Seleccionamos, de norte a sur, los mejores lugares donde practicar surf para que elijas el que más te guste y se adapte a tus posibilidades

Surf en Tarifa

Las costas españolas tienen una gran cantidad de parajes privilegiados perfectos para la práctica del surf. Un ejemplo de ello es el litoral gaditano y las playas del norte que tiene unas maravillosas playas que cubren todo tipo de preferencias.

La Costa de la Luz, incluso para quienes llevan veraneando toda la vida en sus encantadores pueblos encalados con una historia milenaria, tiene un gran atractivo. Y no es para menos. Lenguas de arena solitarias, cielos luminosos, aguas limpias y cálidas, dunas y salinas, calas y acantilados de más de 100 metros de altura, forman parte de este escenario natural casi virgen. Y si a esto le añadimos que el sol siempre asoma, ya sea verano o invierno, y que se puede practicar una gran variedad de actividades –desde surf o kitesurf a golf, submarinismo y pesca-, el destino es el perfecto…y sin salir de España.

1. Tarifa – Cádiz

A tan sólo catorce kilómetros de distancia de las costas africanas, visibles todos los días claros sobre el mar, se localiza Tarifa, uno de los destinos gaditanos más apreciados por el turismo. Muchos son los atractivos turísticos que han otorgado tal prestigio a la ciudad: una rica historia que se remonta al Paleolítico, unas maravillosas playas donde se practican todo tipo de deportes acuáticos, especialmente el windsurf, gracias a los vientos de poniente y levante que aquí combaten duramente, y un ambiente festivo inigualable.

2. Bárbate -Cádiz

Además de contar con una importante almadraba y una fuerte industria conservera de atún, Bárbate es una de las zonas más surferas del sur de España con excepcionales playas salvajes y poco concurridas que ocupan aproximadamente 24,96 kilómetros de costa gaditana. Los aficionados al sur se acercan a este bonito pueblo marinero, situado al sur de la capital, buscando una ola de izquierda y derecha muy fuerte y tubular. Para ello, el viento debe llegar del norte o Levante.

3. El Quemao – Lanzarote

La isla de Lanzarote no cuenta con impresionantes riquezas monumentales, ni tampoco con numerosos parques naturales donde disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor, sin embargo, Lanzarote tiene playas mágicas y sobrecogedoras que cautivan a cualquier surfista que las visite. Las olas más conocidas son las de El Quemao, de más o menos metro y medio, de derecha a izquierda, aunque, sin duda, los tubos más espectaculares vienen de la izquierda. Es una playa para expertos surfistas ya que el fondo es de roca volcánica.

Practicar sur en canarias

4. Frontón – Gáldar, Gran Canaria

La isla de Gran Canaria cuenta con numerosas playas de gran calidad a lo largo de más de 236 kilómetros de costa. El clima templado y la magnífica temperatura del agua permiten disfrutarlas prácticamente durante todas las épocas del año. A esto hay que añadir sus aguas cristalinas, la arena rubia y el oleaje, que se disfruta en algunas playas, como la del Frontón, en Gáldar, ideal para practicar surf. Esta playa es bien conocida por los bodyboarders, ya que, prácticamente son los únicos que se atreven a surfear sus olas cortas, pero intensas de hasta cuatro metros. Esta playa requiere oleaje de norte o noroeste y viento del sur o sureste.

5. Rodiles – Asturias

Gracias a su extraordinaria situación geográfica, en la desembocadura de la Ría de Villaviciosa, la playa de Rodiles es ideal para coger excelentes olas de izquierda, de más de un metro, y tubular. La mejor época para coger la ola en Rodiles es durante los meses de otoño e invierno, cuando sopla viento de sur o suroeste.

6. La Grande- Tapia de Casariego (Asturias)

En el extremo occidental de la costa asturiana se encuentra la playa de La Grande, uno de los mejores arenales en los que practicar sur en cualquier época del año. Uno de sus rompientes de arena consigue dar olas de derecha a izquierda y el otro rompiente de piedra proporciona a los aficionados al surf olas de izquierda magníficas, sobre todo, cuando hay media marea.

7. Mundaka – Vizcaya

Mundaka, situado en la desembocadura de la Ría de Guernica, es uno de los pueblos más tradicionales de veraneo de la costa vizcaína, con buen oleaje para la práctica del surf. Cuando sopla viento de sur o sudoeste, se consiguen en su playa olas de dos metros de altura y casi 400 metros de recorrido. En Mundaka además se celebra una de las pruebas del campeonato del mundo de surf.

Surf Pais Vasco

8. Zarautz – San Sebastián

No hay ninguna duda de que la playa de Zarautz es un auténtico paraíso para los surfistas gracias a su extensa longitud con 2.500 metros de fina arena. Esta playa, abierta al mar, disfruta de numerosos rompientes, ideales tanto para la iniciación en el surf, como para expertos surfistas. De oeste a este sobresalen los picos del puerto (que rompen cuando el mar alcanza los dos metros de altura), La Marina y Argiñano, ubicados en el corazón de la playa, y El canal, una zona más alejada en la punta este que ofrece sesiones de calidad.

9. Trengandín – Cantabria

De octubre a marzo es la mejor época para subir a la playa de Trengandín, en la costa oriental de Cantabria, a buscar la ola de El Brusco, que ofrece a los aficionados tubos inusuales, más habituales en otras latitudes, debido al fuerte cambio de profundidad que se da en este punto de la costa. Este fenómeno se da en la parte más oriental de sus 3,5 kilómetros.

10. La Machacona – Burela (Lugo)

La playa La Machacona, en Burela (Lugo) está destinada preferiblemente a los surfistas que buscan arenales salvajes y alejados de los centros urbanos. No muy lejos, en la misma comunidad, está la Playa de Razo, en Carballo, A Coruña, donde se imparten cursos de iniciación al surf para todas las edades debido a su oleaje moderado.

No hay comentarios

Dejar comentario