarte mimar sin que ello suponga aprovecharte de los recursos de la naturaleza, nada mejor que sumergirse en el jacuzzi de su spa ecológico.

foto2
Glamping Canonici di San Marco

Y atención, porque incluso algunos festivales de música se han sumado a la moda del ‘glamping’ (¿quién dijo que para escuchar a tus cantantes favoritos no había más remedio que dormir en el suelo clavándote piedras en la espalda?) y por eso precisamente surgió Camp Kerala, un camping para ofrecer 100 tiendas de campaña de lujo en el Festival de Glastonbury, un festival de artes escénicas famoso por su música contemporánea que se celebra cada año en Somerset, Inglaterra.

Ahora que ya conoces algunas de las opciones para acampar de manera sofisticada no te dará pereza ir de camping, el problema va a ser decidir, pues en todos podrás vivir la aventura de acampar pero sin perder un ápice la comodidad y glamour que sentirías en cualquier hotel de cinco estrellas.

No hay comentarios

Dejar comentario