¿Aerolínea tradicional o low cost?

Cada vez nos resulta más complicado distinguir las aerolíneas tradicionales de las que son low cost. Estas últimas han supuesto todo un cambio a la hora de facilitarnos los viajes, por eso las tradicionales empezaron, a su vez, a realizar otros cambios. Ahora, el turismo está en más alza que nunca.

En la actualidad, según se han ido produciendo cambios entre unas y otras, seguramente te resulte más difícil saber cuándo son aerolíneas low cost y cuándo son las otras. Pero aún se pueden percibir sus distinciones y las ventajas que ambas te ofrecen. ¿Tú cuáles prefieres? ¿Aerolíneas low cost o mejor las tradicionales?

Fíjate en los servicios que ambas ponen a tu disposición

Las aerolíneas low cost a veces compensan su bajo coste con los servicios que ofrecen, como por ejemplo, la comida o la prensa. Si deseas disponer de estos servicios, no van a ser gratuitos. Además de la limitación en el número de bultos que puedes llevar o, en ocasiones, la obligación de facturar de forma online si no quieres costes extras.

Clase turista
Aerolínea Low Cost

La selección de dónde sentarte

Normalmente, la división que conoces de business o primera clase la encontrarás únicamente en las tradicionales. Las aerolíneas low cost no suelen disponer de estos servicios, aunque sí establecen una división de precios por asiento y reservan las primeras filas, a las que podrás optar, si deseas, pagando más por ellas.

También, en las tradicionales, el mayor coste se compensa con que en el avión viaja un menor número de pasajeros. Esto se traduce en que tendrás más espacio para estirar las piernas y más reclinación, incluso si no vas en preferente.

Del mismo modo, las low cost solo permiten que reserves el asiento mediante la facturación online y a veces tienes que pagar por ello.

Ojo con el equipaje que se te va a permitir en tu viaje

Este punto es donde más se están empezando a confundir las aerolíneas de bajo coste con las otras. La mayor parte de las veces, si viajas en ellas, no podrás facturar nada gratuitamente, teniendo que conformarte con el equipaje de mano.

Igualmente, las tradicionales no suelen ser tan duras a la hora de establecer controles sobre las dimensiones de tu maleta o el peso que lleves en ella y a veces puedes facturar al menos un bulto sin ningún coste extra.

Maleta en la cinta transportadora
Maleta en la cinta transportadora

Las posibilidades en las reservas y de destino

Si viajas con una aerolínea de bajo coste puede que solo tengas la posibilidad de comprar los billetes por Internet. Una aerolínea regular, en cambio, te ofrecerá muchas más posibilidades, incluso el precio adaptado a tus necesidades. Ya que tendrás más canales de búsqueda, como las agencias de viaje.

El análisis entre las aerolíneas tradicionales y las de bajo coste se va haciendo cada vez más complicado en un mundo donde tenemos tantas opciones de viaje, aunque sigue habiendo diferencias. Principalmente son que las primeras apuestan por la comodidad, los servicios y las cortas distancias frente a los diferentes tipos de precio. ¿Tú qué eliges?

No hay comentarios

Dejar comentario