Este verano sí: viaja con los niños sin tener ganas de volver a casa el primer día

La llegada del verano es más que inminente y probablemente ya hayas pensado en tus próximas y cercanas vacaciones. Sin embargo, si tienes hijos, es posible que viajar con los niños no te inspire precisamente nada que se parezca al relax o al descanso. No obstante, de ser así, vamos a hacerte entender que no estás en lo cierto y que unas vacaciones en familia no tienen por qué ser un motivo de estrés.

Disfrutar de unas vacaciones en familia es posible

Tal vez no en todos los casos sea así, pero cuando nos planteamos un viaje con niños, generalmente suele venirnos a la mente cualquier término menos tranquilidad. Quizás incluso en algunas ocasiones te hayas preguntado cómo ir de vacaciones con tus peques sin desear la vuelta a casa el primer día. Pero estamos aquí para desmontar ese mito y darte algunos consejos para que estas vacaciones sean de 10, y con niños.

– El lugar de destino y alojamiento

Es importante que tengas en cuenta que viajas con peques y que la elección del lugar que vais a visitar es lo que principalmente hará posible que tus vacaciones sean o no un éxito. Elige entornos turísticos pensados para las familias y cuida también que el alojamiento esté adecuado para los más pequeños con todo lo necesario para su día a día. Vigila que haya estancias e instalaciones de calidad por su seguridad y para un final feliz, así como para su uso y disfrute merecido.

Niños contentos en la playa
Niños contentos en la playa

– Haz partícipes a los más peques desde los preparativos

También es primordial que los involucres tanto a la hora de planificar el viaje como durante las vacaciones. Esto supondrá para ellos una motivación extra que los mantendrá predispuestos a divertirse en familia, lo cual hará que el viaje sea muy agradable y reine la armonía.

– El trayecto

Si vas en coche, procura hacer trayectos cortos y bastantes paradas cada cierto tiempo. Es uno de los momentos más temidos y críticos tanto para los niños como para nosotros, que tememos escuchar esa pregunta que se repite una y otra vez: ¿cuánto falta?

– La maleta

Asegúrate de incluir en la maleta todo lo que tu pequeño pueda necesitar durante las esperadas vacaciones para total tranquilidad de la familia. Es necesario que se tenga previsión a este respecto, así que no olvides, por ejemplo, la crema solar, el botiquín de curas, el antimosquitos, los analgésicos o su peluche favorito. Te evitarás más de un dolor de cabeza.

Madre e hija preparando maleta
Madre e hija preparando maleta

– No olvides que estáis de vacaciones

Aprovechad para salir de la rutina junto a los más peques, eso sí, siempre cuidando que su alimentación sea completa, así como su descanso. No obstante, permítele y permítete el lujo de salir de la rutina y comer eso que a diario no le permites que coma o trasnochar algo más de la cuenta, por ejemplo. Es muy necesario tener presente que estáis de vacaciones para disfrutar.

Como ves, viajar con los niños no tiene por qué ser un suplicio. Solo es necesario ser consciente de las circunstancias y relajarse en familia y todo irá sobre ruedas estas vacaciones.

No hay comentarios

Dejar comentario