¿Un oasis? No, mucho más que eso. Que tiemble el jardín Keukenhof de Holanda: le ha salido un duro competidor al otro lado del mundo.

Dubai Miracle Garden
Entrada al Dubai Miracle Garden

Que Dubái no hace ningún intento por disimular su opulencia es algo que nos queda bastante claro con un primer vistazo a sus rascacielos y ostentosa arquitectura. De hecho, el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, no podía estar en otro lugar más que en esta ciudad de los Emiratos Árabes Unidos. Pero no contenta con coleccionar récords arquitectónicos, ahora se ha empeñado en hacer lo propio con los paisajísticos. Estás invitado a Dubai Miracle Garden (situado en la zona de Dubailand), el anunciado como el jardín floral más grande del mundo, que ha conseguido desbancar al famoso jardín Keukenhof de Holanda. Y lo certifica oficialmente apareciendo en el Libro Guinness de los Récords: tiene la pared de flores más larga del mundo, un jardín vertical de 800 metros de largo y tres de altura que, bajo el nombre de ‘Pedazo del Edén’ (en inglés ‘Piece of Eden’), pretende deslumbrar hasta a los más atrevidos viajeros. Un sueño para muchos y, para qué negarlo, una pesadilla para los alérgicos.

Las cifras hablan por sí solas: con más de 45 millones de flores en 72.000 metros cuadrados, ¿dónde ponemos la mirada? Cuesta decidirse entre los cerezos, tulipanes o caléndulas que componen coloridos diseños como pirámides, estrellas, iglús, corazones, dibujos geométricos, camas de petunias o arcos de geranios rosas. Pero lo que realmente sorprende es que este paraíso floral está construido sobre un terreno desértico que ha sido necesario aclimatar, eso sí, para que las plantas puedan soportar las extremas temperaturas y los fuertes vientos sin perder un ápice de su esplendor.

Dubai Miracle Garden
Dubai Miracle Garden

Inaugurado el día de San Valentín, en la simbólica fecha del 14 de febrero de 2013, su situación en una de las zonas más áridas del planeta le ha hecho ganarse el sobrenombre de ‘el milagro del desierto’, y bien es cierto que parece uno. Pero es completamente real y, para conseguirlo, el método de riego juega un papel clave: se trata de un sistema por goteo subterráneo para que el agua, que además es residual, y los fertilizantes consigan llegar directamente a las raíces, ahorrando así el 80% de electricidad y permitiendo que la ecología y la sostenibilidad sean sus señas de identidad.

Y como resultado, un espectáculo de color visual que no deja lugar para el vacío y que provoca en el visitante la sensación de haber entrado en el mismísimo mundo de ‘Alicia en el país de las maravillas’. Eso sí, si estás pensando en visitarlo, ten en cuenta que durante el verano está cerrado, ya que de junio a septiembre es la época más calurosa en Dubái. Pero de octubre a mayo, en horario de 9:00 a 21:00, este milagro es todo tuyo. Una alternativa de ocio saludable en la que disfrutar del aire más puro de Dubái.

Los planes de futuro para este jardín de cuento prometen una experiencia de ocio sin igual. El espectáculo de flores se complementará con zonas de cultivo de plantas aromáticas y medicinales y árboles frutales. Además, para hacer única la experiencia, será posible que los visitantes recojan allí sus propias frutas y verduras para prepararse con ellas desde una macedonia hasta diferentes tés o ensaladas. Una actividad que busca promover el ‘mindulful eating’, es decir, la alimentación consciente y que aporta además un matiz educativo a la visita.

Dubai Miracle Garden
Pavo real en el Dubai Miracle Garden

Además, el Dubai Miracle Garden incorpora desde hace poco el Butterfly Garden, un conjunto de nueve cúpulas que contienen en su interior un jardín de mariposas, con una especie diferente en cada una de ellas. Las cúpulas ofrecen un aclimatamiento controlado que crea el ambiente apropiado para que vivan las mariposas y, al tiempo, hacen posible que estén abiertas durante todo el año.

Pero esto no es todo, muchas otras novedades nos esperan la próxima temporada en este jardín de fantasía. Por supuesto, nuevos diseños, nuevas ideas y nuevos colores en los jardines de flores, que se hallan en constante renovación y cambio. Ya está planificada la segunda fase del jardín milagroso, en la que podremos encontrar, entre otras novedades, un reloj floral. Una pieza maestra de tecnología y de arte única en el mundo. El gran reloj floral, de 15 metros de diámetro, estará hecho de plantas y flores naturales y tendrá un diseño que cambiará dos veces al año, según la temporada.

Este conjunto de jardines se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de la ciudad de Dubái. Lo que es más, muchos han comenzado a considerarlos como la alternativa moderna a los míticos Jardines Colgantes de Babilonia, que formaban parte de las 7 maravillas del mundo antiguo. En cualquier caso, Dubai Miracle Garden nos demuestra que el avance de la técnica puede conseguir que hasta volvamos a creer en la magia y que nada es imposible, ni siquiera hacer crecer flores en el desierto.

No hay comentarios

Dejar comentario