Es natural que cuando pienses en desconectar te venga a la mente una isla desierta. Pero hay lugares repartidos por el mundo mucho más relajantes.

piscina Hotel One & Only

Y empezamos a liberar tensiones en el spa del lujosísimo hotel One & Only, situado en Ciudad del Cabo y que se nos presenta como una evocadora isla de paz en medio de una gran ciudad. ¿Crees que no es posible? Pues déjate caer por cualquiera de las doce habitaciones para tratamientos que prometen un viaje, sólo de ida, a un estado de bienestar máximo. Estancias diseñadas únicamente para relajarte, saunas, salas de vapor, villas de tratamiento para disfrutar contigo mismo o en pareja, duchas de contraste con tres posiciones diferentes de agua, o piscinas de vitalidad de 18 metros cuadrados, son los componentes de un espacio único donde la palabra ‘estrés’ no es bien recibida.

El archipremiado One & Only Spa basa su filosofía de trabajo en tres verbos: relajar, restaurar y elevar. Sobre estas pretensiones se construyen todas las terapias y tratamientos del spa. Relajar se hace necesario cuando el cuerpo y la mente van pidiendo a gritos un paréntesis de calma en medio de las rutinas aceleradas que rigen nuestro día a día. Los clientes que apuesten por este tipo de tratamiento, ayudarán a traer paz a la mente, disminuir la tensión y rejuvenecer la piel. Restaurar, por su parte, es perfecto para eliminar toxinas y mejorar la circulación, con lo que el aspecto exterior también sale ganando. Y por último, elevar está orientado a equilibrar los niveles de energía al mismo tiempo que consigue una sensación de calma interna. Parece evidente que si no sales relajado es que necesitas unas vacaciones muy muy largas.

Y como después de estar relajado por dentro lo que uno necesita es sentirse bello por fuera, el spa incluye un salón de belleza con servicios de manicura, pedicura, y peluquería, además de un amplio y vanguardista gimnasio con máquinas de última generación. Y es que ya lo sabes: ‘mens sana in corpore sano’.

habitación El Spa del Four Season Hotel George V

Seguimos recorriendo el mundo en nuestro afán por resetear la mente y viajamos ahora a la capital francesa para descubrir el spa del Four Season Hotel George V. París con sus calles, monumentos, comida exquisita y mejor vino es, de por sí, un destino que enamora. Pero el spa del que queremos hablarte es el lugar ideal para acudir en pareja porque entre su amplia oferta encontrarás el ‘Romance Forever’, una apuesta segura para que triunfe el romanticismo en la intimidad del Royale Spa Suite, que incluye una bañera de hidromasaje, sauna y baño turco. Y para que vayáis relajándoos, un masaje y un tratamiento facial antes de que dispongáis de una hora a vuestro libre albedrio en una suite privada. Todo ello en el corazón de la ciudad, con la Torre Eiffel y los Campos Elíseos como telón de fondo. No te garantiza un amor para toda la vida, pero ayuda seguro.

Aunque no creas que si acudes solo vas a tener menos mimos, es precisamente lo contrario: todos los esfuerzos serán para ti, y en ese sentido, elegir uno de los masajes que se ofertan en el spa será una decisión más que acertada. La variedad es amplísima y los precios pueden parecer desorbitados, pero seguramente será en lo último en lo que pienses después de sucumbir a, por ejemplo, el ‘masaje de aromaterapia sodashi’ (210€ si la duración es de 50 minutos y 275€ si no te conformas con menos de 80 minutos). Los mismos precios que el ‘masaje regeneración de aceite de argán’, un tratamiento totalmente nutritivo para la piel que gracias a sus componentes antioxidantes pueden hacer rejuvenecer el cuerpo entero. Aquí también se practica el ‘shiatsu’, los masajes tailandeses y la reflexología. Aunque si has acudido al hotel Four Season Hotel George V después de un largo viaje, lo mejor será que empieces con el tratamiento específicamente diseñado para combatir el ‘jet lag’. ¿Lo habías visto en otro lugar? Todo un arsenal de mimos, exfoliaciones, mascarillas purificantes y masajes faciales que 110 minutos y 369€ después, te harán retroceder en el tiempo y sentir que en lugar de facturar, embarcar y permanecer en el avión durante unas horas, simplemente te has teletransportado hasta la capital francesa.

piscina Urso Spa by Natura Bissé

Si Audrey Hepburn desayunaba con diamantes, tú puedes impregnarte el cuerpo con ellos, porque uno de los más aclamados tratamientos del Urso Spa by Natura Bissé, en Madrid, es cubrirte de un barro luminoso a base de polvo de diamante y acabar con un masaje relajante. Y si llevarte puestos estos tesoros en la piel te parece poco lujo, puedes combinarlo con un alineamiento de chacras utilizando gemas semipreciosas. Masajes a cuatro manos, tratamientos de belleza a base de cítricos y relajación 100% garantizada en pleno centro de la capital española.

El recinto está situado, concretamente, en la planta inferior del también lujoso hotel Urso y su gran acierto de combinar las tendencias más vanguardistas con las terapias tradicionales le han hecho merecedor del galardón de ‘mejor marca de spa de lujo’ en el año 2012. Y como rasgo distintivo, una carta de tratamientos especialmente diseñados para los hombres, con el objetivo de alejar la clásica imagen femenina de la que gozan por lo general los spas y espacios de belleza. De este modo, ellos también pueden liberar tensiones y sentirse guapos, probando los beneficios de un masaje facial masculino (80€) con toallas humeantes que proporcionan a la piel un rejuvenecimiento inmediato. Y si lo que se necesita es una puesta a punto del cuerpo entero, también pensado en el género masculino se ha diseñado el ‘masaje lomy-juma’, orientado a desbloquear la tensión muscular y las articulaciones. En definitiva, un espacio de serenidad pensado para satisfacer las exigencias de todos los públicos, con una acertada carta de tratamientos que van desde los 60€ hasta los 220€.

No hay comentarios

Dejar comentario