De Ribadeo a O Vicedo, cinco días visitando algunas de las playas más impresionantes de España como Las Catedrales y espacios naturales salvajes y mágicos.

Playa de Ribadeo

Lugo goza del verde color del Cantábrico en sus montes, con múltiples playas en la zona costera, donde los pintorescos pueblos mariñeros ofrecen excelentes mariscos y pescado  fresco, traído de las Rías Altas, desde Cedeira hasta Ribadeo, por Ortigueira, Viveiro y Foz, con fama de buena cocina  para que no desmerezca su buena materia prima.
Buen vino, buen comer, arte románico, pesca en la costa y muy industrial el interior, mar y montaña, posee toda la esencia de Galicia en una sola provincia.

Os vamos a proponer cinco días inolvidables por la Mariña Lucense para que no os perdáis ninguno de sus rincones:

1. Ribadeo
Comenzamos nuestro viaje en Ribadeo, un antiguo enclave comercial debido a su próspero puerto, aunque hoy en día sus principales fuentes económicas son el sector servicios y el turismo.
A unos 10 kilómetros del centro urbano se encuentra quizás el principal atractivo de Ribadeo: la playa de Las Catedrales. Por razones obvias, este largo arenal durante la marea baja aúna a cientos de personas en busca de una de las postales más bellas del Cantábrico.
Es sin duda un paisaje inusitado que durante la marea alta se transforma en una pequeña e idílica playa de arena fina y en el que con la retirada de las aguas se aprecian enormes arcos de más de 30 metros de altura, parecidos a los de una catedral, de ahí su sobrenombre, grutas marinas de varios metros, columnas, islotes y estrechos pasillos de arena que se abren paso entre grandes moles de rocas calizas. Lo que los visitantes pueden ver además, en aproximadamente 29 hectáreas, es una muestra de crustáceos, mejillones y percebes que se cuelan por las cavidades de las rocas. La Playa de las Catedrales en el 2005 fue declarada espacio protegido.

Otros de sitios de interés están en torno a la plaza de España. Merece la pena visitar la casa modernista de los indianos hermanos Moreno, erigida a principios del siglo XX, el muelle de Porcillán, desde donde se divisan vistas de la ría del Eo, y el monumento al Gaitero gallego, tallado en piedra, y levantado cuidando la capilla del monte de Santa Cruz. También merece la pena visitar al antigua fábrica de la época medieval, de la que únicamente se conserva la portada gótica y el arco triunfal de tipo ojival. El resto de la iglesia se ha ido realizando desde el siglo XVII hasta el 1902, que es cuando se instaló el actual campanario, de estilo neogótico. En el interior podemos contemplar el retablo mayor barroco, perteneciente al siglo XVIII.
De la Plaza de España señalar que alrededor de ella se hallan los edificios más importantes de la localidad, como el Ayuntamiento, bra de Antonio Raimundo Ibañez, marqués de Sargadelos, a quien la localidad debe gran parte de su pasado esplendor comercial. La plaza está adornada con bonitos y cuidados jardines, que fueron repoblados durante el siglo XIX con castaños, chopos y arces. En el centro del parque se eleva un típico kiosco de música, forjado en hierro. Acompañando al  kiosco se halla el busto del poeta José Alonso Trelles.

Dónde está: Ribadeo se encuentra a unos 100 kilómetros de Lugo

2. Barreiros
Este segundo día vamos a disfrutar de la playa de Lóngara, situada en la zona de Benquerencia, en el municipio lucense de Barreiros. Gracias a su oleaje, los amantes del surf acuden a esta playa durante todo el año. También podemos dedicar unas horas a visitar su arquitectura religiosa. Los ejmplos más destacados son la iglesia parroquial de San Pedro de Benquerencia, erigida en el siglo XVI, y la de San Xusto de Cabarcos, construida antes del año 916 y reformada posteriormente en varias ocasiones.

Cómo llegar: De Ribadeo a Barrerios hay 30 kilómetros por la A8

3. Foz
Este tercer día vamos a disfrutar de la playa de A Rapadoira, una de las primeras en hacerse con una bandera azul en Galicia. Este impresionante arenal, con más de cuatro kilómetros de paseo marítimo y abundante fauna y flora del lugar, es ideal para ir con niños ya que se forma en ella una piscina natural en la que se pueden bañar los más pequeños sin peligro. Otras de las playas de la zona que vale la pena visitar son las de Llas, Peizás y Arealonga.

Cómo llegar: La N-634 une Barrerios a Foz en unos 15 minutos.

playa de As Cubelas

4. Cervo
Nuestra siguiente visita es Cervo, un agradable destino que disfruta de una espectacular playa urbana: As Cubelas. De oleaje moderado y servicios pata todo tipo de públicos, esta playa de fina y blanca arena, cuenta además con un espléndido paseo marítimo. Situada en el casco urbano de San Cibrao, este arenal está flanqueado por una antigua fábrica de salazón, casi en ruinas, y una área en la que se conserva el faro del Cabo de San Cibrao.
Cómo llegar: Se debe coger la N-642 y LU-P-1502 para ir de Foz a Cervo. Se tarda unos 25 minutos

5. O Vicedo
El último día de nuestro recorrido por la Mariña Lucense vamos a dedicarlo a visitar la playa de O Vicedo. De oleaje tranquilo y arena blanca, está cercada por plantaciones arbóreas de pinos y eucaliptos. En esta playa además trabajan con bastante frecuencia los mariscadores.
Cómo llegar: La LU-862 une Cervo y O Vicedo en 45 minutos

No hay comentarios

Dejar comentario