Recorre la capital alemana durante un fin de semana, sin perder detalle de lo que la ciudad puede ofrecerte.

RUTA DÍA 1

9:00 Plaza Pariser. Comience el itinerario del día en esta emblemática plaza en la que se alzan la Puerta de Brandeburgo, el Hotel Adlon, elegantes embajadas y numerosas bancos. El más singular es el DZ Bank, diseñado por Frank Gehry, que alberga una curiosa sala de conferencias del atrio. La plaza Pariser fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial y recobró su aspecto actual tras la caída del Muro del Berlín, ya que durante años estuvo atrapada en Berlín Este.

Puerta de Brandeburgo

9:20 Puerta de Brandeburgo. Es la única puerta que se mantiene en pie de las 18 que a finales del siglo XVIII erigió el arquitecto Carl Gotthard Langhans. Con los años este ejemplar monumento arquitectónico se ha convertido en el símbolo de la reunificación alemana.

10:00 Kennedy Museum. Esta muestra recoge notas escritas a mano por el presidente de Estados Unidos John F. Kennedy, una edición de Supermán en la que aparece el carismático político y el sombrero de astracán que solía llevar la primera dama estadounidense.

11:05 Unter den Linden. En la puerta de Brandeburgo comienza esta amplia avenida de más de un kilómetro de largo en la que se alzan elegantes edificios barrocos y neoclásicos. Esta vía finaliza en la isla de los museos, que aglutina cinco muestras de arte.

12:00 BebelPtaz. El régimen nazi llevó a cabo en esta solemne plaza berlinesa la primera quema oficial de libros “subversivos”. Diríjase al centro de la plaza para contemplar la biblioteca subterránea que se ha construido en recuerdo de ese suceso histórico.

13:00 Deutsches Historisches Museum. Algunos de los objetos más sobresalientes de esta exposición son un globo terráqueo que durante años estuvo en el Ministerio de Asuntos Exteriores y las máscaras barrocas de soldados moribundos.

Comida. A la hora de la comida decántese por el restaurante Zwölf Apostel (Georgernstrasse, 2) en el que sirven deliciosas pizzas de masa fina y abundantes raciones. Preste especial atención a su curiosa decoración religiosa.

15:15 Paseo en barco. Tome a primera hora de la tarde uno de los barcos que salen de la estación Friedrichstrasse/Weidendamm y que brinda a los pasajeros unas maravillosas vistas del Barrio de San Nicolás, la isla de los Museos y la arquitectura moderna de la capital alemana. Esta excursión suele durar una hora.

19:00 Friedrichshain. Pase el resto del día en este antiguo barrio de Berlín Este en el que se suelen reunir los jóvenes y no tan jóvenes a tomar algo o flirtear. Vaya en primer lugar directamente al bulevar Karl-Marx-Allee. Construido entre 1952 y 1960, es uno de los símbolos de la era de la RDA.

19:35 East Side Gallery. Es el tramo del Muro de Berlín más largo y mejor conservado de la ciudad. Se extiende entre Oberbaumbrücke y Ostbahnhof y desde el año 1990 es una muestra de arte al aire libre de más de un kilómetro. En este histórico punto se celebró el 20º aniversario de la caída del Muro de Berlín.

21:00 Cena. Acuda esta noche a cenar al restaurante Schneeweiss, ubicado en Simplonstraße 16. Preparan deliciosa comida alemana y su carta de vinos austriacos es amplísima.

RUTA DÍA 2

Reichstag

9:00 Cancillería Federal. Empiece el itinerario de este día en la Cancillería Federal, situada en Willy-Brandt-Straße 1. Diríjase al paseo de la orilla norte o al puente Moltkebrücke para admirar este complejo de edificios con forma de H que adquirió el sobrenombre de “la lavadora”. En uno de los patios se levanta una escultura diseñada por Eduardo Chillida.

9:30 Reichstag. Para evitar las largas colas que se forman para subir a lo alto del Parlamento alemán, vaya directamente al ascensor que da acceso a la cúpula de vidrio. Luego dedique unos minutos a admirar este emblemático edificio que hace unos 10 años ha reconstruido el arquitecto Norman Foster y que ha vivido diversos episodios históricos: la proclamación de la República Alemana tras la Primera Guerra Mundial, un incendio que favoreció la llegada de Hitler al poder o la toma de Berlín por parte de las tropas del Ejército Rojo.

10:30 Holocaust Denkmal. Para rendir homenaje a los judíos que perdieron su vida a causa del régimen nazi, se ha levantado esta emotiva obra formada por 2711 columnas que configuran un sarcófago. En el subsuelo hay una exhibición.

11:35 Búnker de Hitler. Debajo de este desolado aparcamiento está el búnker en el que Hitler pasó sus últimos momentos antes de suicidarse. Eche un vistazo al panel que se ha instalado en este lugar en el que se explica la extensa red de túneles subterráneos que hay por toda la ciudad de Berlín

12:00 Topographie des Terrors. En el extenso solar, que durante el nazismo ocupó el cuartel general de la Gestapo y el comando central de las SS, se ha erigido un sobrio edificio de metal y cristal en el que se da a conocer el destino de las más de 15.000 personas que estuvieron en sus celdas. Durante la Guerra Fría esta superficie quedó dividida por el Muro: una parte en el lado oriental y el resto en el lado occidental.

13:00 Checkpoint Charlie. Entre 1961 1990 por esta entrada  pasaban los extranjeros, diplomáticos y aliados para ir de un lado a otro de Berlín. En Friedrichstrasse, Zimmerstrasse y Schützenstrasse hay una muestra al aire libre que da algunos escalofriantes datos de la Guerra Fría.

14:00 Comida. Entre a comer al restaurante de comida francesa Entrecôte, situado en Schützenstraße 5.

16:00 Jüdisches Museum. Este particular edificio diseñado por Daniel Libeskind, con líneas en zigzag, nos muestra no sólo las penurias que pasó el pueblo judío durante el nazismo, también nos da unas pinceladas de la contribución de este pueblo a la cultura alemana.

18:00 Viktoriapark. Finalice el itinerario vespertino en este amplio espacio natural en el que se ha erigido un monumento en recuerdo de la victoria de Kreuzberg y deténgase unos minutos en el café Golgatha (Dudenstrasse 48-64). Desde la terraza de arriba se vislumbran unas preciosas panorámicas de este barrio de Berlín.

21. Cena. Elija esta noche una brasserie con toque francés. Brasserie Am Gendarmenmarkt está en Taubenstrasse, 30, y su plato estrella es la sopa de langosta. Tras la cena, dé una vuelta por la monumental Gendarmenmarkt Platz y sus aledaños.

No hay comentarios

Dejar comentario