Llegan las vacaciones o la hora de programar el periodo vacacional y una de las cosas que más preocupa es, además del síndrome posvacacional, el temido sobrepeso o los kilos de más con los que podemos volver. Claro, a menos que sigamos una dieta en vacaciones, sin que esto suponga tener que pasar hambre.  

De hecho comer bien en vacaciones es lo ideal cuando disponemos de más tiempo, lo que supone que podemos llevar a cabo esos millones de propósitos dirigidos a nuestro bienestar como, por ejemplo, andar por la mañana después del desayuno.

El tiempo libre, las buenas temperaturas y el aumento de tiempo disponible, son los tres ingredientes principales para esa dieta con la que controlar un indeseado aumento de peso.

Estar de vacaciones, comer y no engordar en el intento

Sería desde luego una auténtica pena llevar todos los meses de atrás cuidándonos en esa operación bikini que cada vez comienza antes, para perder todo lo conseguido en unos pocos días. Te damos las claves para que lo consigas:

Dieta vacaciones
Dieta vacaciones

– Beber agua en abundancia es fundamental.

– Tratar de hacer cinco comidas al día para tener tu metabolismo en marcha. Una manera de conseguir hacer estas comidas es conservar alguna pieza de fruta del desayuno para media mañana o media tarde.

Será importante hacer estas cinco comidas procurando no pasarnos. Un buen truco si estás de bufé es comer de todo en la comida central y en el desayuno, procurando no pasar de uno plato llano grande. Es decir, podrás picar de todo lo haya en el bufé pero sin pasar de esa cantidad. El esfuerzo merecerá la pena.

– Si te pasas en la comida será buena idea cortarse en la cena. No se trata de no cenar, se trata de optar por pescados o carnes a la plancha para que esa última comida del día, especialmente la de la noche será más frugal.

Hacer algo de deporte, uno de los consejos para no engordar en vacaciones

Importante siempre no solo en verano, hacer lago de deporte durante los días de descanso. Un momento perfecto para dar paseos después del desayuno y después de la cena. Trata de andar al menos 40 minutos al día.

Dieta vacaciones
Dieta vacaciones

Otra de las ventajas de las vacaciones es que en la mayoría de los hospedajes existen instalaciones deportivas. Atrévete con alguna de ellas. No obstante, si vas a un destino de playa o a un complejo con piscinas, la natación es uno de los ejercicios con los que más calorías podrás quemar.

No temas a la hora de la diversión, la moderación será la clave

Llegados hasta aquí es importante insistir en que los consejos para no engordar en vacaciones no son para perder peso. Será una gran meta no coger un solo kilo. Dicho esto, no se trata de que te pierdas ni un minuto de diversión en tus vacaciones, sino de que apliques la moderación a las horas de las comidas.

Come helados, date caprichos y tómate algo pero, no olvides que la mejor dieta en vacaciones es la moderación. Buen apetito y buen viaje.

No hay comentarios

Dejar comentario