Es casi como una ley no escrita: en el momento en que se monta un mercadillo en Alemania, ha comenzado la Navidad. Los alemanes presumen de ser los mejores y más bonitos puestos navideños del mundo (o al menos, de Europa). Se trata de casetas de madera perfectamente adornadas para la ocasión y alumbradas con las mejores luces, que tiñen todo de color dorado, rojo y verde. Y por supuesto ambientado con la mejor música que puede salir de unos altavoces o de las voces de un coro en vivo. Realiza tus compras de adornos para tu árbol y casa o juguetes tradicionales, pero no te olvides de degustar el ‘lebkuchen’, pan típico de estas fechas elaborado con especias y acompáñalo con un trago de ‘glühwein’ (vino valiente).

La tradición alemana de los mercadillos por Navidad data de 1434, de un documento en el que apareció referido el mercado Striezelmarkt (‘striezel’ es un dulce típico de esta época) en Dresde. Por tanto, a día de hoy es el segundo más antiguo del país, solo precedido por el de Fráncfort. Desde entonces, los mercadillos navideños han proliferado por todo el país y es, sencillamente, demasiado complicado escoger solo uno. Hoy día Alemania ya cuenta con más de 150, te presentamos algunos de los que más destacan por su belleza. Aquellos que se han convertido, en definitiva, en imprescindibles.

Christkindlesmarkt de Núremberg

Uno de los mercados de Navidad más míticos de Alemania, ubicado en el casco antiguo medieval de la ciudad. Es el Niño Jesús quién abre cada año este mercado. Un ambiente medieval en el que sumergirse a través de los aromas de algunos de los productos típicos como el pan de jengibre, el vino caliente o las salchichas a la parrilla. En épocas navideñas se puede disfrutar, además, de las zonas peatonales iluminadas y de un mercadito de Navidad para niños. Estará abierto del 21 de noviembre al 24 de diciembre de 2015.

Gendarmenmark en Berlín

Se trata del tradicional mercado de Navidad de la ciudad y uno de los más bellos. En él podrás encontrar desde productos de artesanía típica de Navidad hasta algunas delicias culinarias como el Lebkuchen, una galleta de jengibre a base de miel y frutos secos, hasta almendras y castañas garrapiñadas o barras de nougat, un dulce parecido al turrón español. Además es uno de los mercados más entretenidos, con acróbatas, malabaristas y tragafuegos que ambientan el lugar. Es común encontrar coros de gospel o música jazz en directo. Podrás disfrutar de él del 23 de noviembre al 31 de diciembre de 2015.

Weihnachtsmarkt en Hamburgo

En la ciudad de Hamburgo los días de invierno suceden cosas increíbles: todos los días a las 16, 18 y 20 horas podrás ver a Santa Claus volando por encima del Ayuntamiento. ¿El mejor lugar para disfrutar de esta atracción? Sin duda, el Mercado de Navidad Histórico y el Mercado del Ayuntamiento que se celebran del 23 de noviembre al 23 de diciembre de 2015. Además, la ciudad cuenta con un desfile de Navidad que se celebrará todos los sábados de adviento a las 13:00 y a las 17:00 horas. No olvides echarle ojo a las típicas lámparas de sal que se venden en el mercado.

Dortmund Weihnachtsmarkt

Se trata de uno de los mercados más grandes de Alemania, que estará disponible del 19 de noviembre al 30 de diciembre de 2015. Más de 300 chalets de madera lo componen. Destacan los puestos de comida típica como las salchichas o los panqueques de patata. Este mercado llena nueve plazas del centro de la ciudad y hay muchos juegos y atracciones que lo hacen ideal para visitar con niños. Además, Dortmund cuenta con el árbol de Navidad más grande de Alemania con 45 metros de altura y un total de más de 40.000 bombillas para iluminarlo.

Mercado de Navidad de Rostock

Al norte de Alemania encontramos otro de los mercados de Navidad más bellos del país, abierto del 23 de noviembre al 22 de diciembre de 2015. Se ubica en la plaza del Mercado Nuevo y este año inaugura una nueva atracción: la pirámide navideña más grande del mundo.

Streizelmarkt de Dresde

Inaugurado en 1434, lleva celebrándose desde entonces, lo que lo convierte en el segundo mercado más antiguo de Alemania. Imprescindible probar el Stollen, un pastel navideño típico de Dresde con frutas confitadas y especias. De hecho, cada año se hornea en el mercado un Stollen gigante de 4 toneladas de peso, este año el 8 de diciembre. Podrás disfrutar de este mercado desde el 26 de noviembre hasta el 24 de diciembre de 2015.

Si estas por Alemania en estas fechas, no olvides que esta es una pequeña selección pero que son muchas las ciudades con increíbles mercadillos navideños. Entre aquellas que nos dejamos para la próxima encontraríamos el mercadillo de Munich, que cuenta con un árbol de Navidad de más de 30 metros de altura; o el mercadillo de Navidad de Fráncfort que se celebró por primera vez en 1393, lo que le convierte en el más antiguo del país, y que cuenta con típicos dulces de la ciudad como los Frankfurter Brenten, unas galletitas de mazapán.

No hay comentarios

Dejar comentario