A pesar de los últimos accidentes aéreos, viajar en avión, a día de hoy, es más seguro que los viajes por carretera o en tren

combatir el miedo a volar

Te vamos a dar algunas pautas para ayudarte a superar tu miedo a volar: 

1. Lee estadísticas sobre accidentes aéreos

Algunos expertos aseguran que quienes tienen miedo a volar tendrían que analizar las estadísticas de accidentes aéreos para asegurarse de que el avión es el medio de transporte más seguro, con menos víctimas mortales y accidentes. Así, dicen, que ayudará a controlar la ansiedad y la inseguridad y que el miedo tiene su origen en la desinformación.

Otros psicólogos, por el contrario, afirman que es mejor dejar de acumular información, ya que solo proporciona un alivio momentáneo.

2. Visualiza el vuelo unos días antes del vuelo

Unos días antes de emprender tu viaje, debes imaginarte que sales de tu casa hacia el aeropuerto. Imagínate la situación hasta que el avión despega. También conviene que días antes de la salida tengas preparada la maleta y la documentación localizada en alguna carpeta.

3. Preséntate en el aeropuerto con tiempo suficiente

Tienes que evitar generar más estrés, por eso, llega al aeropuerto con antelación y no vayas con miedo a perder el avión.

4. Busca diferentes distracciones

La música, según algunos expertos, en la mejor distracción ya que genera emociones positivas y evita lo negativo. Eso sí, debe ser música relajante principalmente para el despegue y el aterrizaje. Otras formas de evadirse son entablar una conversación con el vecino de asiento, dormir, leer un buen libro o ver una película o algún capítulo de tu serie favorita.

5. Repite frases relajantes o de seguridad

Si no consigues distraerte con tu compañero de viaje, la música o la película, repita una y otra vez la información de la que dispone sobe la seguridad de este medio de transporte. Probablemente así notarás que la ansiedad va disminuyendo.

 

Aeropuerto

6. Evita elegir asiento

También debes evitar sentarte en los asientos de ventanilla ya que las personas que normalmente tienen miedo a volar tienden a mirar por la ventanilla para asegurarse si funciona el motor del avión o si las alas están en buen estado de conservación. Esto, dicen los psicólogos, aumenta nuestra ansiedad porque es algo que no podemos controlar por mucho que miremos o remiremos. También hay que evitar durante el vuelo beber alcohol o cualquier otro excitante (café, té o refrescos). Aunque a corto o medio plazo, puede parecer una solución, con el tiempo aumenta la ansiedad.

7. Huir de los pensamientos negativos

Se debe pensar únicamente en los aspectos positivos que tiene viajar en avión como el la rapidez de los viajes. Está claro que se dan accidentes aéreos pero con los miles de vuelos que se realizan al día, son muy escasas las catástrofes. Cada vez que se tengan pensamientos negativos, piense en estos datos.

8. Respire hondo durante las turbulencias

Si el avión tiembla al pasar por algunas zonas, debes mantener la calma ya que los pilotos están preparados pata todo tipo de emergencias. De todas formas, puede sentarse entre las alas del avión, ya que es el lugar más estable del avión, y abróchese el cinturón durante todo el vuelo.

9. Vuelo con ropa cómoda.

Cuando esté preparando la maleta, deje para el día del vuelo ropa cómoda y adquiera una postura cómoda durante el trayecto para que pueda mantener el cuerpo relajado. De algún paseo por el avión para mover un poco los brazos y las piernas.

10. Acepte el problema y si debe acudir a un profesional no se avergüence.

Otro tipo de pasajeros

Mientras algunas personas intenta combatir su miedo a volar, otras en cambio, están dispuestos a realizar su primer vuelo espacial. Porque el turismo espacial ya está casi al alcance de la mano. Ya han proyectado un “avión-cohete” capaz de subir a 100 kilómetros de altura y permanecer en gravedad cero durante tres minutos. Esto permitirá a sus ocupantes observar todas las maravillas del planeta azul y adentrarse en la inmensidad del espacio. La nave espacial tiene un tamaño de un jet privado y podría despegar y aterrizar desde cualquier aeropuerto comercial. Al alcanzar los 100 kilómetros (una altura cinco veces mayor que la de un avión convencional), sus pasajeros experimentarán la gravedad cero durante tres minutos y tendrán una visión única de la Tierra. Además, para hacer más confortable el viaje, estará provisto de asientos autorregulables y ventanas panorámicas en todos los lados de la cabina.

El avión podrá volar en unos años. Por un recorrido que durará una hora y media, sus pasajeros tendrán que pagar entre 150.000 y 200.000 euros. Pero a pesar de su elevado precio, los responsables de la compañía confían en que 20.000 turistas espaciales estén listos para volar dentro de sólo cinco años. Cada vez está más cerca el sueño de viajar más allá de nuestro planeta.

 

No hay comentarios

Dejar comentario