En la Parte Vieja de San Sebastián se encuentran las tabernas, bares y restaurantes más populares que ofrecen una variada y suculenta oferta de pintxos.

De tapas por San Sebastián

Para vivir y disfrutar de la sana costumbre de ir de tapeo o “txikiteo”, como suelen decir los vascos, hay que ir a San Sebastián. En la ciudad con más estrellas Michelín por metro cuadrado que Reino Unido, por ejemplo, esta arraigada tradición se vive al mediodía y a la caída de la tarde siempre acompañada de un txakolí o zurito (cerveza). Los establecimientos llenan sus largas barras de desbordantes fuentes con diminutos manjares, calientes y fríos, elaborados con productos de la tierra, verduras, mariscos y carnes. En muchas tabernas comparten protagonismo las tapas de toda la vida, como la tortilla de patata, con los sofisticados bocados de los nuevos chefs vascos.

La lista de bares de San Sebastián es tan larga que para que no pierdas ni un minuto te mostramos las zonas con más locales de la ciudad:

1. Parte Vieja: Es el barrio donostiarra predilecto de los locales. Puedes comenzar el recorrido del casco viejo por la céntrica Plaza de la Constitución, donde está Tamboril (Pescadería, 2), un clásico de los pintxos. Por tan sólo 2€, aproximadamente, puedes degustar su especialidad: el pimiento relleno de bacalao. Cerca también de la plaza se encuentran Ganbara (San Jerónimo, 21), en el que puedes pedir el hojaldre de txistorra, La Cepa y La Cuchara de San Telmo (ambos ubicados en la calle 31 de Agosto), reconocidos por las gavillas y el foie con jalea de manzana, respectivamente.

2. Gros y Zurriola: La zona más antigua de la ciudad aún conserva algunos de los locales con más encanto para ir de tapas. Uno de los bares a los que es obligatorio ir es Bergara (General Artetxe, 8) para probar la txalupa, una tapa cocinada con hongos y langostinos, cebolleta, nata y queso rallado. La Garbola (Paseo Colón, 11), con el pintxo de tiburón, y Casa Serna (San Francisco 32), especializado en txipirón a la plancha con puré de castañas, son otros de los establecimientos emblemáticos de la ciudad.

3. Centro: Propuestas originales e innovadoras también nos ofrecen a diario los bares del centro de la ciudad. Cerca de la Catedral, merece la pena que mencionemos el bar Alex (Larramendi, 10) y su pintxo estrella: la morcilla de txipirón. El Mesón Martín (Elcano, 7) prepara a sus comensales tapas muy diversas como el saquito relleno de una crema con champiñones y bacón, y la trainera, compuesto por jamón ibérico y txipirón y gamba a la plancha.

Comer en París

Otras ciudades para disfrutar de la comida:

Existen diferentes listas de las mejores ciudades para comer y la mayoría están encabezadas por París. Los turistas destacan su fina repostería o sus platos gourmet. Expertos y viajeros coinciden en la capital francesa como la mejor ciudad para comer ya que numerosos restaurantes parisinos cuentan con las famosas estrellas michelín. Roma, Tokio, Barcelona y Ciudad de México también forman parte de estas listas con mejor gastronomía.

La capital italiana sobresale, como no, por uno de sus platos típicos, la pizza, cuya combinación con calabacín se ha convertido en uno de los reclamos de esta histórica ciudad. En cuanto a postres, los sabrosos y cremosos helados de Roma son reconocidos mundialmente y para muchos son los mejores. La capital nipona destaca por el sashimi y el robatayaki. El primero está considerado como uno de los platos más exquisitos de la comida japonesa tradicional – se trata de marisco o pescado cortado muy finamente y acompañado de salsas y aderezos-. El segundo consiste en alimentos frescos asados en una lanza de bambú sobre un carbón especial.

En esta lista también se encuentra Barcelona. La ciudad condal cuenta con numerosos platos que gustan a personas de todas partes como la escalivada, la ensalada de bacalao o el famoso pan con tomate, una de las insignias de la gastronomía catalana. De Ciudad de México destacan los tamales, los platos poblanos o el chocolate y de Madrid destacan las tapas, el cocido o los castizos churros con chocolate.

De tapas por Salamanca

También podemos encontrar en esta lista la ciudad de Salamanca. La universidad y el ambiente universitario de Salamanca es de sobra conocido por todos y un reclamo para visitarla. Pero sin duda las tapas son otro de los reclamos de la ciudad castellana. Alrededor de su famosa Plaza Mayor, bajo los soportales, se encuentran infinidad de locales en los que poder disfrutar de esta tradición tan arraigada en España.

El Café Real es uno de los más concurridos tanto por los salmantinos como por los que están de visita. Aquí la consumición siempre va acompañada de un pincho a elegir por el cliente. Entre las opciones se encuentran las clásicas croquetas, las empanadillas o la deliciosa tortilla de patatas. En frente de él está el Asador Don Mauro, que siempre está lleno. Ambos tienen el mismo propietario, de ahí que también ofrezca un pincho de cortesía. Entre semana puede hacer hasta treinta tipos de tapas, una cantidad que puede llegar a doblarse los fines de semana.

Muy cerca de la Plaza Mayor, en la calle Toro, en un recogido patio, se encuentra el Bar Café de Max. Este local destaca por ser el bar de Castilla y León con la variedad más amplia de morcillas en su carta. El número exacto de morcillas varía según la disponibilidad del mercado y la temporada. Esta es sin duda una opción de tapeo estupenda para los amantes de la morcilla.

Si has pensado en viajar a San sebastián y hacer esta deliciosa ruta de pintxos, te ofrecemos los mejores hoteles para hospedarte. Pincha aquí.

No hay comentarios

Dejar comentario