En muchas ocasiones, los enlaces de los vuelos obligan a hacer grandes escalas.En ese caso, antes de aburrirnos, podemos  informarnos de qué hacer en un aeropuerto y conseguir que ese tiempo no sea perdido, sino empleado a nuestro gusto y transformado en unas horas bien aprovechadas, que nos permitan completar nuestro viaje de manera divertida.

¿Por qué no visitar por nuestra cuenta la ciudad donde estamos, aprovechar para conocer sus lugares más representativos o utilizar los recursos que proporciona el propio aeropuerto para pasar un buen rato? Las oportunidades son muchas y seguro que es mejor que permanecer sentados mientras esperamos unas horas a que nuestro vuelo salga hacia nuestro próximo destino. ¿Por qué no divertirnos en el aeropuerto?

Grandes escalas, Sala de espera en terminal aeropuerto
Grandes escalas, Sala de espera en terminal aeropuerto

Vida dentro del aeropuerto

Comencemos por sugerir algunas ideas sobre qué hacer en un aeropuerto, si es que no nos queremos mover de él o no nos interesa salir, por alguna razón. Aunque parezca que son lugares donde la gente entra y sale deprisa, también ofrecen diversas oportunidades de distracción. Sobre todo, aquellos que tienen un gran tráfico internacional y múltiples combinaciones de vuelos. Conviene siempre informarse en la misma agencia.

Podemos aprovechar para comer relajados en algún restaurante de comida típica del país. Otra idea consiste en realizar compras tanto de regalos como de alguna oferta interesante en las tiendas libres de impuestos.

Cada aeropuerto es un mundo

Disponemos de más alternativas. El aeropuerto de Schiphol, en Amsterdam, cuenta con una biblioteca abierta 24 horas; con libros, música y películas muy variadas y abundantes. El Adolfo Suárez-Barajas dispone de dos zonas infantiles donde pasar un buen rato si se viaja con niños. En Dubái podremos relajarnos en la piscina que se encuentra en el mismo recinto, a disposición de los viajeros.

Prácticamente, todos disponen de wifi gratuito y, cada vez más, de conexiones USB para poder conectar ordenadores o tabletas y trabajar o jugar con conexión a Internet. En el aeropuerto de Seúl hay campo de golf, spa y pista de hielo gratuita. En el de Frankfurt, uno de los que tienen más tráfico de Europa, hasta es posible hacer un tour guiado por el propio aeropuerto, con acompañamiento y explicación. Y, ciertamente, merece la pena.

El Changi Airport de Singapur pone a nuestra disposición piscina con jacuzzi y bares con actuaciones en directo, además de un área de descanso zen. También puedes irte en autobús hasta la ciudad si dispones del tiempo suficiente.

Grandes escalas, Aeropuerto Schiphol
Grandes escalas, Aeropuerto Schiphol

Salir del aeropuerto

Otra opción que resulta muy atractiva en las grandes escalas consiste en salir del aeropuerto por nuestra cuenta o cogiendo un autobús que te lleve a ver la ciudad de un modo rápido.

Ciudades en Europa

En Kloten-Zurich, la estación de tren que lleva al centro de la ciudad de Zurich está en los pisos inferiores. Tardas poco más de diez minutos en llegar hasta la estación central. Pasan trenes en los dos sentidos, cada diez minutos, con puntualidad suiza. Desde la estación, bordeando el lago Limmat, se disfruta de un hermoso paseo hasta el impresionante lago con vistas a los Alpes suizos. Bajar por una orilla y subir por la otra proporcionan una idea de la ciudad más turística. Incluso existe la posibilidad de montar en barco por el lago, con varios horarios y duraciones. El trolebús clásico te ofrece una visita por la ciudad de unas dos horas.

El aeropuerto de Frankfurt se encuentra a unos doce kilómetros de la ciudad. El tren tarda entre diez y quince minutos en llegar. Una vez en la ciudad, una buena opción es tomar el Ebbelwei-Express, que hace un recorrido de una hora por el centro turístico. Pero también merece la pena un paseo tranquilo por Römerberg, el casco antiguo, y tomarse una cerveza disfrutando de la peculiar arquitectura de la plaza o al lado del rio.

Desde el aeropuerto de Schiphol, tardas unos veinte minutos hasta la estación central de Ámsterdam. Desde ella, llegas enseguida al Barrio Rojo; y, callejeando y cruzando canales, hasta el centro, poco después.

Grandes escalas, Lago Limmat en Zurich
Grandes escalas, Lago Limmat en Zurich

Alquilar bicicletas significa integrarse en la ciudad utilizando el medio de transporte más popular de Ámsterdam. Otra posibilidad muy interesante consiste en realizar un crucero por los canales de la Venecia del Norte. Hay diversos horarios y compañías. Para los amantes del arte, se impone una visita al Museo Van Gogh.

Lugares en Estados Unidos

En Los Ángeles se organizan tours guiados que recogen y devuelven en el mismo punto y visitan, en unas dos horas, Los Ángeles, Beverly Hills y Hollywood, mostrando las villas y casas de las estrellas del cine y de la música.

Otro de los lugares más transitados de los Estados Unidos es el Aeropuerto de Salt Lake City. Muchos vuelos transcontinentales hacen escala allí. Por cortesía de los mormones, que son la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días, se ofrece un tour, que pasa por el Temple Square. En los mostradores de información hay folletos de las diversas posibilidades para poderlo contratar desde allí mismo.

Por todo el mundo

En Estambul existe un conocido tour llamado Touristanbul, que recorre la parte más emblemática de la ciudad, pasando por la Mezquita Azul o el Palacio Topkapi. La recepción está en el hall internacional de llegadas.

Otro aeropuerto que ofrece tours por la ciudad es el de Tokio, una ciudad con muchas posibilidades pero de la que puedes impregnarte de toda su esencia en tan solo unas horas que permanecerás allí. También se accede fácilmente en tren a los centros comerciales.

Grandes escalas, Paseo de de cebra Shinjuku en Tokyo
Grandes escalas, Paseo de de cebra Shinjuku en Tokyo

En Singapur mucha gente prefiere quedarse en el recinto, ya que te ofrece todo tipo de atracciones: salas de juegos, tiendas, restaurantes, jardín de mariposas, masajes… Si, aun así, nos decidimos a visitar Singapur también se pueden contratar diferentes excursiones a la ciudad que varían en tiempo, horario y visitas.

En conclusión, para las grandes escalas, has de conseguir información y planteártelas como un tiempo que se puede aprovechar y disfrutar tanto dentro como fuera del aeropuerto. Además de estas ideas, otras propuestas originales e interesantes esperan a quienes quieran sacar el máximo partido a esa espera.

No hay comentarios

Dejar comentario