La capital de la Costa del Sol es una de las ciudades más turísticas y visitadas de nuestro país. Una ciudad en la podrás disfrutar de actividades para todos los gustos: playa, cultura, patrimonio, compras, museos… Estamos seguros de que tu estancia en la ciudad será inolvidable, te quedarás con ganas de más y desearás volver una y otra vez. No lo dudes más, reserva en uno de los muchos hoteles baratos de Málaga y disfruta de esta magnífica ciudad. Y por si aún no lo tienes claro, te hablamos de 10 cosas que deberías hacer durante tu visita, ¡toma nota!

Alcazaba
Alcazaba – Foto cedida por el Ayuntamiento de Málaga

Conocer la historia en el Teatro Romano y la Alcazaba

Málaga es una ciudad con más de 2.000 años de historia y la mejor manera de conocerla es visitar dos de sus monumentos más antiguos, el Teatro Romano y la Alcazaba. Se encuentran situados uno junto al otro y harán las delicias de los amantes del patrimonio histórico artístico. Son sin duda dos de los principales atractivos de la ciudad, dos auténticas joyas que no debes perderte para conocer más en profundidad su historia.

Teatro y Alcazaba
Teatro y Alcazaba – Foto cedida por el Ayuntamiento de Málaga

Visitar el Museo Picasso

Pablo Picasso es uno de los grandes personajes ilustres que ha dado la ciudad de Málaga. En su museo pueden contemplarse un gran número de obras del artista. Se encuentra en pleno casco urbano, en el Palacio de Buenavista, un lugar en el que el arte, la historia y la arquitectura se juntan dando lugar uno de los museos más importantes de Andalucía. Además, cuando visites Málaga, también puedes visitar otros museos como el Museo Carmen Thyssen, el Museo de Málaga y el Museo Automovilístico.

Recorrer la calle Larios

La calle del Marqués de Larios es uno de los centros neurálgicos de la ciudad. Tan importante, que es considerada la quinta calle comercial más cara de España, solo superada por calles de Madrid y Barcelona. Además, gracias a la arquitectura de los edificios que la flanquean, es una de las calles más elegantes del país. Una calle ideal para pasear, deleitarse con la arquitectura y ¡darse algún capricho!

Calle Larios
Calle Larios – Foto cedida por el Ayuntamiento de Málaga

Conocer “La Manquita”

Así es como se conoce a la Catedral de Málaga. Es otro de los monumentos más importantes de la ciudad. En ella se mezclan dos estilos, el gótico y el renacentista, prevaleciendo este último, dando lugar a una de las obras maestras del Renacimiento en Andalucía. Se le conoce popularmente como “La Manquita” porque una de sus dos torres nunca fue terminada, dando lugar a su característico aspecto.

Catedral
Catedral – Foto cedida por el Ayuntamiento de Málaga

Saborear un espeto de sardinas

Gastronómicamente hablando, no hay nada más típico en Málaga que los espetos de sardinas. La playa del Pedregalejo, situada en el antiguo barrio de pescadores, es el lugar ideal para disfrutar del plato más conocido de la gastronomía malagueña. ¡Para chuparse los dedos!

Espetos - Foto cedida por el Ayuntamiento de Málaga
Espetos – Foto cedida por el Ayuntamiento de Málaga

Darse un baño en la Malagueta

Si el tiempo lo permite, en la playa de la Malagueta podrás disfrutar de un estupendo día de playa y refrescarte dándote un baño en el mar Mediterráneo. Gracias a su excelente ubicación, es uno de los arenales más conocidos y frecuentados de Málaga. Tiene una longitud de 1.200 metros de largo y 45 de ancho. Además, cuenta con todos los servicios necesarios para ser una playa ideal en la que pasar un día en familia.

La Malagueta
La Malagueta – Foto cedida por el Ayuntamiento de Málaga

Hacer la compra y disfrutar de la gastronomía en Atarazanas

Atarazanas, el Mercado Central de Málaga, es un lugar cargado de actividad y vida que no puedes perderte. Un lugar en el que te sentirás parte de la vida malagueña y en la que podrás adquirir excelentes productos. El edificio fue un astillero nazarí, atarazana, que a lo largo de los años ha tenido múltiples funciones, hasta convertirse en mercado. Además de las compras, también es una zona muy popular para tapear y disfrutar de la gastronomía malagueña.

Subir al Castillo de Gibralfaro

Este castillo del siglo XIV fue considerado durante muchos años la fortaleza más inexpugnable de la península. Es muy recomendable visitar su centro de interpretación para conocer su historia al detalle. Hoy en día es uno de los monumentos más visitados de Málaga y un lugar ideal para disfrutar de unas fantásticas vistas de la ciudad. ¡Sube y disfruta!

Castillo de Gibralfaro
Castillo de Gibralfaro – Ayuntamiento de Málaga

Pasear por el Muelle Uno

Situado en pleno Puerto de Málaga el Muelle Uno es uno de los lugares más vivos de la ciudad. Un lugar en el que encontrarás una gran comercial, con multitud de tiendas; restaurantes en los que disfrutar de la rica gastronomía malagueña y una gran oferta cultural con exposiciones, historia, música, experiencias… Además, desde Muelle Uno disfrutarás de una de las mejores vistas de la ciudad, ¡no te lo puedes perder!

Ver como se enciende La Farola

La Farola es un faro situado en el Puerto de Málaga, en el extremo del Muelle uno, y uno de los iconos de la ciudad con más de 200 años de historia. Uno de los mejores momentos para visitarla es al atardecer, momento en el que podrás contemplar como su lente va poco a poco iluminándose y preparándose para guiar a los navegantes durante la noche, un momento mágico.

Bonus:

Si completas la lista, tienes tiempo y te quedas con ganas de más, en la provincia de Málaga podrás disfrutar de algunos lugares de gran interés y que también merecen ser visitados, por ejemplo:

-Frigiliana: un pueblo cargado de encanto y considerado uno de los más bonitos de España.

-El Caminito del Rey: una espectacular ruta que nunca olvidarás.

-Ronda: la Ciudad Soñada.

-Nerja: playas, calas y acantilados de ensueño.

… y muchos más.

Después de todo esto, es muy probable que tus dudas se hayan disipado y ya estés deseando visitar esta maravillosa ciudad, ¡estamos seguros de que encantará y disfrutarás muchísimo!

No hay comentarios

Dejar comentario