Housesitting: la nueva tendencia para los que viven viajando

Viajar es uno de los mayores placeres que puedes tener en el mundo. No solamente te abre la mente a nuevas culturas, sino que además te ofrece momentos que no podrás olvidar jamás. Cada vez son más las personas que quieren vivir viajando y que así lo hacen. A continuación, te vamos a hablar de cómo funciona el housesitting, una tendencia que sin ninguna duda está revolucionando las maneras de viajar.

Formas de viajar sin gastar mucho

Existen muchas formas de viajar sin gastar mucho dinero. En los últimos años han surgido tendencias de alojamiento que antes hubiesen sido inconcebibles. Las múltiples empresas que ofrecen servicios para poner en contacto propietarios de viviendas con turistas han hecho de nuestras vacaciones algo mucho más cómodo.

Joven viajero
Joven viajero

Hay quienes no conciben ya los viajes alojándose en hoteles. Y en este marco de tendencias para viajar ha aparecido algo llamado housesitting que está triunfando como método de alojamiento económico. Suena a sentarte en una casa, pero no tiene nada que ver. Veamos qué es exactamente.

Qué es el ‘housesitting’

El housesitting es una tendencia de viajes que ha cogido mucha fuerza en los últimos tiempos. ¿Por qué se ha hecho tan popular? Porque hace que viajeros como tú gasten mucho menos en sus alojamientos. Claro, todo tiene que tener una condición, y en este caso es que cuides una casa vacía.

Cada vez son más las personas que deciden poner sus casas desocupadas en alquiler para ganar un dinero y tener a alguien que la cuide en su ausencia. También ocurre en muchas ocasiones que personas que hacen viajes muy largos y tienen mascotas necesitan a alguien que las cuide durante ese tiempo.

Es ahí donde entran las plataformas de housesitting: poniendo en contacto a propietarios de viviendas vacías con viajeros que quieren ahorrar al máximo y no les importa hacer algunas labores, a cambio de un alojamiento muy barato.

Ventajas y desventajas de viajar haciendo ‘housesitting’

Este tipo de alojamiento tiene sus grandes ventajas. Sin embargo, no todo es positivo, siempre hay algunos puntos que tener en cuenta antes de lanzarte a utilizar este método.

Las ventajas más importantes de esta tendencia son:

– El alojamiento es mucho más económico.

– Conoces a personas del lugar que visitas y puedes aprender mucho de su cultura.

– Es cómodo quedarse en una casa entera.

– Ayudas a otra persona que necesita alguien que cuide su hogar mientras está ausente.

– Permite a los propietarios de animales irse de vacaciones y librarse de la decisión de a qué familiar o amigo dejarle el perro o el gato mientras tanto.

Mochilero al pie de la montaña
Mochilero al pie de la montaña

Las desventajas son más bien circunstanciales:

– Si te toca una persona que te recibe en su hogar y no es muy agradable o tiene muchas manías, puede ser un problema. Por eso, debes ir con la mentalidad abierta.

– En caso de que te toque una vivienda con mascotas puede ser una desventaja si eres alérgico o no te gustan los animales.

– Sin duda, es una gran responsabilidad quedarte a cargo de algo ajeno.

Esperamos que te haya gustado este post sobre cómo funciona el housesitting. ¿Te animas a probarlo?

No hay comentarios

Dejar comentario