“Pretty woman, walking down the street, pretty woman, the kind I´d like to meet…”. Cuando Roy Orbison escribió la letra de esta famosa canción, olvidó un detalle: mencionar el nombre de la calle por la que la bella Julia Roberts paseaba convertida en una mujer diez. Esa calle se encuentra en nuestra ciudad de destino, L.A., y no es otra que la archiconocida Rodeo Drive.

 

rodeo drive

Rodeo Drive es un área de tres manzanas (también llamadas “las tres esquinas de oro”) situado en Beverly Hills, entre los bulevares de Wilshire y Santa Monica. Los angelinos presumen de que allí se concentran las boutiques más caras de todo el mundo. Y no mienten: aquí podemos encontrar desde los magníficos vestidos de Armani o Valentino, hasta los elegantes zapatos de Hermès, los cotizados bolsos de Louis Vuitton, los últimos relojes de Cartier, o la joya más especial en Tiffany & Co. Una de las tiendas con más caché es Bijan. ¡Es necesario pedir cita por adelantado para poder comprar! El esplendor de los edificios, algunos de ellos diseñados por Frank Lloyd Wright, hace el resto.

El curioso nombre de esta zona comercial tiene dos posibles orígenes. Por un lado, se cree que antes de la década de los 50 el centro floral que actualmente divide la calle era el lugar donde se alineaban las antiguas carrozas de caballos. La otra opción, quizá más creíble, es que  el nombre de Rodeo Drive no es más que una derivación de la antigua hacienda española localizada allí, conocida como el Rancho Rodeo de las Aguas. El área, tal y como actualmente está dispuesta, empezó a construirse en los años 70.  A día de hoy, encontramos más de 100 establecimientos comerciales de altísimo standing.

El momento ideal

La mejor época para captar todo el esplendor de la milla de oro estadounidense son las semanas previas a la Navidad, momento en el que todas las calles lucen una decoración de ensueño. Si no es posible acudir en estas fechas, lo ideal es escoger en Viajes Carrefour cualquier sábado del año para hacerlo. El paseo por Rodeo Drive nos llevará poco más de una hora si nuestra idea es ojear los escaparates. Aunque si lo que queremos es realmente comprar tranquilamente y no sólo ojear, es preferible visitar la zona entre semana. También de lunes a viernes es más fácil encontrar a algún que otro famoso comprando. Los domingos casi todas las tiendas están cerradas. Si decides acceder en coche, déjalo aparcado y recorre las tres manzanas a pie, encontrarás un parking sin problema.

Al contrario de lo que ocurre en las boutiques más caras de la 5ª Avenida neoyorkina, en las tiendas de Rodeo Drive no se tiene la sensación de que las vendedoras juzguen por las apariencias. Lo importante es que el cliente se lleve la mejor experiencia de su vida en lo que a shopping se refiere y, por ello, el trato es personalísimo y excepcional.

Te lo recomendamos

Un último consejo. Si pasas por Rodeo Drive no olvides sacar unas cuantas fotos para inmortalizar el momento. El lugar más indicado para pararte y posar delante de los escaparates es el complejo  comercial al aire libre de Via Rodeo, que imita el estilo de las clásicas avenidas europeas. Podrás comprobar que parece un auténtico set de cine, ¡no te lo pierdas!

 

rodeo drive

Si eres un enamorado de la pareja Roberts-Gere te interesará saber que el  hotel donde se grabó parte del film Pretty Woman también se encuentra en esa zona y se llama Regent Beverly Wilshire Hotel. Se dice que su bar ofrece el mejor té del mundo fuera de Londres. No obstante, si lo que te apetece es un poco de relax y tomar un tentempié tras las compras, una buena opción es el Cafe Rodeo (360 de N Rodeo Drive). Acabarás el día sintiéndote una estrella.

No hay comentarios

Dejar comentario