Viajar alimenta el alma y mientras más destinos y lugares conozcas, más se abrirá tu mente. Este open minded aumenta cuando decidimos descubrir culturas diferentes a la nuestra, como ocurre con la cultura china. El misticismo y las peculiaridades de esta cultura milenaria son capaces de cautivar a cualquiera desde el momento en el que comienza el viaje a China.

La República Popular de China es un país enorme donde viven más de mil millones de personas. Su idioma oficial es el chino mandarín y la moneda oficial del país es el Renminbi, aunque la gente se relaciona con la moneda en términos de unidad y a la unidad del Renminbi se le llama comúnmente “Yuan”. Una vez sabes esta información básica, toca preparar el itinerario para que puedas conocer lo máximo posible de China en 8 dias. 

Shanghai, China
Shanghai, China

Shanghái

La ciudad más poblada del país y sus más de 20 millones de habitantes lo avalan. Se encuentra en la zona este del país cercana al delta del río Yangtsé y a la costa oriental de China. Para ver la ciudad y sus alrededores podrás permanecer tres días en la misma, eso te asegurará impregnarte de todo.

Bund

Uno de los días, dedícalo a pasear por la parte colonial de la ciudad, que es la zona de Bund, donde nació la ciudad. Está situada en la orilla oeste del río Huangpu. La arteria principal de Bund es el paseo peatonal de 2 km de largo en el que se mezclan estilos arquitectónicos tan diferentes como el barroco, el románico el neoclásico o el renacentista. Podría parecer que el Bund es la parte más “europea”, por así decirlo.

Entre sus edificios más característicos aparece el edificio de la Aduana, construido en los años 20 del siglo pasado y con reloj y campana importados desde Inglaterra. De visita obligada es el monumento a los Héroes de Shanghái en el que tres altos pilares recuerdan a todas aquellas personas que perdieron la vida en la Guerra del Opio. Cerca de esta parte de la ciudad (Old City) no puedes perderte por nada del mundo los jardines privados de Yuyuan Gardens con mercadillo turístico incluido para que te lleves un recuerdo de la Shanghái más histórica y pruebes una de las mejores sopas de dumplings.

No olvides que desde el Bund vas a obtener las mejores vistas al barrio de Pudong que te adelantamos que es un barrio futurista espectacular. Si eres amante de la fotografía, espera a que caiga la noche en el Bund para llevarte la mejor panorámica de Pudong. La mejor opción es alojarse dos días en la zona para poder verla tanto de noche como de día.

Pudong

Comienza el tercer día cruzando a Pudong en un ferry, así también conocerás el río en sí. ¡No te arrepentirás! Como ya sabes, esta es la zona futurista, comercial y moderna de la ciudad. Edificios altos, rascacielos vestidos con trajes de luces te recibirán en Pudong.

El edificio más alto de la ciudad (y a la vez uno de los más altos del mundo) es el Shanghái World  Financial Center con sus 492 metros de altura. Imagínate la vista que podrás alcanzar desde su cima. No dudes ni un momento en subir hasta arriba del todo. La Torre de la Televisión Perla de Oriente también está en este distrito y es el símbolo mítico de la ciudad y, seguramente, el que más instantáneas de nuestras cámaras ocupe.

Aunque este distrito es una zona financiera y no tiene tanta vida de ocio como en el caso de la otra orilla del río, te interesará pasear por su orilla y conocer el Century Park o el Museo de la Ciencia y la Tecnología.

pekin la gran muralla viaje
pekin la gran muralla viaje

Pekín

La capital de China está un poco más al norte, por lo que gastarás casi un día en llegar hasta ella. Los 4 días restantes de tu viaje tendrás que ponerte las pilas para conocer todo lo que te ofrece.

Gran Muralla China

El monumento más famoso del gigante asiático ya que se trata de una de las Siete Maravillas del Mundo. Sus más de 8.800 kilómetros de largo no nos permitirán recorrerla entera, por lo que habrá que elegir uno de los tramos para visitarla. Se recomiendan los tramos de Simatai o Mùtiányù que están bastante menos explotados turísticamente que Badalin (el más típico). Esto te permitirá conectar mejor con la historia. Es aconsejable contratar una excursión, para perder así menos tiempo en transportes.

Ciudad perdida

Ideal para el segundo día. Está en el centro de Pekín e históricamente (durante casi 500 años) fue el lugar donde se albergaban los emperadores de China, de ahí su arquitectura tradicional china. Su magnitud es impresionante (720.000 metros cuadrados) por lo que visitarla te llevará unas horas. No te pierdas las figuras de los guardianes que se encuentran en los tejados ni los leones chinos que guardan las entradas de los edificios. Pasea por su ancha calzada e irás encontrándote con todos los edificios importantes. Recuerda que estás paseando por un lugar que fue impenetrable.

China, la ciudad perdida.
China, la ciudad perdida.

Zona olímpica

Para pasear por ella una vez hayas descansado de los paseos de los días anteriores. Esta “ciudad” fue construida para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y por ello está compuesta de impresionantes estadios y edificios que fueron necesarios para albergar a esos miles de personas. Toma fotos del Estadio Nacional de Pekín, ya que su arquitectura moderna que simula el nido de un pájaro te asombrará. Eficiente energéticamente, pues está capacitado para usar la energía solar.

Plaza de Tian’anmen

Una de las plazas más grandes del mundo (880 por 550 metros), construida tras la proclamación de la República Popular China, se ha convertido en el escenario de muchos de los momentos más importantes de la historia reciente de China. El edificio más importante dentro de ella es la Puerta de Tian’anmen que da a la Ciudad Prohibida y desde la cual Mao Zedong anunció la proclamación en 1949. Quizás te suene por la masacre que llevó a cabo el Ejército mientras los estudiantes realizaban protestas en ella en 1989. Conoce la historia de la plaza tranquilamente durante el último de tus 8 días de viaje.

En Viajes Carrefour ofrecemos rutas por China adecuadas a los gustos y preferencias de cada cliente.

No hay comentarios

Dejar comentario