Venta Anticipada Costas e Islas

Reserva tu plaza ahora por sólo 10 €
No aplicable a tarifas no reembolsables ni a reservas realizadas con menos de 30 días de antelación.
10€ de depósito no reembolsables.

Lisboa es una ciudad turística en la que tienes todo a mano: cultura, patrimonio, ocio e incluso sol y playa, por lo que se convierte en un destino perfecto para pasar unas vacaciones diferentes. Cada vez son más los viajeros que van a descubrir las maravillas de esta ciudad polifacética, donde lo viejo y lo nuevo se combinan para contar su historia y para asombrar a un turista amante del buen ambiente, de los largos paseos y de la excelente gastronomía que nos ofrece.

Interés turístico

Hay un dicho que dice así: "¿Qué es lo que tienes, Lisboa, que me hace ir y volver?"

Las oportunidades que nos ofrece Lisboa son tantas que es probable que te quedes con ganas de más y que, debido a su cercanía, decidas repetir destino en un futuro.

Sus miradores y sus tranvías emblemáticos

Estos son dos de los elementos más conocidos de Lisboa, aparte de sus peculiares aceras empedradas, características de Portugal en su totalidad.Además, la ciudad está repleta de miradores, ya se tate de los balcones o de las azoteas de los monumentos o edificios. Todos ellos son siempre muy concurridos por sus visitantes, especialmente en días soleados, donde dichos miradores se llenan de curiosos apreciando la belleza de Lisboa y su río Tajo desde diferentes perspectivas.

La mayoría son de fácil acceso y están cerca los unos de los otros, aunque un paseo en tranvía es el medio más adecuado para llegar hasta estos miradores. De hecho, muchos turistas aficionados a la fotografía buscan plasmar la imagen perfecta de un tranvía tradicional y la mejor vista desde las alturas.

Gastronomía

Otros de los aspectos más admirados por los turistas es la excelente gastronomía portuguesa. Al igual que en España y en otros países europeos, la cocina portuguesa está valorada como una de las más ricas y sanas del mundo.

Sus restaurantes se especializan en preparar el famoso bacalao de diversas formas, pero la misma Lisboa es la madre de la bifana, un jugoso bocadillo que todo turista debe probar. Además, en todo Portugal son famosos los pasteles de nata, cuyo origen es Belém, un barrio muy famoso de Lisboa. Allí se encuentra la antigua pastelería creadora de este postre, Pastéis de Belém, que siempre encontrarás llena de visitantes y residentes haciendo cola para comprar sus productos.

Lugares para visitar

Lisboa está llena de monumentos, plazas, edificios, parques, museos y otros lugares emblemáticos muy concurridos por los turistas como, por ejemplo, el Parque de Eduardo VII, los monumentos de Belém, el Panteón o el Castillo.

La capital lusa tiene una gran historia a sus espaldas, la cual es la base de por qué la ciudad es como es a día de hoy. Por eso, encontramos, como uno de los barrios más antiguos y supervivientes al gran terremoto de 1775, el barrio de Alfama, uno de los lugares de obligada visita. Callejuelas entramadas, casas antiguas forman la auténtica Lisboa, donde te cruzarás con amables residentes portugueses.

Otro de los barrios antiguos es Barrio Alto, más conocido por su buen ambiente nocturno, por lo que es ideal para visitar durante la noche y para integrarse con las cientos de personas que confluyen por sus calles bajo las guirnaldas de colores que cruzan de balcón a balcón.

Alojamientos

Te hospedes donde te hospedes durante tu estancia en Lisboa, cualquiera de los alojamientos que ofrece Viajes Carrefour estará lleno de encanto, ya sea uno de los hoteles más modernos de la ciudad situado en los barrios nuevos o un alojamiento en un barrio más profundo.

Sol y playa

No nos olvidemos de algo que atrae a muchos visitantes a esta zona de Portugal, y es que este país tiene un tiempo similar al español. En concreto, en el distrito de Lisboa las horas de sol al año abundan y no es de extrañar ver en pleno febrero a gente tomando el sol en sus playas o incluso a orillas del río Tajo.

Si te vas a Lisboa, no olvides que los motivos de la visita tienen más aspectos aparte de los culturales. Así que echa el traje de baño en la maleta y, una vez allí, coge el tren en Cais do Sodré y emprende un trayecto dirección a Cascais. Las paradas en estaciones de sitios de playa son numerosas: Carcavelos, Algés, Estoril, Cascais...

Lo mejor de Lisboa es que, vayas cuando vayas, podrás disfrutar de todo su encanto y sus recursos, incluidas sus playas en pleno invierno.

Sin duda alguna, es una ciudad muy cercana y bien comunicada en la que poder pasar incluso unos días y descubrir todas sus maravillas para poner a prueba el famoso dicho "¿Qué tienes, Lisboa, que me hace ir y volver?". Si a ti también te deja con ganas de ir y volver, no dejes de ponerte en contacto con Viajes Carrefour.

Agencias de Viajes

Icono Agencia Viajes Carrefour

Franquicias

Icono Franquicias Viajes Carrefour

Financiación

Icono Financiación Viajes Carrefour

Guías de Viajes

Icono Guías Viajes Carrefour